ANIMALES – Rarezas y Curiosidades

cDSC_0030rha

Autor del Blog: Jorge Mier Hoffman en Machupicchu

sheep

La única foto conocida de una Quagga, un pariente desaparecido ya de las conocidas Zebras (1870)

¿CALAMAR GIGANTE DE 48 METROS EN PLAYAS DE CALIFORNIA? 10 DE ENERO 2014

¿CANGREJO GIGANTE DE 15 METROS EN INGLATERRA? 14 DE OCTUBRE 2014

RAREZAS DE LA NATURALEZA

Animales-curiosos-peces-que-caminan.jpg

¿Existen peces que caminan? La evolución de las especies y su adaptabilidad conductual o anatómica a los más diversos entornos puede sorprendernos de muchísimas maneras. Si bien podemos encontrar casos muy peculiares que nos dejan boquiabiertos dentro de todos los seres vivos que componen la vida en la Tierra, sin dudas los peces, quizás por estar entre los vertebrados más antiguos que existen, han tenido muchísimo tiempo más para diversificarse y hoy se nos presentan con una increíble diversidad adaptativa que va más allá de la imaginación.

Te voy a presentar a continuación algunos casos muy interesantes de peces que han desarrollado curiosas adaptaciones que les permiten algo muy inusual en este grupo, “caminar” bajo el agua… o fuera de ella.

El extraño pez diablo

Estos peces sin dudas físicamente extraños pertenecen a la familia Ogcocephalidae y también reciben el nombre de peces murciélago. Tienen una amplia distribución geográfica por todos los océanos, aunque prefieren las zonas tropicales, donde habitan en aguas someras, aunque también pueden verse en zonas profundas. Lo más curioso de estos peces es sin dudas la modificación de sus aletas pélvicas y la anal, las cuáles son muy gruesas y se apoyan en el fondo manteniendo el alto al pez y permitiéndoles “caminar” por el fondo en busca de sus presas favoritas, pequeños peces e invertebrados marinos.

Los peces del fango

Los simpáticos “peces del fango” pertenecen a la familia de los góbidos. Los del géneroPeriophtalmus, llamados Saltadores del atlántico, suelen vivir en los manglares y pueden respirar el oxígeno tanto del agua como del aire. Para esto último la evolución los ha dotado con la capacidad de respirar a través de su piel, de la mucosa bucal y de su garganta. Además pueden retener agua mucho tiempo en sus branquias, como si fueran depósitos de oxígeno. Estas adaptaciones, su capacidad de ver perfectamente tanto bajo como sobre el agua, así como un par de aletas pectorales muy musculadas y con fuertes cartílagos, le permiten a este pez salir del agua y pasearse por la tierra húmeda en busca de insectos y demás bichillos que estén a su alcance.

El pez de los Sargazos

Este pez es uno de los reyes del camuflaje en el reino animal. Pertenece a la familia Antennariidae y pueden alcanzar hasta poco más de 20 cm de talla. Suele encontrarse en las masas de algas flotantes que vagan por los océanos, particularmente en los sargazos, a los que se asemeja extraordinariamente gracias a sus apéndices carnosos que pueden tener una coloración idéntica a la de su entorno. Este pez es muy voraz y puede comer presas de su propio tamaño. Sus movimientos suelen ser lentos y emplea sus aletas pélvicas también para desplazarse “caminando” en sustratos poco profundos y rocosos, así como para abrirse paso entre las redes de algas.

Los peces alpinistas

Estos peces de unos 20 cm de largo y muy demandados por el acuarismo, pertenecen a la familia de los anabátidos y tienen una extraordinaria resistencia. Cuando las charcas o riachuelos donde habitan comienzan a secarse o por alguna causa ya no son óptimos para ellos, escapan de estos buscando nuevas oportunidades para sobrevivir. Así, muchas veces en grupos más o menos grandes, salen del agua y apoyándose en sus aletas pectorales y unas proyecciones inferiores en el opérculo de sus agallas, “caminan” por la tierra respirando el aire atmosférico gracias a un órgano laberíntico que poseen. Estas excursiones pueden durar incluso 24 horas, hasta que encuentran un nuevo hogar si logran escapar de los depredadores o la sequedad ambiental.

Especies-muy-raras-los-animales-acuaticos-mas-extra%C3%B1os-1.jpg

Más del 70% de la superficie del planeta Tierra está cubierta de agua. Este impresionante dato es suficiente para despertarnos todo tipo de incógnitas y cuestionarnos acerca de cuánto sabemos realmente sobre la vida en los océanos. Especialmente si nos detenemos a pensar en la enorme cantidad de especies que allí habitan y de las que aún no tenemos conocimiento. ¿Quién sabe desde que tiempos y a qué profundidades exista la vida los abismos de los océanos? Son muchas las interrogantes y jamás podríamos contestarlas en un simple artículo, no obstante, lo que sí haremos hoy es presentarte algunas especies muy raras que sabemos que habitan nuestras aguas. Éstos son algunos de los animales acuáticos más extraños del planeta.

El pez gota: Psychrolutes marcidus

Si tienes entre 15 y 25 años probablemente has visto Pokémon en tu niñez y al ver al pez gota de seguro que lo primero que pensaste fue: un momento, ¡esto es un muk! Pues ya quisieras, pero no, se trata de una de las criaturas acuáticas más extrañas que pueden conocerse: el blobfish o “pez gota”.

Este pez habita las aguas más profundas de las costas de Australia y la isla de Tasmania, pertenece a la familia de los Psychrolutidae y la verdad es que tiene un aspecto bastante asqueroso. Su extraña carne gelatinosa, carente de músculos y huesos, le permite sobrevivir y moverse bajo la presión de entre 600 y 1200 metros bajo la superficie del océano. Este espécimen es tan holgazán como aparenta y apenas se mueve flotando en lo más profundo, buscando seres diminutos para alimentarse.

