COINCIDENCIAS INCREÍBLES

cDSC_0030rha

Autor del Blog: Jorge Mier Hoffman en Machupicchu

Las 10 coincidencias más impresionantes e inexplicables entre personajes históricos

Personajes como Abraham Lincoln, Napoleón, Hitler, el rey Umberto I, Edgard Allan Poe y el actor Anthony Hopkins vivieron las denominadas sincronías, donde sin causa aparente ocurren sorprendentes casualidades.

La llamada sincronicidad puede ser definida como la ocurrencia de coincidencias demasiado significativas, sin causa aparente, que desafían las explicaciones científicas comunes y se sitúan en el terreno sobrenatural. Aquí están algunas de las más famosas:

1) Robert Todd Lincoln presenció los asesinatos de tres presidentes de Estados Unidos: el de su padre Abraham (1865), el de James Garfield (1881) y el de William McKinley (1901).

2) A propósito de Abraham Lincoln, las coincidencias entre la vida de este presidente y el presidente John Kennedy son asombrosas: Lincoln y Kennedy fueron designados congresistas en 1847 y 1947, respectivamente. Lincoln fue elegido presidente en 1860 y, 100 años después, en 1960, lo sería el presidente Kennedy. Ambos medían 1’83 metros y sus apellidos tenían siete letras. Los dos presagiaron sus muertes, las que también fueron vaticinadas por varios videntes. El secretario de Lincoln, apellidado Kennedy, y el de Kennedy, apellidado Lincoln, recomendaron no acudir a los lugares donde morirían. Los dos fueron asesinados un día viernes de un disparo en sus cabezas, delante de sus mujeres; mujeres con las que perdieron un hijo durante su estancia en la Casa Blanca. Booth disparó a Lincoln en el teatro Ford y se refugió en un almacén, mientras que Oswald disparó a Kennedy -que viajaba en un coche Lincoln de la casa Ford- desde un almacén y se ocultó en un teatro. Los nombres completos de sus presuntos asesinos, nacidos en 1839 y 1939, suman quince letras cada uno, eran sureños y fueron asesinados horas después de los asesinatos -sin haber confesado su culpabilidad- por dos vengadores. Los sucesores de los dos presidentes muertos, Andrew Johnson y Lyndon Johnson (nombres de seis letras) eran senadores, demócratas del sur y nacieron, el primero, en 1808 y, el segundo, en 1908.

Anthony Hopkins, protagonista de la coincidencia número 10, en lo que es un caso realmente asombroso

3) En 1900, en Monza, el rey Umberto I de Italia acudió a un restaurante en compañía de su ayudante de campo, Emilio Ponzia-Vaglia. Mientras el dueño del restaurante les tomaba la orden, el monarca al mirarlo se percató que era prácticamente un doble de él mismo, tanto en su rostro como en complexión física. Ambos empezaron a conversar sobre el tema y así se enteraron de otras coincidencias: ambos habían nacido el mismo día y el mismo año (14 de Marzo de 1844), en el mismo pueblo y ambos se habían casado con mujer llamada Margherita. El dueño del restaurante, además, había abierto su negocio el mismo día que Umberto I fue coronado rey. El 29 de julio del mismo año el rey Umberto I fue informado de la misteriosa muerte del dueño del restaurante, en un misterioso accidente en el que un disparo acabó con su vida. Mientras el monarca expresaba sus condolencias, un anarquista de apellido Bresci, apareciendo sorpresivamente de entre la multitud, le disparó, matándolo en el acto.

4) En 1938 el escritor A.J. Talbott publicó una breve comedia llamada “Chez Boguskovsky”, que trataba sobre un ladrón que robaba una pintura del museo del Louvre. Un año más tarde, un ladrón apellidado Boguskovsky robó un cuadro del mismo museo.

5) Las coincidencias entre Napoleón y Adolph Hitler también llaman la atención. Napoleón se hizo con el poder total en 1804, cuando fue coronado como emperador de los franceses, mientras que Hitler lo hizo en 1933, cuando fue nombrado Canciller del Reich alemán. La diferencia entre ambos sucesos fue de 129 años. Napoleón entró con sus tropas en Viena en 1809, tras derrotar a las fuerzas austríacas en la batalla de Wagram, mientras que Hitler y sus tropas hicieron lo mismo en 1938, como consecuencia del Anschluss o anexión de Austria. La diferencia entre ambos sucesos también fue de 129 años. Finalmente, Napoleón inició la invasión de Rusia en 1812, con un contingente de 600 mil hombres, mientras que Hitler lo hizo en 1941, en la denominada Operación “Barbarroja”. La diferencia entre ambas operaciones bélicas también fue de 129 años. Tanto el emperador francés como el Fûhrer germano, por cierto, debido a malas decisiones militares y al implacable invierno ruso, debieron abandonar Rusia completamente derrotados, iniciando de ese modo la cuenta regresiva de sus respectivos regímenes políticos.

6) En su obra llamada “La narración de Arthur Gordon Pym” el famoso escritor norteamericano Edgard Allan Poe refiere como tres marinos, después de un naufragio, matan a un cuarto, llamado Richard Parker, y se lo comen. 50 años después los naúfragos del barco “Mignonette” hicieron lo mismo con un grumete. Este también se llamaba Richard Parker.

7) El 17 de octubre de 1678 murió asesinado el juez de paz inglés Edmund B. Godfrey. Su cuerpo fue encontrado en una zanja de Greenberry Hill, Londres. Las tres personas culpables del homicidio, que fueron posteriormente capturadas por la policía, se apellidaban Green, Berry y Hill.

8) El ciudadano turco Solimán Guresci, después de un matrimonio bastante tormentoso, donde abundaban las discusiones y los malos tratos mutuos, logró divorciarse en 1986. Soltero de nuevo acudió a una agencia de encuentros para hallar a una nueva mujer. La base de datos (con más de 2.000 mujeres) arrojó el nombre de la supuesta candidata perfecta: era el de Nesrin Caglasas, su antigua esposa.

9) El 13 de febrero de 1746 el francés Jean-Marie Dubarry fue ejecutado por haber asesinado a su padre. Exactamente un siglo después un hombre del mismo nombre fue ejecutado por el mismo delito.

10) El laureado y famoso actor galés Anthony Hopkins recibió una propuesta para protagonizar la versión cinematográfica de la novela “La mujer de Petrovka”, del escritor George Feifer. Como no había leído el libro, Hopkins SALIÓ de su casa londinense y tomó el metro para comprarlo en alguna de las numerosas librerías de Charing Cross, pero el resultado fue infructuoso. Frustrado y cansado, decidió regresar a su casa y se adentró en la estación de Leicester Square. Al ir a sentarse en un banco encontró que alguien había dejado abandonado allí un libro, un ejemplar viejo y plagado de anotaciones. Lo tomó y cuando leyó el título casi se fue de bruces. Era “La mujer de Petrovka”. Dos años después, durante el rodaje de la película, Hopkins conoció al mismísimo George Feifer, quien le contó que dos años antes le había prestado a un amigo su ejemplar plagado de anotaciones, pero éste lo había perdido en el metro. Cuando Hopkins le mostró el libro que se había encontrado en el banco, ambos quedaron consternados. Hopkins no sólo había encontrado el libro que buscaba para sí sino que, además, era el mismo ejemplar que se le había perdido al propio autor.

1. Abraham Lincoln y John F. Kennedy

Abraham Lincoln fue elegido para el Congreso en 1846… John Kennedy fue elegido para el Congreso en 1946…Ambos estuvieron comprometidos con los derechos civiles… Sus correspondientes esposas perdieron un hijo mientras vivían en la casa Blanca… Lincoln y Kennedy fueron asesinados un viernes y ambos murieron por disparos en la cabeza… Los dos Presidentes fueron asesinados por hombres nacidos en el Sur… Uno y otro fueron sucedidos por hombres apellidados Johnson… Andrew Johnson, quien sucedió a Lincoln, nació en 1808… Lyndon B. Johnson, quien sucedió a Kennedy, nació en 1908… John Wilkes Booth, quien asesinó a Lincoln y Lee Harvey Oswald, quien asesinó a Kennedy, tenían nombres y apellidos compuestos por 15 letras.

2. Hermanos Con El Mismo Destino Fatal

En 1975, en Bermudas, un hombre fue atropellado y muerto por un taxi al ir en una bicimoto. El hecho ocurrió exactamente un año después que su hermano fue muerto al ir conduciendo la misma bicimoto, por la misma calle y por el mismo taxista, que llevaba el mismo pasajero del accidente anterior.
 

3. Las Torres Gemelas

1) New York City tiene 11 letras.2) Afghanistán tiene 11 letras.3) Ramsin Yuseb (El terrorista que amenazó con destruir las Torres Gemelas en 1993) tiene 11 letras.4) George W Bush tiene 11 letras.
New York es el estado número 11.5) El primer avión que se etrelló contra las Torres Gemelas fué el vuelo número 11.

6) El vuelo número 11 llevaba 92 pasajeros. 9 + 2 = 11

7) El vuelo número 77 también se estrelló contra las Torres Gemelas, y llevaba 65 pasajeros. 6+5 =11

8) La tragedia sucedió el 11 de Septiembre, o mejor dicho 9/11. 9 + 1+ 1 = 11

9) El día es igual al número de emergencia de la policía en Estados Unidos 911. 9 + 1 + 1 = 11.

10) El número total de víctimas dentro de todos los aviones fue de 254. 2+5 + 4 = 11.

11) El 11 de Septiembre es el día 254 del calendario. Otra vez 2 + 5 + 4= 11.

 

4. El Titán y El Titánic

Nadie ha encontrado una teoría aclaratoria sobre los extraordinarios paralelismos entre la novela “Vanidad”, escrita por Morgan Robertson en 1898, acerca del hundimiento de un lujoso trasatlántico llamado “Titán” y los hechos reales que rodearon el naufragio del Titanic, catorce años después. El mes de la tragedia, el número de pasajeros, tripulantes y botes salvavidas, el tonelaje, la magnitud e incluso la velocidad del impacto con el iceberg, son datos prácticamente exactos a los que el autor cuenta en su novela.

5. El Mayor Summerford y El Rayo

Un oficial Británico, el Mayor Summerford, mientras combatía en los campos de Flanders en febrero de 1918, fue despedido de su caballo por el resplandor de un rayo, lo que lo dejó paralizado de la cintura para abajo. Summerford se retiró y se mudó a Vancouver. Un día, en 1924, mientras pescaba en la rivera de un río, un rayo cayó en el árbol sobre el que estaba sentado y paralizó el lado derecho de su cuerpo. Dos años después, Summerford ya estaba lo suficientemente recuperado como para darse un paseo por un parque local. Mientras paseaba por el parque un día de verano en 1930, fue alcanzado por un rayo, paralizándolo permanentemente. El murió dos años después, pero ese no sería el final. Cuatro años después, durante una tormenta, un rayo cayó en un cementerio y destruyó una lápida. ¿Quién yacía en esa lápida? El Mayor Summerford.

6. El Globo y 2 Niñas

En junio de 2001, una niña de diez años llamada Laura Buxton escribió su nombre y dirección en un trozo de papel, pegó el papel en un globo de helio y lo soltó desde su jardín. El globo recorrió casi 225 kilómetros hasta que aterrizó en el jardín de otra pequeña de diez años, ¡qué también se llamaba Laura Buxton!La segunda Laura se puso en seguida en contacto con la primera y desde entonces han sido amigas. Han descubierto que no sólo comparten el mismo nombre y edad, sino que las dos tienen el pelo claro, un perro labrador, un conejito y un conejillo de Indias.

7. La Bala Más Lenta De La Historia

En 1893, Henry Ziegland abandonó a su novia y ella se suicidó. Para vengarse, su hermano lo siguió hasta su casa y le disparó en el jardín, y angustiado por haberlo matado se pegó un tiro. Pero el agredido sobrevivió, ya que la bala sólo le rozó la cara y se incrustó en un árbol. Sin embargo, acabó con su vida, veinte años después. En 1913, Ziegland decidió dinamitar las raíces de dicho árbol, que todavía tenía el proyectil incrustado, para arrancarlo del jardín. La explosión propulsó la bala, que impacto en su cabeza y le produjo la muerte instantánea.

8. ¿Hugh Williams: Náufrago En El Tiempo?

El 15 de diciembre de 1.664 se hundió un barco en el estrecho de Menay, en la costa norte de Gales. 82 pasajeros encontraron la muerte; todos los que componían el pasaje, salvo un hombre llamado Hugh Williams. El 5 de diciembre de 1.785, (121 años después), en otro naufragio perecieron 60 pasajeros; sólo hubo un único superviviente, llamado Hugh Williams. El 5 de agosto de 1.860, el hundimiento de un tercer barco provocó la muerte de 25 pasajeros. Sólo una persona logró salvar su vida. Su nombre… Hugh Williams. En la historia de la navegación los naufragios en los que una sola persona logra sobrevivir son más bien escasos. En los tres que se ha relatado anteriormente, el superviviente tenía el mismo nombre. Obviamente, la lógica nos dice que no podía tratarse de la misma persona porque habría tenido más de 250 años. ¿Era Hugh Williams un viajero del tiempo? O, ¿el nombre de Hugh Williams puede atraer la mala suerte sobre aquellos que le rodean?

9. La Sincronía De Anthony Hopkins

Una sincronía es una coincidencia significativa acausal entre la mente y un hecho material. Una de las más sorprendentes es la que le ocurrió al actor Anthony Hopkins. Habiéndosele propuesto protagonizar la versión cinematográfica de la novela La mujer de Petrovka, de George Feifer, que no había leído, Hopkins salió de su casa londinense y tomó el metro para comprarla en alguna de las numerosas librerías de Charing Cross. Pero el resultado fue infructuoso, por lo que se dispuso a regresar a casa y se adentró en la estación de Leicester Square. Al ir a sentarse en un banco, encontró que alguien se había dejado abandonado un libro, un ejemplar viejo y plagado de anotaciones. Lo tomó y… ¡era la novela que había estado buscando! Dos años después, durante el rodaje de la película, Hopkins conoció a George Feifer, quien le contó cómo dos años antes le había prestado a un amigo su ejemplar plagado de anotaciones, y cómo éste lo había perdido en el metro. En resumidas cuentas, Hopkins no sólo se había encontrado el libro que buscaba, sino que ¡éste era el ejemplar del propio autor!
 

10. Fotografía

En 1914, cuando aun se estilaba revelar las placas fotográficas individualmente, una mujer alemana dejó la placa con la que había fotografiado a su hijo en un establecimiento en Estrasburgo para ser revelada. Al estallar la Primera Guerra Mundial, se le hizo imposible recogerla y la dió por perdida. Dos años después, la misma mujer compró una placa fotográfica virgen en Frankfurt (a casi 200 Km. de distancia de Estrasburgo) para tomar una foto de su hija recién nacida. Al ser revelada, esta placa mostró una doble exposición, mostrando la imagen de su hija tomada en 1916 superpuesta a la del hijo fotografiado en 1914. Por una increíble casualidad, la placa dejada en Estrasburgo había sido confundida con una placa virgen, y vendida como tal en Frankfurt dos años despues, a la misma mujer.

11. Coincidencias En Las Vidas De Heath Ledger y Brandon Lee

Ambos eran actores, ambos eran jóvenes, ambos bien parecidos y famosos, y ambos tenían 28 años en el momento de su muerte. Los padres de Ledger se divorciaron cuando él era pequeño. Los padres de Lee, también. La madre de Ledger era de profesión profesora. La madre de Lee, también. El padre de Ledger era un piloto de coches y deportista al que le apasionaba el cine. El padre de Lee, Bruce Lee, era un actor de cine y deportista al que le apasionaban los coches. A Ledger le apasionaron de joven las armas de fuego y murió de una sobredosis de drogas. A Lee le apasionaron de joven las drogas y murió de un disparo de arma de fuego. Ambos actores interpretaron a un curioso personaje, que llevaba el rostro maquillado de blanco, los ojos pintados de negro y una sonrisa dibujada en su cara. Lee hacía de bueno, Ledger de malo.

12. El Verdadero Harry Potter

Una tumba fue hallada en el fondo de una Iglesia británica. En ella yace el cuerpo de un joven de 29 años con ese nombre. El cura del lugar se apellida Rowling, como la escritora de la saga del mago. ¿Extraña coincidencia? Grande fue la sorpresa de un jardinero cuando trabajaba en la parte trasera de una Iglesia de Yorkshire. Al remover unas malezas, descubrió la tumba de Harry Potter. La situación se volvió más extraña cuando se enteró que el reverendo a cargo del lugar se llamaba Richard Rowling…

13. El Bebé Que Cayó 2 Veces

En 1930, un hombre llamado Joseph Figlock pasó a ser una figura muy importante en la vida de una joven (y por lo visto muy descuidada) madre en Detroit (EEUU). Mientras el Sr. Figlock caminaba por la calle, un bebé cayó de una ventana en un segundo piso, impactando contra la humanidad del susodicho. Ambos salieron ilesos del accidente. Un año después, el mismo bebé cayó de nuevo desde la misma ventana… otra vez sobre el Sr. Figlock, resultando de nuevo ilesos ambos.

14. Coincidencia Real

En Monza (Italia) el rey Umberto I acudió a un restaurante en compañía de su Aide de Camp, Emilio Ponzia-Vaglia. Mientras el dueño del restaurante tomaba la orden, el rey Umberto I notó que el mismo y el dueño del restaurante eran prácticamente dobles, en cara y complexión física. Ambos empezaron a conversar sobre el tema, y salieron a relucir las siguientes coincidencias:
– Ambos nacieron el mismo día, en el mismo año (14 de Marzo de 1844)
– Ambos nacieron en el mismo pueblo
– Ambos se casaron con una mujer llamda Margherita
– El dueño del restaurante abrió su negocio el mismo día que Umberto I fue coronado rey.
El 29 de Julio de 1900, el rey Umberto I fue informado de la misteriosa muerte del dueño del restaurante, en un misterioso accidente en el que un disparo acabó con su vida. Mientras expresaba sus condolencias, un anarquista de entre la multitud le disparó al rey, matándolo en el acto.

15. Napoleón y Hitler

Napoleón tomó el poder en 1804. Hitler en 1933. Diferencia: 129 años.Napoleón entró en Viena en 1809. Hitler en 1938. Diferencia: 129 años.Napoleón entró en Rusia en 1812. Hitler en 1941. Diferencia: 129 años.La semejanza más sonada que se ha señalado siempre entre los dos fue su fracaso, que le acarreó al fin la ruina, ante la inmensidad y el invierno.

16. Madres Que Coinciden

La confusión se extendió por el pabellón de maternidad de un hospital en Australia, cuando se presentaron dos mujeres con el mismo nombre, a punto de dar a luz. Las dos, llamadas Carole Williams, parieron a dos niñas el mismo día, que era el cumpleaños de las dos mamás…

17. Mark Twain y El Cometa Halley

A Mark Twain pocos le hicieron caso. Su profecía tenía algo de siniestra y la gran fama que ya arrastraba sólo sirvió para que sus más allegados pensaran que todo se trataba de una pura excentricidad digna de un genio con ganas de más notoriedad. Sin embargo, él seguía empeñado en los últimos meses en vaticinar un hecho muy concreto. Huraño y preocupado, alejado del resto de los círculos intelectuales, barruntaba una única frase: “Yo nací con el cometa y me iré con él”. No fue hasta muchos años después cuando algunos biógrafos descubrieron la increíble coincidencia. Twain había fallecido por muerte natural al terminar el 21 de abril de 1910, en el preciso instante en que era perfectamente visible el paso del célebre cometa Halley. Mark Twain nació en 1835 el día que pasaba el cometa Halley y murió,en 1910, el mismo día que el cometa Halley volvía a aparecer.
El cometa Halley, oficialmente denominado 1P/Halley, es un cometa grande y brillante que orbita alrededor del Sol cada 75-76 años en promedio, aunque su período orbital puede oscilar entre 74 y 79 años.

18. Naufragio y Comida

En el siglo XIX Edgar Allan Poe escribió un libro llamado “The narrative of Arthur Gordon Pym”. Se trataba de un relato sobre un naufragio, en el que los 4 sobrevivientes deriven en un bote por varios días, hasta que tres de ellos deciden matar al grumete para comérselo. En el relato, el nombre del grumete era Richard Parker. Algunos años después, en 1884, el bergantín Mignonette naufragó, y sus 4 sobrevivientes derivaron largo tiempo en un bote. Eventualmente los 3 miembros mas viejos del bote decidieron matar al grumete para comérselo. El nombre del grumete era Richard Parker.

19. 20 De Abril, Coincidencia En Sus Fechas De Nacimientos

El 20 de Abril de 1958,la señora Kenneth Perkins de los Angeles,traia al mundo una hermosa niña,a la que pusieron por nombre,Nancy.
Sus anteriores hijos,Gary,de 8 años de edad y David,de 5 años,habian nacido también un 20 de Abril. El médico ginecólogo,el doctor A Warren Olson habia nacido un 20 de Abril.al igual que su enfermera Winifred Nagamine.

20. Richard Wagner y El Número 13

El compositor Richard Wagner nació en 1813. Su nombre tiene 13 letras. Escribió 13 óperas. Los números de su año de nacimiento suman 13. Encontró su vocación musical un 13 de octubre. Sufrió 13 años de destierro. Terminó Tannhauser un 13 de abril y dejó de ser tocada el 13 de marzo de 1845, tras su fracaso en París, fue repuesta el 13 de mayo de 1895. El teatro de Riga (allí se presentó como director de orquesta) se inauguró un 13 de septiembre. La casa donde se llevaban a cabo sus festivales en Bayreuth fue abierta un 13 de agosto y el último día que pasó en ella fue un 13 de septiembre. Wagner murió el 13 de febrero de 1883, decimotercer año de la unificación de Alemania.

21. Concierto

En 1987,EN Moosbrum ciudad de Austria,durante un concierto, su director Johann Kolominn tuvo un ataque cardíaco en el escenario, muriendo de forma instantánea. Mientras ocurrió el penoso suceso la orquesta tocaba la marcha de Klevenhuller. Al año siguiente, el nuevo director Franz Gessner, en uno de los conciertos decidió incluir otra vez la marcha en el programa como homenaje a su predecesor. Durante la función, el público observó con horror como Gessner se desplomaba súbitamente. Había sufrido un ataque cardíaco fulminante y estaba muerto.

22. Anillo Perdido

La madre de Yano,usuaria de 20minutos,perdió su anillo de compromiso en la playa y al año el tío de Yano fue a esa playa y se puso a patear la Arena. Dió 3 patadas y encontró el anillo perdido,lo reconocio porque tenía el nombre grabado.

23. El Libro De La Niñez

Mientras la novelista norteamericana Anne Parrish estaba curioseando por algunas librerías en Paris (en los años ’20 del siclo XX), se encontró con un libro que fue uno de los favoritos de su niñez: “Jack Frost And Other Histories”. Ellá tomó el viejo ejemplar (usado) y se lo mostró a su esposo, comentándole cuanto le recordaba su época de niña. Su esposo tomo el libro, lo abrió y encontro esta inscripción en la contratapa: “Anne Parrish, 209 N. Weber Street, Colorado Springs.” ¡Era el propio libro de Anne Parrish!

24. El Número 33 y Los Mineros Chilenos

* 33 fueron los trabajadores chilenos que quedaron atrapados.
* 33 días tardó la perforadora del plan B, la Schram T-130, en terminar el ducto hacia la superficie.
* El rescate de los mineros empezó el 13-10-10, y si se suman los tres se obtiene 33.
* El mensaje que los mineros pudieron enviar el 22 de agosto, decía “Estamos bien en el refugio los 33″; La suma de los caracteres da exáctamente 33 si se cuentan los espacios.
* Ese mismo día, “22 de agosto”, tambien encierra otro misterio: 22 + 8 + 2 + 0 + 1 + 0 = 33.
* El traslado desde la mina hasta el hospital demora 33 minutos
* El dia en que encontraron la nota donde decian que estaban bien, fue el día domingo con el que terminaba la semana 33 del año.
Entre otras curiosidades que relacionan el número 33 con ésta historia chilena, podemos citar también que la clásica canción “chi chi chi le le le…” es del año 33′.

25. Franz Richter y Franz Richter

Franz Richter de 19 años nacido en Suecia, fue un joven voluntario enrolado en el Cuerpo de Transporte austríaco durante la Primera Guerra Mundial. Un día fue internado en el hospital aquejado de neumonía. En ese mismo hospital se hallaba internado otro paciente del Cuerpo de Transporte llamado también Franz Richter, de 19 años y también aquejado de neumonía.

26. El Mismo Día y La Misma Hora

Dos barrenderos municipales del distrito de Nueva York de Brooklyn,atropellaron,el mismo día y a la misma hora,a dos personas en calles paralelas,una de las cuales murió y la otra resulto gravemente herida.Lo curioso del asunto es que los dos accidentados se llamaban Stein.
 

27. La Carta

Sólo cuando su tren entró en la estación de Louisville, George D. Bryson decidió interrumpir su viaje a Nueva York para visitar aquella histórica ciudad de Kentucky. Nunca había estado allí y tuvo que preguntar dónde se encontraba el mejor hotel. Nadie sabía que estaba en Louisville y, en broma, preguntó al recepcionista del Hotel Brown: «¿Hay cartas para mí?». Quedó atónito cuando el recepcionista le entregó una carta dirigida a él que llevaba el número de su habitación. El anterior ocupante de la habitación 307 había sido otro George D. Bryson, que no tenía nada que ver con él.

28. El Policía y El Anillo

Un Policía en Colombia que con su primer sueldo compró un anillo de oro que nunca se lo quitaba ni para bañarse, duró 20 años con ese anillo , el dia que cumplió su tiempo en la Policía fué y pidió el retiro, saliendo de la oficina del Coronel que le había firmado el retiro, entró al baño y al bañarse las manos se quitó el anillo , y lo dejó olvidado en el baño, cuando fué a cobrar su primer sueldo de pensionado se dirijió a una joyeria que a la vez era prendería para comprar un nuevo anillo para reponer el perdido y adivinen que? en la vitrina de la prendería se encontraba su anillo en venta, el lo compró de nuevo y lo conserva.
ALBERTO DURERO.

29. Green, Berry y Hill y La Residencia Greenberry Hill

En 1911, tres hombres de apellido Green, Berry y Hill fueron ahorcados en Londres acusados de asesinar a Sir Edmond Godfrey en su residencia de Greenberry Hill.

30. Los Códigos Del Día D

Los códigos del Día D Los códigos en clave a utilizar en la invasión de Normandía eran el secreto más celosamente guardado de las tropas aliadas. Utah y Omaha para las playas a desembarcar; Mulberry para el puerto artificial provisional que se emplazaría tras el desembarco; Neptune para la operación naval y Overlord para la operación entera. Uno de los coroneles encargados de la operación, era aficionado a los crucigramas por lo que compraba regularmente el diario London Daily Telegraph. Días antes a la invasión, las respuestas al crucigrama, aparecían en secuencia como: Utah, Omaha, Mulberry, Neptune y Overlord. El almirantazgo se horrorizó tanto que estuvo a punto de cancelar el desembarco pensando que había sido un acto de espionaje. Sin embargo, un día antes de desembarcar se logró comprobar que era una simple coincidencia.

31. El Escarabajo Dorado De Jung

En su libro “Estructura y Dinámicas de la Psique” Carl Jung anota: “Una mujer que yo estaba tratando tuvo, en un momento crítico, un sueño en el cual alguien le dió un escarabajo dorado. En el momento en el que ella me relataba esto, yo me encontraba sentado de espaldas a la ventana cerrada. Súbitamente oí un ruido detras de mi, como un suave golpeteo. Me volteé y vi un insecto volador golpeando contra el vidrio de la ventana. Abrí la ventana y atrapé el insecto cuando entro volando, el insecto resultó ser la analogía más cercana a un escarabajo dorado que puede hallarse en nuestras latitudes, un ejemplar de la especie Cetonia Aurata que, contrario a sus costumbres, había sentido la urgente necesidad de entrar en un recinto oscuro en ese momento. Debo admitir que nada similar me ha ocurrido antes o después, y que el sueño de esa paciente ha permanecido como una experiencia.

32. Los hermanos gemelos: Jim y Jim

Separados al nacer. Fueron adoptados por familias distintas y vivieron alejados durante 39 años.
Los dos crecieron sin conocerse, pero aún así los dos terminaron siendo agentes del orden público, destacaron por sus habilidades en mecánica y carpintería. Los dos se casaron con mujeres llamadas Linda. Ambos tuvieron hijos, uno llamado James Alan y el otro James Allan. Los hermanos gemelos se divorciaron de sus esposas y se casaron de nuevo con dos mujeres llamadas Betty. Además los dos tenían perro, llamado en ambos casos Toy.

33. La Paloma

El joven Brady, acostumbraba a cuidar de las palomas que vivían cerca de su casa. Cierta vez, encontró a una paloma herida; la curó, alimentó y colocó en la pata derecha una etiqueta con el número 167.
Al invierno siguiente, Brady debió ser operado de emergencia. Mientras se recuperaba, en un hospital lejos de su casa, escuchó algo golpeando la ventana. Pidió a la enfermera que abriese, una paloma entró volando al cuarto, y se posó en el pecho del joven.
En la pata derecha había una etiqueta con el número 167.

34. Coincidencias entre Mortadelo, Filemón y las Torres Gemelas

Aunque de una manera muy ambigua, no deja de ser curioso como en el cómic “el 35 aniversario de Mortadelo y Filemón”, en la última viñeta de este cómic de Francisco Ibáñez aparece una imagen de la Estatua de la Libertad, y al fondo un avión colisionando con una de las torres gemelas.
Nadie, absolutamente nadie, profetizó de forma tan precisa y detallada el atentado al World Trade Center como Francisco Ibáñez (creador de Mortadelo y Filemón) si bien, y como era de esperar, el hecho entristeció al propio Ibáñez al haberse relacionado una de sus historietas con una tragedia humana.
La profecía o coincidencia aparece en la última página de la historieta “35 aniversario” publicada en 1993.

34. Terrorismo

Esta coincidencia, realmente sorprendente, sucedió en Zaragoza en el mes de octubre de 1991, y fue recogida por toda la prensa española.
Probablemente miembros de ETA, iban a colocar un coche bomba cuando se les paro el vehículo en plena calle. Entonces pidieron ayuda a un a un repartidor de bebidas que pasaba por allí para que les ayudase a empujar el coche, quien comprobó sorprendido que la matrícula del coche -falsa- del coche que iba a empujar era exactamente la misma que la de su Renault 11, por lo que avisó a la policía. Gracias a Dios esta coincidencia abortó lo que pudo ser una masacre.

35. El monje misterioso

En Austria, siglo XIX, un pintor de cierta fama llamado Joseph Aigner intentó suicidarse en varias ocasiones. Durante su primer intento, a la edad de 18 años, intentó colgarse, pero fue interrumpido por un misterioso monje capuchino. Cuando tenía 22 años, el mismo monje evitó de nuevo que se ahorcase. Ocho años más tarde, fue sentenciado a la horca por sus actividades políticas. Pero una vez más, salvó la vida por la intervención del mismo monje. Finalmente, a la edad de 68 años, Joseph Aigner logró suicidarse usando una pistola. Su funeral fue oficiado por el mismo monje capuchino, un hombre cuyo nombre Aigner no llegó nunca a saber.

36. Volvió a casa

Mientras actuaba en una gira por Texas, en 1899, el actor canadiense Charles Prancis Coghlan enfermó en Galveston y murió. Estaba demasiado lejos (5.600 km, por mar) para enviar sus restos a su pueblo de la isla Prince Edward, en el golfo de San Lorenzo. Fue enterrado en un ataúd de plomo, en una tumba excavada en granito. El gran huracán de septiembre de 1900 azotó la isla de Galveston, inundando el cementerio. La tumba sufrió graves daños y el ataúd de Coghlan flotó hasta el golfo de México. Lentamente, derivó por la costa de Florida hacia el Atlántico, donde la corriente del Golfo lo arrastró hacia el Norte. Pasaron ocho años. En Octubre de 1908, unos pescadores de la isla Prince Edward vieron un cajón flotar cerca de la costa. Coghlan había vuelto a casa. Con respeto y temor, sus paisanos isleños lo enterraron, en la iglesia, donde había sido bautizado.

37. Devolución de favores

Noche de junio de 1930. Allan Falby, policía motorizado de El Paso (Texas), persigue a un camión por exceso de velocidad. En una curva, su motocicleta choca contra el camión y Falby sufre la rotura de una arteria de su pierna derecha. Si Alfred Smith, el conductor del camión, no se hubiera parado para ayudarle, haciéndole un torniquete, Falby hubiera muerto.
Una noche, cinco años más tarde, Falby se encuentra patrullando de nuevo cuando recibe un mensaje por radio: un automóvil había chocado contra un árbol en la Nacional 80. Llega antes que la ambulancia. El conductor está inconsciente. De una arteria abierta de su pierna derecha mana sangre abundantemente. Falby hace un torniquete y logra cortar la hemorragia. A continuación contempla el rostro de la víctima: es Alfred Smith.

38. El Auto de James Dean

Como se sabe, el actor norteamericano murió en 1955, en la cumbre de su carrera y tras un trágico accidente con el auto que conducía. Lo que no se sabe es que al llevar los restos a un garaje, el motor cayó y quebró las piernas de un mecánico… el médico que compró esta parte y se la puso a un auto de carreras, chocó y murió poco después… cuando el automóvil del actor fue reconstruido, el garaje se incendió…. el auto fue exhibido en Sacramento, donde se cayó el pedestal sobre el que estaba y le rompió la cadera a un muchacho. Cuando transportaron el vehículo a otra ciudad, el camión que lo llevaba se estrelló contra un comercio. Finalmente, la maldición pareció finalizar en 1959, cuando el auto termina partiéndose inexplicablemente en 11 pedazos, mientras era expuesto sobre una solida base de acero.

39. ¿Maldición o coincidencia del rayo?

Parece que toda una familia estaba maldita o solo fue una mera coincidencia, puesto que tres de sus hombres, de diferentes generaciones, han muerto de la misma manera y en el mismo lugar.
La historia comenzó así: En 1899, un rayo mató a un hombre que estaba parado en su jardín trasero en Taranto, Italia.
La vida siguió, pero 30 años después su hijo fue muerto de la misma manera en el mismo lugar. Un rayo acabó con su vida.
Pero, no todo terminó ahí, el 8 de octubre de 1948, Rolla Primarda, el nieto de la primera víctima e hijo de la segunda, pasó a ser el tercero en la lista. Murió de la misma manera.

40. Tuvo cuatro accidentes de tren y se salvo, pero murió con el tren eléctrico de su hijo

Un ciudadano mexicano que salió indemne de cuatro accidentes de tren en sólo dos meses, tuvo una descarga eléctrica letal mientras jugaba con el tren eléctrico de su hijo.

41. Un milagroso desenlace

Una célebre y múltiple coincidencia, publicada por la revista Life en 1950, es la del coro del pueblo de Beatrice, en el estado norteamericano de Nebraska. El ensayo estaba convocado para el 1 de marzo a las 7:20 de la tarde, pero ese día sus quince componentes llegaron tarde por las más diversas razones. La familia del pastor se retrasó porque tuvo que terminar la colada, a otro se le averió el coche, un chico tuvo que terminar los deberes del colegio, a una madre le costó despertar a su hija de la siesta, otro quedó absorto con un programa de radio. El retraso de todos ellos resultó un increíble golpe de suerte, porque un fallo de la caldera hizo que la iglesia estallara a las 7:25 de aquella tarde. Un matemático calculó que la probabilidad de que esta cadena de acontecimientos se debiese al azar era sólo una contra un millón.

42. El Titán, el Titanic y el…..Titanian

Ya todos conocen la historia del Titán (barco de ficción, escrito por el norteamericano Morgan Robertson) y el Titánic (el hundimiento del Titánic, barco real) y sus coincidencias.
Si se agrega la extraordinaria historia del Titanian, las coincidencias Titán-Titánic comienzan a desafiar la credulidad humana. El tripulante William Reeves, que estaba de guardia una noche de abril de 1935, durante un viaje del Titanian entre el Tyne y Canadá, tuvo un presentimiento. Cuando el Titanian llegó al lugar donde se habían hundido los otros dos barcos, la sensación era insoportable. Pero ¿podía Reeves detener el barco sólo por un presentimiento? Otro factor -una coincidencia más lo decidió: había nacido el día del desastre del Titánic. ¡Peligro avante!, gritó al puente. Las palabras apenas habían salido de su boca cuando un iceberg apareció en la oscuridad. El barco lo evitó por muy poco.

43. El actor Edwin Booth, un estudiante y un asesinato: el de Abraham Lincoln

Cuando un estudiante de Harvard se dirigía a su casa para visitar a sus padres cayó entre dos carros de ferrocarril en 1a estación de Jersey City, New Jersey, y fue rescatado por un actor que iba camino a Filadelfia para visitar a su hermana. El estudiante era Robert Lincoln, que se encaminaba al 1600 de Pennsylvania Avenue. El actor era Edwin Booth, el hermano del hombre que dos años más tarde asesinaría al padre del estudiante, Abraham Lincoln.

44. Gulliver y el espacio

Los Viajes de Gulliver es una novela de ideas revolucionadas, escrita en 1726 por Jonathan Swift. Contiene datos científicos inauditos, sincronías inexplicables y, sobre todo, coincidencias imposibles de achacar al azar. Encontraremos párrafos que nos harán pensar. Uno de los más enigmáticos dice lo siguiente: “Se ven en el cielo dos estrellas menores o satélites que giran alrededor de Marte, tienen nombre de miedo y su interior dista del planeta central tres veces su diámetro, en el caso de la primera, y el quíntuple en caso de la segunda. ¿Fantasía? ¿Imaginación desbordada? Eso se pensó en su época, aunque hay que reconocer que un escalofrío recorrió el espinazo de los lectores cuando comprobaron, 156 años después, cómo el astrónomo Asap Hall descubría las dos lunas de Marte. Jamás vistas hasta entonces, fueron bautizadas como Fobos (espanto) y Deimos (terror), el nombre de los caballos del dios de la guerra. Para añadir más misterio e incomprensión, las distancias y proporciones descritas en los viajes de Gulliver eran ¡exactas!

45. Saltar la banca

Charles Wells, el hombre que, contra toda probabilidad hizo saltar la banca de Monte Carlo en 1891, realizó dos apuestas idénticas sobre el rojo y el negro y ganó cada vez 100.000 francos. La tercera vez hizo su apuesta sobre el cinco, 35 contra 1, y ganó. Repitió cinco veces la operación y el cinco salió cinco veces, algo tan altamente improbable que puede considerarse imposible en la práctica.

46. Winston Churchill y sus coincidencias

Considerado como uno de los diez personajes más influyentes del siglo XX, el famoso primer ministro británico era propenso a las coincidencias y gracias a ellas salvó la vida en numerosas ocasiones. Durante la guerra de Sudáfrica huyó de los bóers, que le tenían prisionero en Mozambique, y fue a parar a una comunidad minera. Llamó al azar a una puerta y resultó que era la única casa en cuarenta kilómetros donde no lo entregarían, pues el propietario era británico. En la I Guerra Mundial, su trinchera fue destruida por un proyectil justo después de haberla abandonado. Su esposa Clementine cuenta que, en los años de la II Guerra Mundial, Churchill siempre entraba en su coche por la puerta derecha. Pero un día, durante un bombardeo, se detuvo, dio la vuelta y entró por el otro lado. En el trayecto hacia Downing Street, una bomba hizo levantar el coche del lado derecho. “¿Qué te hizo cambiar de opinión?”, le preguntó la mujer. “Algo me ha dicho ¡detente!”, confesó él. En 1943, el propio Churchill declaraba ante un grupo de mineros: “A veces tengo la impresión de que una mano orientadora ha interferido en mi vida”.

47. Robert Fallon y su hijo…de tal palo, tal astilla

En 1858, Robert Fallon fue asesinado a tiros como acto de venganza por parte de aquellos con los que estaba jugando al poker. Según ellos, Fallon les había ganado 600 dólares haciendo trampas. Con el asiento de Fallon vacío, y sin que ningún otro jugador se atreviese a coger los ahora “gafes” 600 dólares, encontraron a un nuevo jugador que se hiciera cargo del dinero del hombre y siguiera la partida. Para cuando llegó la policía a investigar el asesinato, el nuevo jugador había convertido los 600 dólares de Fallon en 2.200 dólares. La policía le reclamó los 600 dólares originales para hacérselos llegar al heredero legal de Fallon, y en ese momento descubrieron que el nuevo jugador resultó ser ¡el propio hijo de Fallon!, que no había visto a su padre durante los últimos siete años.

48. La pintura del Louvre

A. J. Talbot escribió en 1938 una comedia en la que relataba como un hombre apellidado Boguskovksy robaba sagazmente una pintura del emblemático museo.
Un año después en 1939, una pintura fue robada y llamativas similitudes con la obra de Talbot se hicieron presentes. Sin embargo, lo más llamativo es que una vez apresado el ladrón descubrirían que su apellido era, efectivamente, Boguskovksy.

49. Extraños en un tren, con apellidos complementarios

En 1920, tres ingleses viajaban por separado en tren por el Perú. Al momento de identificarse, fueron los únicos tres hombres en el vagón del ferrocarril. Sus presentaciones fueron más sorprendentes de lo que podría haber imaginado. El apellido de un hombre era Bingham, y el apellido del segundo hombre era Powell. El tercer hombre anunció que su apellido era Bingham-Powell. Ninguno estaba relacionado de alguna manera.

50. El budín de ciruela

En 1805, El escritor francés Émile Deschamps, fue invitado a comer un budín de ciruela por el desconocido Monsieur de Fortgibu. Diez años después, encontró budín de ciruela en el menú de un restaurante en París, y quiso ordenar un poco, pero el camarero le fijo que el último plato había sido servido a otro cliente, quien resultó ser Fortgibu. Muchos años después en 1832 Émile estaba en la cena, y una vez más ordenó budín de ciruela. Recordó el incidente anterior y comentó a sus amigos que solo faltaría Fortgibu para completar el momento, justo en ese momento el ahora senil Fortgibu entró al lugar.

51. Homónimos desconocidos

Durante la II Guerra Mundial, el chófer de autobús británico D. J. Page vio como su correspondencia era entregada por error a otro hombre llamado también Page y cuyo documento de identidad tenía el número 1509322, mientras que el suyo era el 1509321. Tiempo después de terminar la guerra, Page fue a reclamar a Hacienda los excesivos impuestos deducidos de su salario. Y comprobó que habían confundido su nómina con la de su viejo “amigo desconocido” Page, cuyo número de carné de conducir era curiosamente 29222, mientras el suyo era 29223.

52. Tragedia y suerte, con el número 932

Cuando un tren de cercanías de Nueva York se precipitó en la bahía de Newark y murieron muchos pasajeros, se iniciaron los trabajos de rescate de los vagones sumergidos. Una foto que apareció en la primera página de un periódico mostraba el último vagón en el momento de ser extraído, con el número 932 claramente visible a un lado. Ese día, el número 932 salió en el sorteo de la lotería de Manhattan, proporcionando cientos de miles de dólares de ganancia a las muchas personas que, presintiendo un significado oculto en el número, habían apostado por él.

53. La Llegada a la Luna

La nave Apolo se posó en la superficie de la Luna. Tras varios pequeños brincos pudo estabilizarse. Se abrió su rampa y por ella descendió el comandante Armstrong para pisar por primera vez el suelo de ese mundo desconocido. Estas palabras no pasarían de ser una escueta y muy sucinta crónica de la llegada del Hombre a nuestro satélite de no ser por un “insignificante” detalle: fueron escritas en 1954.
La cosa no es baladí. Nadie sabe qué se le pasó por la cabeza al sombrío escritor Lester del Rey para que presentara en su editorial un manuscrito donde, por gracia de la casualidad imposible, se narraban hechos que estaban aún por llegar. Hay quién dice que el comandante astronauta Neil Armstrong, al leer aquella “novelucha” de insignificante tirada, se encogió de hombros. Él había sido, efectivamente, el primer hombre en dar el célebre “gran paso para la Humanidad” sobre la llanura de la Luna, tras bajar por la escalerilla del Apolo. Lo hizo en julio de 1969. Lo que nadie comprendía es por qué alguien lo había escrito quince años antes.

24. Una novela que describe a un espía que en verdad existía

Cuando Norman Mailer comenzó su novela Barbary Shore, no tenía planes de un espía ruso como personaje. Mientras trabajaba en ella, fue que introdujo a un espía ruso en Estados Unidos como un personaje menos. A medida que el trabajo progresaba, el espía se volvió un personaje dominante en la novela. Después de completar la novela, El servicio de inmigración de los Estados Unidos arrestó a un hombre que vivía justo en el piso superior al de Mailer en el edificio de apartamentos. Era el Coronel Rudolf Abel, quién era presuntamente un espía de alto rango ruso trabajando en los Estados Unidos en esas fechas.

55. Una intervención quirúrgica “anunciada”

El escritor famoso autor de 2001, una odisea del espacio, que predijo en sus novelas de ficción el uso del correo electrónico o de la telefonía móvil, contaba a los lectores del diario Locus, en 1991, una extraña coincidencia de la que fue protagonista. Acababa de recuperarse de una operación quirúrgica de próstata, a la que fue sometido en el University College Hospital de Londres, y durante la cual había sido conectado a tres tubos insertados en uretra, nariz y vena. Regresó a su casa de Sri Lanka y, de pronto, encontró una carta que le había escrito años antes su amigo J. B. S. Haldane en la que éste le decía: “Acabo de regresar de Londres, donde he sido operado en el University College Hospital, y me he despertado con tres tubos insertados en otros tantos lugares: uretra, nariz y vena”.

56. James Dean

El malogrado actor James Dean murió en un accidente de coche en septiembre de 1955. Cuando los restos del coche fueron llevados a un garaje, el motor se desprendió y cayó sobre un mecánico, rompiéndole ambas piernas. Posteriormente un médico compró el motor, y lo colocó en un coche de carreras…murió poco después. Además, en esa misma carrera falleció otro piloto se había instalado la palanca de cambios del coche de Dean. Tras reconstruir el coche de Dean, el garaje se incendió. En varias exposiciones se cayó de su ubicación y daño a los asistentes…con un coche así, mejor tomar un taxi.

57. Mark Twain

Samuel Langhorne Clemens, más conocido como Mark Twain, fue uno de los escritores más importantes de la “edad Dorada” de la Literatura estadounidense. Autor de obras como ‘Las aventuras de Huckleberry Finn’, o ‘Las aventuras de Tom Sawyer’, nació en 1835 el día que pasaba el cometa Halley (30 de noviembre) y murió 79 años después, en 1910, el mismo día (29 de abril) que el cometa Halley volvía a aparecer tras su curso de 79 años.

58. Titanic

Morgan Robertson escribió en 1898 una novela en la que describía el primer viaje de un gran trasatlántico llamado Titán y que se consideraba insumergible. Aquel barco se hundió una noche de abril después de chocar con un iceberg en el Atlántico. Catorce años después, el Titanic naufragó en idénticas circunstancias a las escritas por Robertson, cuyo ficticio buque poseía numerosas características parecidas a las del Titanic.

59. Edgar Allan Poe

En 1837, Edgar Allan Poe -escritor estadounidense considerado padre de la novela de detectives- publicó ‘Las aventuras de Arthur Gordon Pym’. En ese relato, los cuatro supervivientes de un hundimiento, tras permanecer varios días en un bote a la deriva, asesinaron y devoraron a un grumete llamado Richard Parker. En 1884, la embarcación Mignonette se hundió y los cuatro supervivientes que lograron sobrevivir en un bote decidieron comerse al grumete; se llamaba Richard Parker.

60. Napoleón y Hitler

Napoleón y Hitler quisieron conquistar Europa y ambos fracasaron en su intento de invadir Rusia por culpa del invierno. Pero además, la cifra 129 se repite al comparar las vidas de estos personajes: son el número de años que diferencian las acciones similares de ambos. El galo tomó el poder en 1804 y Hitler en 1933. Napoleón entró en Viena en 1809, mietras que el Führer los hizo en 1938. Bonaparte entro en Rusia en 1812, y Hitler en 1941. El galo perdió la guerra en junio de 1815, y Hitler en abril de 1945, 129 años y diez meses después.

61. Eclipses

El Sol es un astro 400 veces más grandes que la Luna, pero ambos cuerpos celestes coinciden de una forma perfecta cuando tienen lugar los eclipses. Esto se debe a que el Sol está exactamente 400 veces más lejos de la Tierra que la Luna.

62. Richard Wagner

El compositor Richard Wagner nació en 1813. Su nombre tiene 13 letras. Escribió 13 óperas. Los números de su año de nacimiento suman 13. Encontró su vocación musical un 13 de octubre. Sufrió 13 años de destierro. Terminó Tannhauser un 13 de abril y dejó de ser tocada el 13 de marzo de 1845, tras su fracaso en París, fue repuesta el 13 de mayo de 1895. El teatro de Riga (allí se presentó como director de orquesta) se inauguró un 13 de septiembre. La casa donde se llevaban a cabo sus festivales en Bayreuth fue abierta un 13 de agosto y el último día que pasó en ella fue un 13 de septiembre. Wagner murió el 13 de febrero de 1883, decimotercer año de la unificación de Alemania.

64. Hernán Cortés

Según la tradición tolteca, el dios creador Quetzalcóatl -el dios pálido-volvería un día de 1519 para reclamar la ciudad de Tenochtitlán. El 8 de noviembre de ese año se produjo la entrada a la ciudad de México del conquistador español Hernán Cortés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: