ARQUEOASTRONOMÍA

•22 septiembre 2009 • 2 comentarios

BIENVENIDO GIF

Jorge Mier Hoffman, investigador de la ARQUEOASTRONOMÍA y de las culturas precolombinas, en especial en la Civilización Maya, génesis del desarrollo científico y tecnológico de la humanidad

Galaxias-04

copernico

La Teoría Heliocéntrica formulada en el siglo XVI por Nicolás Copérnico decía que no era el Sol quien giraba alrededor de la Tierra sino al contrario. Con anterioridad, se seguía la Teoría de Ptomoeo según la cual la Tierra era el centro (Teoría Geocéntrica). Copérnico tuvo problemas con la Iglesia al negarle a la Tierra ser el centro del universo. Según él, la Tierra y los planetas describían orbitas circulares alrededor del Sol, lo que después se descubrió no era cierto sino que esas orbitas eran elípticas (la elipse no tiene la perfección del círculo sino que es más alargada). Finalmente, no conocía Copérnico las existencia de las galaxias y su movimiento ya que en su época poco y nada se sabía de las estrellas ya que ni siquiera se había inventado el telescopio rudimentario obra de Galileo Galilei en el siglo XVII. Pero sin embargo, Copérnico, con esta teoría, fundamentó las bases de la ARQUEOASTRONOMÍA cuando Sthepens Hawking hizo la siguiente reflexión:

Ante la pregunta “Cree usted en Dios”… Stephen Hawking respondió: Me gustaría saber quiénes son capaces de imaginar que todo el inmenso universo este ahí únicamente para el disfrute de los seres humanos, como si fuéramos lo más grande del sistema de la vida, eso es pensar de forma geocéntrica y no creo que ningún hombre científico que se precie de serlo, pueda imaginar semejante idiotez.

Si la Vía Láctea tiene calculadas unas 150 mil millones de estrellas y en el universo visible a nuestros telescopios (menos del 0,1%) se calculan otras 150 mil millones de galaxias, esto nos da la cifra astronómica de estrellas existentes de 22 mil quinientos trillones de estrellas (22.500.000.000.000.000.000.000)… y ni imaginamos que hay más allá del universo invisible que debe ser mayor al del 99,9%. Por lo tanto pensar que entre tantas estrellas podamos ser los únicos en el universo es algo tan absurdo como creer en Dios.

Y frente al reto imposible de hallar las respuestas a tantos enigmas y misterios que nos rodean, pero con la inteligencia de dejar a un lado el misticismo religioso que nos dice acomodaticiamente que “todo es obra de Dios”, penetraremos en el campo invisible de la ciencia, donde hallaremos las claves para la comprensión y el conocimiento, cuyos temas se engloban en una sola especificidad científica: ARQUEOASTRONOMÍA

QUÉ ES LA ARQUEOASTRONOMÍA..?

Desde un punto de vista metodológico, yo la defino como la ciencia del absurdo, porque significa apartarse de los conceptos tradicionales, para interpretar los enigmas y misterios que no han sido develados por los métodos científicos, y cuyos postulados han sido expuestos por los sabios de la historia, para constituir una herencia intelectual que se transmite de generación en generación, de manera irreverente, para así adoctrinar a los genios de las academias, donde se educan a los filósofos y científicos responsables de dar respuestas a las interrogantes que reclama la humanidad. Por lo tanto, la ARQUEOASTRONOMÍA requiere de la sabiduría del investigados para descontaminarse de todo lo aprendido mediante los métodos convencionales, y abrir su mente para conectarse, mediante su instinto llamado también “sexto sentido”, con la sabiduría y el conocimiento que ha puesto a la disposición el Gran Arquitecto del Universo con su firma personal.

ojo 6

Desde un punto de vista conceptual, la ARQUEOASTRONOMÍA es la búsqueda de la verdad en todos los géneros de la vida y la infinitud del Universo. Es encontrar las respuestas a todo lo que estimula a cada uno de nuestros cinco sentidos. Es mirar nuestro entorno, no con la convicción teológica de la fe, como obra de un Dios Omnipotente, sino con la curiosidad analítica de un científico que se empeña en descubrir un Universo que se abre ante sus ojos cada día, y que obliga también a buscar respuestas en la muerte, bajo el principio cósmico “de la conservación de la energía” puesto que somos energía de vida y ésta no se destruye sino que se transforma… La ARQUEOASTRONOMÍA es descubrir, con humildad que, no obstante que somos insignificantes en la inmensidad de nuestra Galaxia, somos polvo de las estrellas por ser todos parte de la creación… La ARQUEOASTRONOMÍA es interpretar el macro-universo de las galaxias en sintonía con el micro-universo de nuestras células… En fin… la ARQUEOASTRONOMÍA es no diferenciar entre la fantasía y la realidad, como la  manera de develar lo enigmático y lo sobrenatural, para no caer en la frustración del filósofo Sócrates, un sabio ateniense, hacia el 399 antes de Cristo, quien luego de dedicar su vida al estudio, la reflexión y la investigación de los enigmas de la vida y el cosmos, sentenció:

Mason-emblema 22

Sabias palabras tan ciertas, como las reflexiones de otro gran filósofo argentino que llegó a la Iglesia para reivindicar la fe en una de las tantas instituciones que por siglos secuestró la religiosidad y asesinó a inocentes en nombre de un único Dios que en su fundamentalismo religioso llaman: Yavé, Jehová, Cristo, Alá, Mahoma, Shiva, Krisna o Buda

papa-francisco-mensaje 2

Una demostración de la ARQUEOASTRONOMÍA como la ciencia del absurdo, está en buscar la verdad en la creación del universo, que la COSMOLOGÍA hoy celebra con la teoría del Big Bang o teoría de la “Gran Explosión”, explicada como el inicio de todo lo que conocemos, cuando en algún momento de la “Nada” ocurrió una explosión que dio origen al universo, cuya expansión en el Cosmos fue demostrada por el astrónomo estadounidense Edwin Hubble, en 1929, cuando observó que galaxias más allá de la Vía Láctea se alejaban de nosotros, como si el Universo se expandiera constantemente.

BIG

De acuerdo con la teoría Big Bang, aceptada por todas las Academias de formación intelectual en Astronomía y defendida por el afamado Stephen Hawking, un universo homogéneo lleno de materia ordinaria, podría expandirse indefinidamente o frenar su expansión lentamente, hasta producirse una contracción universal.

Pero sin embargo, esta teoría de “La Nada” que convenientemente apoya la Iglesia Católica, porque no contraviene la “Voluntad de Dios” como el creador del Universo, más que respuestas deja más interrogantes:

PRIMERO: No es verdad que no existía la “Nada”, ya que tenía que haber una materia oscura, como la que percibimos en el Universo, para que la “Partícula de Dios” tuviera un medio dónde expandirse. De hecho, si las galaxias aún se alejan es porque existe un espacio que, previamente, fue colocado allí para que los astros pudieran viajar, lo cual lleva a la conclusión que el Cosmos y su “Materia Oscura” es mucho más antiguo que la “Partícula de Dios” que en algún momento hizo explosión, lo cual conlleva a otra pregunta aún más inquietante en el saber científico de buscar respuestas: ¿Qué es esa zona oscura que ocupa el 90% del universo? ¿De qué está formado ese océano oscuro incomprensible para la ciencia donde nadan las galaxias? ¿Quién creó esa materia oscura y para qué? Son interrogantes sobre la “Materia Oscura” de la que poco se habla porque se desconoce su naturaleza, pero que obligan a la siguiente reflexión: Si concluimos que todo en el universo está conformado por átomos y materia, significa que todo en el universo tiene la misma composición… Entonces: ¿Por qué nuestros instrumentos no pueden descifra la composición de la “Materia Oscura”? En síntesis: ¿Qué es la “Materia Oscura”? y así sucesivamente en un sin fin de interrogantes que nos llevarán al laberinto infinito “del principio del fin” como la frustración del sabio ateniense cuando dijo: “Solo sé que no se nada”

SEGUNDO: Si existió una “Partícula” que hizo explosión, significa que surgió de algún lugar, y por lo tanto fue un acontecimiento posterior y no el inició de la creación. Además esta teoría del Big Bang generar muchas más interrogantes que respuestas: Quién la creó..? Cómo se creó..? Para qué se creó..? y si llegamos a la conclusión de que necesariamente alguien la creó, para beneplácito de las corrientes teológicas, entonces surgen más interrogantes: Quién creó a ese creador de la “partícula”..? y así sucesivamente en un sin fin de interrogantes que nos llevarán al laberinto infinito “del principio del fin” como la frustración del sabio ateniense cuando dijo: “Solo sé que no se nada”

TERCERO: Si llegáramos a dar respuestas todas las interrogantes anteriores, entonces surge una interrogante aún más inexplicable: Cómo una partícula infinitamente pequeña, aún más pequeña que un átomo, fue capaz de reproducir toda la infinita materia que contiene el Universo..? De dónde salieron todos los átomos que conforman toda la materia que alimenta miles y miles de millones de millones de galaxias..? En fin… ¿De dónde salió todo lo que vemos y no vemos en el Universo..? Necesariamente tendremos que concluir, como rezan las religiones, que salió de la nada..! como la obra de Dios… Y con esa simple respuesta, volver a la pregunta inicial: Quién creó a Dios”..? y así sucesivamente en un sin fin de interrogantes de quién creó a quién, en la frustración de no alcanzar el laberinto infinito “del principio del fin“, y responder como el sabio ateniense cuando dijo: “Solo sé que no se nada”

“Es el principio del fin que nos lleva siempre al mismo punto de partida”

Como se puede analizar, en sólo estas tres incógnitas de la creación, sin ser un experto en astrofísica ni en la física cuántica, la búsqueda de la verdad pasa por desechar las enseñanzas académicas, para convertirnos en irreverente de los postulados tradicionales, y buscar la verdad en el Gran Arquitecto del Universo que colocó, en el umbral de nuestras neuronas cerebrales como ese otro universo infinito que llevamos sobre nuestros hombros, las respuestas a cada una de nuestras interrogantes, como dijo el guro de la India Sai Baba: Dios eres tú y tú eres Dios

dios 6

Una respuesta simple para una sabiduría tan compleja, como la infinitud del Cosmos que solamente podemos interpretar, si nos desligamos, por algunos minutos, de las corriente teológicas, que nos atan convenientemente para dar respuestas en la “voluntad de un Dios” omnipotente, para conectarnos con nuestro yo interior, a través de la meditación, cuando podemos navegar en ese inmenso océanos de la materia oscura, que ocupa nuestros pensamientos, para ver, en la soledad de nuestra respiración y el silencio de nuestros pensamientos, el crecimiento constante de las galaxias que, como peces en el mar, nadan en la infinitud del tiempo.

Reflexiones filosófica de JORGE MIER HOFFMAN

balance

Sagan

EXISTE LA NADA..?

BIENVENIDOS A LA ARQUEOASTRONOMIA

Bienvenidos al BLOG mas completo de los misterios y enigmas del universo. Se trata de la ARQUEOASTRONOMÍA, como la ciencia más completa de todas las especialidades académicas creadas por el hombre, puesto que la ARQUEOASTRONOMÍA estudia todo lo relacionado con los enigmas y misterios del Cosmos. Los misterios de la creación son otro de los aspectos que investiga la ARQUEOASTRONOMÍA, y por consiguiente constituyen fuentes inagotables de investigación: la vida, la muerte y los fenómenos astronómicos. Nada escapa al estudio de la ARQUEOASTRONOMÍA, ni siquiera la religión, siendo la Física Cuántica una rama científica de la ARQUEOASTRONOMÍA para develar los misterios del universo. Vivimos en un mundo donde todo es desconocido y nada es igual como lo percibimos. El pasado y el futuro son dos vectores que nos conectan con un presente virtual, que no podemos percibir por constituir un momento infinitesimal, que sólo puede ser calculado matemáticamente. De allí la sentencia de un genio de la física como los fue el científico alemán Albert Einstein, con su teoría de la Relatividad:

Einstein

“Todo aquel que esta SERIAMENTE COMPROMETIDO CON EL CULTIVO DE LA CIENCIA, llega a convencerse de que en todas las leyes, del universo, esta manifiesto un espíritu infinitamente superior al hombre, y ante el cual, nosotros, con nuestros poderes debemos sentirnos humildes” Albert Einstein

ARQUEOASTRONOMIA

La ARQUEOASTRONOMÍA estudia también los yacimientos arqueológicos relacionados con el estudio de la astronomía y las culturas antiguas. También profundiza el grado de conocimientos astronómicos poseído y los instrumentos utilizados por los diferentes pueblos antiguos. Uno de los aspectos de esta disciplina científica es el estudio del registro histórico de conocimientos astronómicos anterior al desarrollo de la moderna astronomía, sobre todo lo relacionado con la vida en el universo y la visita de seres del espacio que colaboraron en el conocimiento tecnológico de antiguas civilizaciones que habitaron la Tierra.

Luis Arochi, incansable investigador de la ARQUEOASTRONOMÍA, escritor y articulista de las culturas precolombinas. Luis Arochi dio a conocer, con su Libro “La Pirámide de Kukulcán”, el fenómeno de Luz y Sombra que se sucede en los equinoccio, sobre esta pirámide de Chichén Itzá, descubrimiento que le valió, a este majestuosos centro arqueológico de Yucatán, ser designado como la “Séptima Maravilla del Mundo Moderno“. Luis Arochi, mi compadre, fue la persona que me inició en el estudio y la investigación de la ARQUEOASTRONOMÍA, que daba sus primeros pasos con destacados escritores como Erich von Däniken y su Libro “Recuerdos del Futuro”… Es por ello, que a Luis Arochi dedico este Blog que profundiza en los Enigmas y Misterios del Cosmos

Jorge Mier Hoffman

Homenaje a Luis Arochi

luis png

Mi Compadre Luis Arochi y su inmenso aporte a la humanidad, al dar a conocer al mundo el efecto de Luz y Sombra que se forma, sorprendentemente, sobre una de las caras de la pirámide de Kukulcán en Chichén Itzá, lo cual le valió a este Centro Ceremonial Maya, ubicado en Yucatán – México, ser ovacionado por el mundo contemporáneo como una de las Siete Maravillas de Mundo Moderno. Dedicatoria de Luis Arochi en su libro para su ahijado Jorge Antonio Mier Medina.

La ARQUEOASTRONOMÍA es una disciplina científica, que combina herramientas metodológicas y métodos de análisis de la astronomía y la arqueología, estudiando las evidencias históricas de las diversas culturas humanas en busca de reconstruir la génesis de importantes civilizaciones que dejaron en el planeta huellas de su existencia, de lo cual nosotros hoy en día somos su herencia cultural; ya que los humanos somos el resultado de una clonación extraterrestre, un experimento científico, un accidente interestelar, o un efecto del azar, cuando genes de las estrellas llegaron a la tierra en algún asteroide o cometa que impactó en el planeta, cuyas cicatrices, de estas colisiones, encontramos en todo el planeta.

CarlSagan_20080903-browse

Carl Edward Sagan, fiel exponente de la ARQUEOASTRONOMÍA y la existencia de las civilizaciones de las estrellas, de donde deviene la raza humana

Así como existen las especialidades de Arqueología y Antropología para buscar el pasado de la humanidad, existe la Astronomía, como una especialidad científica que busca sus orígenes en el Cosmos, donde astrofísicos como Carl Sagan, compartían la tesis de que el gen de la evolución llegó desde el espacio, y el hombre es el resultado de una génesis cósmica que sucedió en los albores de la evolución del planeta tierra… Teoría que encuentra cada vez más pruebas en la reminiscencia de las metrópolis antiguas que emergen con los descubrimientos arqueológicos.

estrella

Para algunos seguidores de esta tesis del cosmos, ello sucedió por la visita de extraterrestres que dejaron sus huellas en el planeta, y sólo así se explican rastros arqueológicos inexplicables diseminados en muchos rincones del planeta: Nazca, Teotihuacan, Pisco, Chan Chan, Tiahuanaco, Gizeh, Angkhor, Stonehenge, Palenque, Nan Madol, Chichen Itzá, Tikal, Uxmal, Copán, Qurigua, El Mirador, Pascua y un sin fin de ciudades de piedra selpultadas en el enigma de una civilización desconocida, como el caso de Cuicuilco, en la altiplanicie de Ciudad de México D.F, donde la visita de hombres del espacio forman parte de la tradición que ha sobrevivido a la erupción del Xitle que sepultó la ciudad hace 40 mil años, y que fue corroborado por la experiencia del Dr. Cummings cuando visitó en lugar en 1922, tal cual se recoge en el artículo contenido en el enlace “Enigmas y Misterios“.

Para mis consecuentes Cibernautas, pero sobre todo, a los furibundos detractores engreídos de sabiduría chovinista… en fin… a todos: amigos, no amigos, conocidos o desconocidos, les invito a ver este vídeo que nos envía un viajero del espacio, que en nombre de la humanidad se aleja de nuestro Sistema Solar… y que nos hace reflexionar sobre la miseria humana… y lo efímero de nuestro existencialismo… Véanlo y reflexionen….

Tres décadas después de que las sondas gemelas Voyager partiesen desde la Tierra para visitar los planetas exteriores del Sistema Solar, la histórica misión continúa su marcha en una carrera fuera del Sistema Solar

voyager

Durante los primeros 12 años de su misión, las Voyager realizaron intensivos estudios de Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, vistando la primera de ellas los dos primeros planetas y su compañera todos ellos. Mientras los científicos celebran los 25 años de misión de estos vehículos, esperan que al menos uno de ellos pueda escapar de la influencia de viento solar y adentrarse en el espacio interestelar antes de que sus baterías nucleares se hayan agotado. En este momento, la Voyager 1 es la sonda espacial más lejana a la Tierra, situada a una distancia de 85 Unidades Astronómicas. Su gemela, la Voyager 2, se halla a 68 U.A.

Tras 25 años de trabajo, ambos vehículos permanecen con buena salud, lo cual puede considerarse un hito en la exploración planetaria, ya que cuando fueron lanzados en 1977 nadie sabía cuánto podrían durar estas sondas

Carl Sagan: Considera Nuevamente ese Punto Azul Pálido

De hecho, los planes originales contemplaban el lanzamiento de cuatro sondas Voyager para explorar todo el Sistema Solar exterior (incluido Plutón), pero los problemas presupuestarios obligaron a reducir a la mitad el número de sondas y a centrarse inicialmente en el estudio de los planetas Júpiter y Saturno. Aunque en un principio iban a recibir el nombre de “Mariner Jupiter/Saturn 1977”, posteriormente serían bautizadas con su nombre actual. La misión había sido diseñada para aprovecharse de un alineamiento planetario que tendría lugar a finales de los años ’70 y ’80 que podría permitir un viaje a cuatro planetas empleando una cantidad de combustible muy baja y un tiempo mínimo de vuelo. Esta “situación geométrica” de Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, que tiene lugar cada 175 años, permite a una sonda seguir una trayectoria determinada que le haga impulsarse de un planeta a otro sin necesidad de sistemas de propulsión grandes o complejos. El sobrevuelo de cada planeta modifica la trayectoria de la sonda y le añade un impulso que permite llevarla a su próximo destino. Gracias a esta técnica de “asistencia gravitacional” -demostrada por primera vez en la misión del Mariner 10 hacia Venus y Mercurio (1973-74)- el tiempo de vuelo hacia Neptuno se redujo de 30 años a 12. Aunque la NASA/JPL creía viable la misión a los cuatro planetas gigantes, consideró que el presupuesto necesario para transportar la sonda y el instrumental a grandes distancias era muy alto y que la misión podía resultar bastante arriesgada, razón por la cual sólo se asignó un presupuesto inicial para los sobrevuelos de Júpiter y Saturno. Se estudiaron más de 10.000 trayectorias antes de elegir las dos que llevarían a las Voyager a las cercanías de Júpiter y de su luna Io y a las proximidades de Saturno y de su satélite Titán. En el caso de la Voyager 1, su acercamiento a Titán y a la parte inferior de los anillos de Saturno la obligó a tomar el camino en dirección hacia el norte del plano de la eclíptica, impidiéndole visitar más planetas. La trayectoria elegida para la Voyager 2 también ofrecía la posibilidad de continuar hacia Urano y Neptuno, así que una vez estudiado Saturno y viendo que la sonda gozaba de buena salud, la NASA ofreció presupuesto adicional para Urano y posteriormente para Neptuno.

A continuación, fotografías de nuestro planeta obtenidas durante la misión Voyager. La toma muestra nuestro planeta desde más allá de la órbita de Plutón

voyager tierra

Cuando en 1977 la NASA envió la misión del Voyager 2 y se disponía a salir del Sistema Solar, giró para tomar una última foto de la Tierra, la cual apareció a 4.500 millones de kilómetros como un pálido punto azul

voyager tierra 2

“Tuvimos éxito en tomar esta fotografía, y al verla, ves un punto. Eso es aquí. Eso es casa. Eso es nosotros. Sobre él, todo aquel que amas, todo aquel que conoces, todo aquel del que has oído hablar, cada ser humano que existió, vivió sus vidas. La suma de nuestra alegría y sufrimiento, miles de confiadas religiones, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de la civilización, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada esperanzado niño, inventor y explorador, cada maestro de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie vivió ahí – en una mota de polvo suspendida en un rayo de luz del sol.

La Tierra es un muy pequeño escenario en una vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades visitadas por los habitantes de una esquina de ese pixel para los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina; lo frecuente de sus incomprensiones, lo ávidos de matarse unos a otros, lo ferviente de su odio. Nuestras posturas, nuestra imaginada auto-importancia, la ilusión de que tenemos una posición privilegiada en el Universo, son desafiadas por este punto de luz pálida.

Nuestro planeta es una mota solitaria de luz en la gran envolvente oscuridad cósmica. En nuestra oscuridad, en toda esta vastedad, no hay ni un indicio de que la ayuda llegará desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos”

Carl Sagan

180806jup2

La Voyager 1 se desplaza hacia la heliopausa a una velocidad de 1.6 millones de kilómetros cada día. Aunque parezca un desplazamiento rápido, aún falta bastante tiempo para alcanzar ésta. Los responsables de la misión han calculado que sus baterías nucleares todavía podrían hallarse en aceptable funcionamiento en el año 2020. De este modo, alcanzar la heliopausa antes de esta fecha depende de cuán lejos esta frontera se encuentre: las estimaciones recientes dan un tiempo de llegada para la sonda algo dispar: entre 7 y 21 años, debido a que no se conoce el tamaño exacto de la heliopausa. De hecho, la Voyager 1 ya ha comprobado que desde su posición actual el viento solar sufre un frenado debido a los efectos de las partículas interestelares que penetran a través de la heliopausa. Una predicción mucho más precisa de la situación de esta frontera se obtendrá cuando la sonda se encuentre con su zona de choque, el lugar en donde el viento solar comienza a apilarse contra la heliopausa. Se estima que dicho encuentro podría suceder dentro de unos tres años.

De todos modos, sea cual fuere el futuro de estas sondas, las Voyager han ganado un importante puesto en la historia de la exploración espacial gracias a la gran cantidad de estudios que han realizado, el buen número de impresionantes imágenes que nos han mostrado y en definitiva, gracias a la visión de nuestro sistema planetario que nos han ofrecido.

Las Voyager seguirían su camino, y eventualmente llegarían a las cercanías de alguna estrella. Para sacar provecho de ello, algunos científicos, entre los que se encontraban Carl Sagan, decidieron poner a bordo un disco de oro conteniendo un mensaje dirigido a la civilización que eventualmente las encontrase.

mensaje

Estos discos, que recibieron el nombre “Sound of Earth” (“Sonidos de la Tierra”, en español), son discos de gramófono, como los viejos “Long Play”, ya que era la tecnología disponible en la época

El mensaje tardará unos 74.500 años en alcanzar las proximidades de la estrella más cercana a nuestro sistema solar. Incluye una selección de sonidos que pueden oírse en la tierra, como el sonido del viento, las olas, truenos, canto de las ballenas y otros animales. Además se incluyo un saludo grabado en 55 idiomas diferentes, y un mensaje del entonces Secretario General de las Naciones Unidas.

Además se incluyeron a bordo 115 imágenes, más una de calibración, en las que mediante el lenguaje científico se explica la localización del Sistema Solar, cuales son las unidades de medida que empleamos, datos sobre la tierra, el cuerpo humano y la sociedad en general.

Es de suponer que alguna forma de vida avanzada que se tope con una de las Voyager pueda deducir que el disco no forma parte de la estructura o mecanismos de la nave. Sin embargo, no hay garantías de que sepan construir una maquina en la que reproducir los surcos del disco para transformarlos en sonidos, o interpretar las imágenes. Por ejemplo, la de la gimnasta que incluimos en este artículo puede hacerlos pensar que tenemos varios brazos, piernas y cabezas.

De todos modos, y como declaró en su momento el comité científico refiriéndose al disco, “su objetivo principal no es el ser descifrado, sino que el hecho de su simple existencia pone de manifiesto la existencia de los humanos, así como sus esfuerzos por contactar a otras especies inteligentes que pudiesen existir fuera del Sistema Solar”.

El 15 de agosto de 2006 la sonda Voyager 1 alcanzó la distancia de 100 UA (“Unidades Astronómicas”, la distancia de la tierra al Sol), esto es, se encuentra a más de 15.000 millones de km del Sol.

Al disponer de generadores eléctricos nucleares, se supone que sigan enviando datos al menos hasta el 2030. Debido a problemas de presupuesto, en la actualidad la misión está controlada por sólo 10 científicos, y podría ser abandonado en un futuro próximo, dejando a las Voyager seguir su camino sin que haya nadie que las escuche.

985voyager_gold

Desde la tierra hasta el borde del sistema solar, donde se encuentra la sonda Voyer 2, la comunicación tarda más de 12 horas tiempo en que se reciben las imágenes que envía en su ruta espacial

noname

nonamet

nonamer

nonamer3

noname2

Alucinante comparación del tamaño de las Estrellas

Estrellas a escala: VY Canis Majoris VS Sol

La Mejor Comparación de Planetas y Estrellas con la Tierra

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 91 seguidores