El tiburón volador: Chlamydoselachus anguineus

De tan peculiar nombre, el tiburón volador se creyó extinto durante muchos años, pero volvió a aparecer en el año 2007, sobre las costas de Japón, razón por la cual también se lo suele llamar “el que volvió de la muerte” y “el fósil viviente”. Debido a sus movimientos tan particulares, parecidos a los de una anguila, también se lo puede encontrar como el tiburón anguila.

Similar a muchas criaturas fantásticas voladoras de las series animadas japonesas, se cree que este extraño y fascinante tiburón vivía entre los 50 y 200 metros de profundidad. Sorprendentemente, también se le ha encontrado hasta a 1570 metros de profundidad y posee una forma muy primitiva. Por estas razones, éste es uno de los animales acuáticos más extraños del mundo. Lamentablemente, el único espécimen que se halló murió poco tiempo después.

Lophiiforme: Melanocetidae

Seamos sinceros, los Lophiiformes son una especie fea pero realmente sorprendente. Se trata de un pez que puede crecer hasta 2 metros de largo y tener un peso de hasta 30 kg, que vive en las más oscuras profundidades del océano, en terrenos fangosos y que posee un método de caza realmente único.

Irónicamente, este pez atrapa a sus presas con una técnica similar a la de la pesca. Posee un pequeño señuelo bioluminiscente que funciona gracias a las bacterias dentro del pez y que brilla en las tinieblas de las profundidades del mar, atrayendo a los peces más pequeños. Cuando estos peces se acercan a la luz, son devorados por el Lophiiforme y sus enormes dientes puntiagudos.

Algo aún mucho más complejo es la forma en la que se reproducen. Los machos viven únicamente como parásitos dentro del cuerpo de la hembra, ya que no pueden vivir por sí solos. El débil aparato digestivo de los Lophiiformes macho los obliga a convertirse en parásitos de las hembras, esto lo logran mediante la segregación de una enzima especial con la que logra adherir sus vasos sanguíneos a los de la hembra y así alimentarse. Con el tiempo, el macho se va atrofiando hasta que en un momento solo vive allí nutriéndose como parásito y esperando el momento adecuado para liberar el semen, cuando la propia sangre de la hembra le indica la presencia de un óvulo para fecundar.

Pez vaca: Lactoria cornuta

El pez vaca es una variedad de pez cofre que se reconoce por su llamativo color amarillo brillante, así como por el par de pequeños cuernos que pueden apreciarse sobre su cabeza. Viven a una profundidad aproximada de 50 metros y es un espécimen verdaderamente mortal.

Frente al peligro, este extraño pez libera una toxina muy peligrosa llamada ostracitoxina, un terrible y único veneno en el reino animal, el cual es similar al de las mareas rojas o al del pepino de mar.

Pez abisal: Chauliodus

Como hemos visto hasta ahora, los peces de las profundidades son los más extraños y los que más llaman la atención. El caso del Chauliodus no es la excepción. Es como un enorme bate de baseball lleno de afilados y enormes dientes. ¿Te imaginas encontrarte con un ser como éste en las profundidades del océano?

Este sorprendente y atemorizador pez posee largas antenas que perciben las vibraciones en la oscuridad del océano y ataca de inmediato, pero esto no es todo, para aumentar su eficacia y ver mejor, sus órganos brillan naturalmente con unos fluidos bioluminiscentes, haciéndolos aún más increíbles.

El calamar vampiro: Vampyroteuthis infernalis

El nombre de este terrorífico calamar es muy adecuado para él. Se trata de un calamar de entre unos 15 y 30 cm de largo que posee una especie de capa que le cubre todo el cuerpo, de colores rojo pálido y negro, que vive en la oscuridad más intensa y en soledad. Es un animal de clasificación muy complicada, ya que se trata de una especie única en el mundo:Vampyromorphida.

Erróneamente se lo clasificó como pulpo, sin embargo se trata de un calamar y por ende posee filamentos sensoriales retráctiles, siendo un verdadero monumento viviente de la filogenética. Utiliza sus extraños filamentos para capturar presas y posee una mandíbula sumamente poderosa que los investigadores aún desconocen para qué tipo de presas utiliza, dado la soledad en la que habita. Logra vivir en condiciones mínimas de oxígeno en el agua, a más de 1000 metros de profundidad.

El increíble cangrejo boxeador

Este interesante animal, también llamado cangrejo pom pom porque recuerda a las populares animadoras deportivas, vive en aguas poco profundas del Mar Rojo y gran parte de las costas del Océano Índico. Presenta una coloración muy llamativa y mide solo unos escasos 3 cm.

Pero es sin dudas su típica simbiosis con las anémonas de los géneros Triactis y Bundeopsis lo que los hace extraordinariamente singulares. Resulta que este cangrejito, de pinzas muy pequeñas y poco funcionales, se las arregla para buscar minuciosamente un par de estas minúsculas anémonas, atrapándolas con sus pinzas y adueñándose rápidamente de ellas. Luego, moviendo de una manera muy característica estos apéndices, explora la columna de agua a su alrededor.

World’s Biggest Animals All Time

 GRANDES CULEBRAS

GIANT SNAKE ON EARTH

El increíble cangrejo pistolero

Animales Asesinos

El misterioso caso del pez artista

El misterio del pez que escupe luz

Hablemos Claro… el pez japones

Animal Más Grande Jamás Grabado En Las Profundidades

Un leopardo mata a un mono y cuando va a devorarlo…..descubre al bebé de su víctima

Las patas con engranajes del Issus coleoptratus

Tortuga Golfina Gigante


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: