COPÁN – Conferencia Extraterrestre

cDSC_0030rha

Autor del Blog: Jorge Mier Hoffman en Machupicchu

Un Artículo del Libro “El Código Maya y los Siete Estigmas” de su Autor Jorge Mier Hofman, basado en el misterioso legado maya, sus  enigmas y códigos que marcan el destino de la humanidad en su pasado y futuro.

7

Las Ruinas de  Copán  es una de las metrópolis dejadas por la civilización Maya en el occidente de la república de Honduras en Centroamérica, un sitio  de gran belleza arquitectónica y misterios que llama la atención de  astrónomos, científicos matemáticos y astrólogos.En la actualidad este lugar es un  parque arqueológico  que fue declarado en 1980 Patrimonio de la Humanidad por la  (Unesco) esta dividido en secciones que incluyen la Gran Plaza, La Acrópolis y varios templos tallados en piedra.Las ruinas de Copán al igual que otras ciudades dejadas por los antiguos Mayas son objeto de estudio relacionado con la astronomía, llegándose a develar profecías que se han relacionado con el fin del mundo.Según los petroglifos (símbolos escritos en piedra) existentes en las metrópolis de los Mayas que han sido estudiados por destacados científicos en el 2012 llega al final un ciclo de  25,800 años evento que para esa cultura era el comienzo de una nueva era que traería cambios significativos en la humanidad.

Con eso no se asegura que el fin del mundo esta cerca, según los entendidos en el tema aunque aclaran que ya se ha comprobado que para ese año habrá una serie de alineaciones astronómicas incluso una que ubica al sol en el centro de la vía láctea y que solo ocurre cada 25,800 años.Con ello se demuestra que Los Mayas fueron grandes astrónomos que supieron adelantarse a su época por ello son dignos de incluir entre las grandes civilizaciones.Las Ruinas de Copán se encuentran entre las más bellas metrópolis de origen maya los recorridos de los turistas se hacen caminando por veredas donde se les explica el significado misterioso de cada uno de los monumentos a la vista que incluyen templos ceremoniales que están enterrados.Los túneles que representaban el inframundo también  están abiertos al turista, dentro de ellos  se puede remontar al pasado al caminar entre la luz de las velas que iluminan el recorrido que también es acompañado por un fuerte olor a tierra proveniente de las paredes adornadas con símbolos.

Los mayas se desarrollaron entre el 1600 antes de Cristo al 900 después de Cristo dejaron sus ciudades en todo el occidente de Centroamérica, no se sabe porque abandonaron sus ciudades.

009

Mi esposa Teresa y mi abuela María Luisa, en la explanada de Copán donde los mayas colocaron enigmáticos personajes tallados en piedra para conmemoras una reunión de científicos y astrólogos que se escenificó en este lugar

Lo único claro es que fueron muy inteligentes y supieron dominar las artes, arquitectura matemática y el universo sin tener las herramientas técnicas de las que se dispone hoy en día.Debido a  ello muchos consideran que más que científicos ellos fueron síquicos y hasta se sospecha de poderes sobrenaturales.

Las misteriosas Estelas mayas de Copán

La fama de Copán como la civilización Maya mas artística, es bien conocida y sin duda jugó un papel importante cuando en 1980 la UNESCO declaró a Copán como patrimonio de la humanidad.

A lo largo de todo el valle se encuentran vestigios de la gran civilización que floreció aquí y que alcanzó su máximo esplendor entre los siglos VI a VII de nuestra era.  Los atractivos más sobresalientes que nos dejaron en herencia los Mayas de Copán se pueden enumerar de la siguiente manera:

  • El Parque Arqueológico: que se encuentra cercado para su protección
  • La zona arqueológica de Las Sepulturas: ubicada a 1 km de distancia del Parque principal.
  • Sitio Los Sapos, está ubicado a 4 km de Sitio Principal
  • Las Estelas ubicadas a lo largo del valle

Hay dos museos: el Museo de Arqueología Maya ubicado en la Plaza Central de Copán Ruinas y el Museo de Escultura Maya que se encuentra en el Parque Arqueológico Copan.

La entrada al Parque Arqueológico Copán y a las Sepulturas tiene un valor de $15.00USD por persona, al Museo de Escultura Maya es de $7.00USD por persona y el Museo de Arqueología Maya tiene un valor de $3.00USD.  El acceso a los túneles Rosalila y Los Jaguares tiene un costo de $15.00USD por persona.

Es recomendable contratar los servicios de un guía para obtener el mayor provecho de su visita al parque.  Los guías autorizados por el Instituto Hondureño de Antropología e Historia se pueden contratar en el centro de visitantes o en la caseta de entrada al Parque.

El parque tiene 5 zonas básicas de interés primordial:

El juego de pelota: Considerado el centro social de la Ciudad.  Este juego de pelota es sin lugar a dudas el más bello y artístico en Mesoamérica.  De interés singular son los marcadores, en forma de cabeza de guacamaya ubicada en las paredes inclinadas.  La última modificación y construcción que hubo en este conjunto fue en los días del rey 18 conejos.

La Gran Plaza: Famosa por las estelas y altares que se encuentran decorándola.  La mayoría de las estelas en esta plaza fueron consagradas durante el reinado del décimo tercer Rey copaneco 18 Conejos entre los años 711 y 736.  Muchos de los altares tienen forma zoomorfa.

La Escalinata Jeroglífica.  Este gran templo contiene el texto más largo que nos legó la gran Civilización Maya.  El tiempo se erigió durante el reinado No.  15, conocido como “Humo Caracol”, y se cree es una especie de árbol genealógico de la dinastía copaneca, fundada por Yax-Kuk-Mo.  Las cinco estatuas ubicadas en la escalinata representan a cinco Reyes anteriores a humo jaguar.  Desafortunadamente no ha sido posible leer los glifos, ya que se habían desplomado gran parte de las gradas y al reconstruir el templo, estos quedaron fuera de su lugar original creando una gran “Sopa de Glifos”.  Este templo tiene una carpa para proteger sus delicados glifos de más erosión del medio ambiente que ya ha dañado gran parte de ellos.

La acrópolis dividida en dos grandes plazas: La oriental y la occidental.  La plaza oriental contiene al templo 11, construido por el último Rey de Copán Yax-Pac, como su obra maestra.  También se encuentra en esta plaza, en el templo 16, con el famoso altar “Q” frente a él.

El altar “Q”: Ha sido totalmente descifrado, y hoy sabemos que representa a los 16 integrantes de la gran dinastía copaneca desde Yax-Kuk-Mo hasta Yax-Pac.  Un aspecto de gran interés de este templo es que por algún motivo el templo anterior no fue desactivado al construir sobre el, si no que más bien, se tuvo un gran cuidado de no dañar el templo anterior.  El resultado es una joya arqueológica y única en el mundo: el templo Rosalila también conocido como Templo del Sol.  Este templo nos abre una ventana al pasado y nos permite determinar cómo se veía Copan antes de su caída alrededor del año 22 de nuestra era.

El nombre Copán está registrado desde el siglo XVI y viene posiblemente de la palabra nahuátl “copantl”, cuyo significado es “pontón” o “puente”. Algunos autores antiguos, en cambio, dieron una etimología maya explicando el nombre como enrollado o enroscado.8 Sin embargo, es más probable que fuese llamada Oxwitik (“Tres Raíces”) por los propios mayas.

Copán está situada en el oeste de Honduras cerca de la frontera con Guatemala. Se encuentra en el municipio de Copán Ruinas en eldepartamento de Copán. Está ubicada entre colinas en un valle fértil a una altitud de 700 msnm.1 Las ruinas del núcleo del sitio se encuentran a 1,6 km de la aldea moderna de Copán Ruinas, que fue construida sobre los escombros de un importante complejo maya que data del periodo Clásico.

En el período Preclásico el suelo del Valle de Copán era pantanoso y propenso a las inundaciones estacionales. En el Clásico Temprano los habitantes aplanaron el fondo del valle y realizaron proyectos de construcción para proteger la arquitectura de la ciudad de los efectos de las inundaciones.

Copán tuvo gran influencia sobre los centros regionales en todo el oeste y centro de Honduras, impulsando la introducción de características mesoamericanas en las élites locales.

Aunque los orígenes de la ciudad se remontan al periodo Preclásico, poco se sabe de los gobernantes de Copán antes de que se fundó una nueva dinastía vinculada con Tikal a principios del siglo V d. C. Bajo esta nueva dinastía Copán se convirtió en una poderosa ciudad-estado y una potencia regional en el sur de la región maya, a pesar de que sufrió una catastrófica derrota a manos de Quiriguá en 738 cuando el rey Uaxaclajuun Ub’aah K’awiil fue capturado y decapitado por su ex-vasallo K’ak’ Tiliw Chan Yopaat, el gobernante de Quiriguá. Aunque esta derrota fue un importante retroceso, los gobernantes de Copán comenzaron nuevamente a construir estructuras monumentales dentro de unas pocas décadas. Tras el colapso maya, y después de que se levantaron las últimas grandes estructuras ceremoniales y monumentos reales, el área de Copán continuó siendo ocupado, pero la población de la ciudad cayó en los siglos VIII y IX de quizá más de 20.000 habitantes a menos de 5.000 habitantes. A la llegada de los españoles en el siglo XVI, el centro ceremonial había sido abandonado desde hace mucho tiempo y el valle de Copán era únicamente poblado por unas pocas aldeas agrícolas.

010

El Autor, JORGE MIER HOFFMAN, en el mal llamado “Juego de Pelota”, como muchos edificados por los mayas en sus Centros Ceremoniales. Nótese que los aros de Copán se encuentran a menos de 2 metros del suelo, mientras que el “Juego de Pelota” de Chichén Itzá están a 9 metros… lo que significa que no eran lugares para jugar pelota como los bautizaron arqueólogos europeos al no comprender su significado

“Juego de Pelota” de Copán

024

“Juego de Pelota” de Chichén Itzá

Aunque la primeras estructuras arquitectónicas de piedra construidas en Copán datan del noveno siglo a. C., el valle fértil del río Copán ya fue una región agrícola mucho antes. La ciudad ya era importante antes de su refundación por una élite extranjera. Aunque se encontraron algunas referencias a la historia predinástica de Copán en textos posteriores, ninguno de ellos es anterior a la refundación de la ciudad en el año 426 d. C. La información disponible sobre esta época es escasa y fragmentaria. Hay una inscripción que hace referencia al año 321 a. C., pero ningún texto explica el significado de esta fecha. Un evento en Copán está ligado a otro evento que ocurrió 208 días antes, en el año 159, en un lugar desconocido que también se menciona en una estela de Tikal. El hecho de que el lugar también se menciona en Tikal sugiere que se trata de un sitio en la cuenca del Petén, posiblemente El Mirador, la gran ciudad maya del Preclásico. Esta fecha de 159 d. C. se menciona en diversos textos y está vinculada a una figura conocida como “Ajaw Foliado”. Esta misma persona está mencionada en el cráneo tallado de un pecarí que se recuperó de la Tumba 1, donde el texto dice que está llevando a cabo alguna actividad en el año 376 d. C. con relación a una estela.

La primera mención de Copán se hizo en una carta en el período colonial temprano, fechada el 8 de marzo de 1576. La carta fue escrita por Diego García de Palacio, un miembro de la Real Audiencia de Guatemala, al rey Felipe II de España, diciendo entre otros:

“…en el primer lugar de la provincia de Honduras que se llama Copán, están unas ruinas y vestigios de gran población y de soberbios edificios tales que parece que en ningún tiempo pudo haber en tan bárbaro ingenio como tienen los naturales de aquella provincia, edificios de tanto arte y suntuosidad, es ribera de un hermoso río y en unos campos bien situados de tierra de un mediano temple, harta de fertilidad y de mucha caza y pesca. En dichas ruinas hay montes que parecen haber sido hechos a mano y en ellas muchas cosas de notar. Antes de llegar a ellos se encuentra una piedra grandísima en figura de águila y hecho en su pecho un cuadro de una vara de largo y en él, ciertas letras que no se sabe que sean”

El explorador francés Jean-Frédéric de Waldeck visitó el lugar en el siglo XIX y pasó un mes dibujando las ruinas. El coronel Juan Galindo dirigió una expedición a las ruinas en 1834 en nombre del gobierno de Guatemala y escribió artículos sobre el sitio para publicaciones en Inglaterra, Francia y América del Norte. John Lloyd Stephens y Frederick Catherwood visitaron Copán, e incluyeron una descripción, mapa y dibujos detallados en el relato Incidents of Travel in Central America, Chiapas and Yucatán de Stephens, publicado en 1841. El sitio fue visitado posteriormente por el arqueólogo británico Alfred Maudslay. Varias expediciones patrocinadas por el Museo Peabody de la Universidad de Harvard trabajaron en Copán durante el siglo XX. La Institución Carnegie también patrocinó proyectos en el sitio en conjunto con el gobierno de Honduras.

LA ESTELA “B” DE COPÁN

En la fecha del Sábado 22 de Agosto del año 731 de nuestra Era Cristiana, (Cuenta Larga 9.15.0.0.0, Rueda del Calendario Maya 4 Ajaw 13 Yax), el decimotercero Rey de Copán Waxaklajun Ubah Kawill, (que significa “hay 18 imágenes del Kawil”, llamado también “18 Conejo” que reinó en Copán entre los años 695 y 738 de nuestra Era Cristiana), dedicó la “Estela B”, el último de los seis monumentos del grupo de Estelas A, B, C, D, F, H.

La Estela “B” representa en un significado al Dios Chaac o Tlaloc Maya, y en otro significado a la encarnación Humana de uno de sus varios aspectos en el decimotercero Rey de Copán Waxaklajuun Ub’aah K’awiil “18 Conejo”,cuyo Sacrificio Expiatorio fue representado simbólicamente en una escena de “Decapitación”, que no se debe de interpretar literalmente, porque tiene toda una profunda simbología esotérica, como la del Ángel decapitado de Samotracia, que simboliza la muerte de los defectos psicológicos en todo auténtico Hombre-Ángel.

Los edificios de Copán sufrieron significativamente de las fuerzas de la naturaleza en los siglos entre el abandono del sitio y el redescubrimiento de las ruinas. Después del abandono de la ciudad el río Copán gradualmente cambió su curso. Uno de los meandros del río causo la destrucción de la parte oriental de la acrópolis (revelando la estratigrafía arqueológica con un largo corte vertical) eliminando varios conjuntos arquitectónicos subsidiarios, incluyendo al menos un patio y 10 edificios del Conjunto 10L-2. El corte causado por la erosión fluvial representa una característica arqueológica importante del yacimiento ya que la erosión creó un perfil vertical de la acrópolis, que mide 37 m de altura en su punto más alto y 300 m de largo.

“Un joven junto al Altar de la Estela 4 a la que se le ha dado vuelta para confeccionar su molde

El Instituto Carnegie realizó trabajos para redirigir el río y salvar la zona arqueológica, aunque varios edificios registrados en el siglo XIX ya habían sido destruidos además de una porción desconocida de la acrópolis que se perdió por la erosión antes de que pudiera ser registrada. A fin de evitar una mayor destrucción de la acrópolis, el Instituto Carnegie desvió el río en la década de 1930. El antiguo cauce seco fue rellenado y el corte fue estabilizado en los años 1990. Las Estructuras 10L–19, 20, 20A y 21 fueron destruidas por el río Copán, pero ya habían sido registradas por los investigadores en el siglo XIX.

DESCRIPCIÓN DE LA ESTELA “B”
TLALOC MAYA

Estela “B” que en su decorado muestra dos elefantes

“Esta figura muestra a Tláloc, dios de la lluvia. Mitra. El simple hecho de llevarla nos habla claro del gran sacerdocio, un iniciado, un gran sacerdote. Manos. En esa actitud nos están indicando la región de Tiphereth. Hay necesidad de orientar las energías hacia adentro y hacia arriba. El pectoral en la zona de Tiphereth, en el centro del pecho, con dos ángulos hacia arriba, hacia las mejillas, nos indica que debemos poner atención al fondo anímico del Ser, que es lo que realmente cuenta. Los mayas conocieron a fondo los misterios esotéricos, cada escultura por sí misma lo está indicando. A los lados podemos apreciar las guacamayas, claro símbolo de la castidad. Las guacamayas representan también al azufre y al mercurio de los sabios. Para explicar mejor lo del azufre y del mercurio, les diré que el esperma sagrado debe transmutarse en energía creadora, que impregnada de fuego o haciéndose una con el fuego, sube por la espina dorsal. Esa es la serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes. Todo el trabajo está en el mercurio y el azufre, sin ellos no se puede hacer la Gran Obra.En esta estela se representan muy bien el azufre y el mercurio por el par de guacamayas. Podemos ver que los que tallaron estas piedras sabían lo que estaban haciendo. Conocían a fondo la cultura esotérica. Fueron hechas por iniciados.”

“En otras culturas se representan en forma distinta, por ejemplo, por el unicornio y el caballo, por el águila y la zorra, por los dos peces de la constelación de Piscis, por los dos colosos de Rodas, etc., etc. Todas estas alegorías no son más que el azufre y el mercurio de los que tanto hablan los alquimistas de la Edad Media. El mercurio es el alma metálica del exiohehari, el alma metálica del esperma sagrado, que debe recibir al fuego para subir. Es el mercurio azufrado, que sube por el canal medular espinal abriendo los chacras, centros magnéticos del ser humano. El excedente del mercurio azufrado cristaliza en el cuerpo astral, da vida al cuerpo astral. Más tarde cristaliza en el cuerpo mental y por último cristaliza en el cuerpo causal o de la voluntad consciente. Quien posee un cuerpo físico, un astral, un mental, un causal solar, recibe los principios anímicos y espirituales y se convierte en un hombre verdadero. Antes de eso, se es animal intelectual, falsamente llamado hombre. Se parece al hombre en cuanto al cuerpo físico, al rostro, a la figura, pero si se observan sus procesos psicológicos, si se comparan los procesos psicológicos de un hombre con los de un animal intelectual, se encuentra que son completamente diferentes, totalmente distintos. “

“Así pues, el mercurio y el azufre están representados de alguna manera en los textos sagrados de las culturas antiguas. Aquí en la estela “B”, fueron representados por las dos guacamayas, también símbolos de la castidad.El cetro está colocado sabiamente en el centro. Se ve un rostro indefinido, extraño, raro, colocado en la parte superior del cetro, como para indicar la maravillosa fuerza neutral o tercera fuerza. El cetro, orientándose hacia la cintura, hacia Hod y Jesod, nos habla en términos hebraicos de la fuerza neutralizante. Esta tercera fuerza es la que realmente hay que aprender a manejar, aprender a dirigir, porque es la que da el poder. En el Apocalipsis, los dos testigos están a los lados de la espina dorsal, pero la tercera fuerza está al centro. Los dos testigos ponen en actividad a la tercera fuerza, el rayo sagrado del Kundalini. El cetro de mando pertenece a la tercera fuerza. Aquí, en esta estela, está muy bien explicado con ese rostro tan extraño, tan neutral. El cincelado de esta piedra es extraordinario, de una perfección admirable. Piedras tan ricas como éstas no se compran ni con todo el oro del mundo, Como trabajo artístico son impresionantes, al mismo tiempo de la figura dan la idea de un manto”

La Estela “B” representa en sus extremos dos cabezas de elefante… Algo insólito!!! puesto que el elefante no habitó en América, lo cual significa, que los mayas viajaban al continente asiático en un intercambio cultural

“Parte posterior de la estela “B”. Vemos una figura que con sus manos reparte la lluvia bienhechora. La posición de la figurilla es sentada en actitud búdhica. No hay duda que es necesario que sobre nosotros caigan todos los diluvios universales para limpiarnos y purificamos totalmente, Así lo dice el Tláloc maya de Copán. En síntesis: todas estas tallas son antiquísimas, hechas por artistas geniales, con una sabiduría extraordinaria, la cual fue depositada en estos libros de piedra que nos hablan claramente de la autorrealización íntima del Ser.”

“Tláloc ¿Quién es Tláloc? Es un rey de la naturaleza, una criatura perfecta que está más allá del bien y del mal. En sus manos está la inundación, la sequía, el granizo, el hielo, el rayo, motivo por el cual los magos antiguos temían su cólera. Hallándome un día en estado de meditación profunda, hube de ponerme en contacto directo con el bendito señor Tláloc. Este gran ser vive en el mundo causal, más allá del cuerpo, de los afectos y de la mente. En todas las partes de mi ser experimenté ciertamente la tremenda realidad de su presencia. Vestido exóticamente parecía un árabe de los antiguos tiempos. Su rostro, imposible de describir con palabras, era semejante a un relámpago. Cuando le recriminé por el delito de haber aceptado tantos sacrificios de niños, mujeres, varones, ancianos, etc., etc. (entre los aztecas aparece también Tláloc y de esos sacrificios estamos hablando), la respuesta fue: Yo no tuve la culpa de eso, nunca exigí tales sacrificios, eso fue cosa de las gentes de allá en el mundo físico. Luego concluyó con las siguientes palabras: Volveré en la era de Acuario. Incuestionablemente, el dios Tláloc habrá de reencarnarse dentro de algunos años.” (De la Obra “Misterios Mayas” por el V.M. Samael Aun Weor).

Copán fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por UNESCO. La UNESCO también aprobó el financiamiento de diversas obras en el sitio entre 1982 y 1999 con un monto de $ 95.825. El saqueo sigue siendo una seria amenaza para Copán. Una tumba fue saqueada en 1998 cuando estaba siendo excavada por los arqueólogo.

 

El sitio de Copán está compuesto de varios conjuntos arquitectónicos. El Conjunto Principal y el Conjunto del Cementerio se encuentran en el núcleo del sitio y son conectados con el Conjunto de las Sepulturas al noreste por medio de un sacbe (calzada). El centro de Copán tenía una densidad de 1449 estructuras por kilómetro cuadrado. Al incluir el área alrededor del centro, con una superficie de 24,6 km², esta densidad se redujo a 143 estructuras/km².

Copán es conocido por una serie de estelas con retratos, la mayoría de las cuales fueron colocadas a lo largo de vías procesionales en la plaza central de la ciudad y en la Acrópolis, un gran complejo con pirámides, plazas y palacios. El sitio cuenta también con un largo campo para el juego de pelota mesoamericano. El campo de juego se encuentra entre dos edificios paralelos que enmarcan un rectángulo de dimensiones exactas

El Conjunto Principal representa el núcleo de la antigua ciudad y cubre un área de 600 por 300 metros. Los componentes más importantes incluyen la Acrópolis, un complejo real construido en el lado sur, y un conjunto de estructuras más pequeñas y plazas interconectadas al norte, incluyendo la Escalinata de los Jeroglíficos y el campo del juego de pelota. La Plaza de los Monumentos contiene la mayor concentración de monumentos esculpidos del sitio.

La Acrópolis, ubicado en el corazón de Copán, era el complejo real. Se compone de dos plazas que se conocen como Plaza Occidental y Plaza Oriental. Ambas están encerradas por estructuras elevadas. Los arqueólogos excavaron extensos túneles bajo la Acrópolis, revelando el desarrolló arquitectónico del complejo a lo largo de los siglos en el corazón de Copán. También descubrieron varios textos glíficos que datan del Clásico Temprano y verificaron la información sobre los primeros gobernantes dinásticos de la ciudad que fue registrada en el Altar Q cientos de años más tarde. Los túneles más profundos revelaron que las primeras estructuras monumentales que subyacen la Acrópolis, datan de principios del siglo V, cuando K’inich Yax K’uk’ Mo’ estableció la dinastía real. Estos primeros edificios fueron construidos de piedra y adobe en cima de estructuras más antigua de tierra y adoquines que datan del período predinástico. Los dos estilos de construcción se superponen en cierta medida con algunas de las estructuras de tierra que se expandieron durante los primeros cien años de la historia dinástica de la ciudad. Los primeros edificios dinásticos de mampostería de la Acrópolis incluyen varios con el estilo de Tikal y uno construido en el estilo talud-tablero asociado con Teotihuacan, aunque en aquel momento la forma talud-tableroya estaba en uso tanto en Tikal y Kaminaljuyú, como en el centro de México.

La Estructura 10L-4 es una plataforma con cuatro escaleras, situada junto a la Plaza de los Monumentos.

007

Mi esposa Teresa junto a una de las Estelas de Copán

Copán, una de las más grandes ciudades de los mayas, alberga la pirámide más “informativa” de todas las de América. Es la llamada Pirámide de los Jeroglíficos – contigua al juego de pelota – con 30 metros de lado y casi 30 metros de altura. En una de sus caras está la mayor inscripción pétrea del continente americano: más de 2.500 glifos cubren los 62 peldaños orientados de Este a Oeste, los cuales junto con la plataforma superior totalizan 63 escalones.

Coronando la monumental escalera y pirámide había un templo, cuyo eje principal seguía la línea Sur-Norte, esto es, la del meridiano magnético, que es la misma orientación de la galería de la pirámide de la Luna, en Teotihuacán.

Según el célebre arqueólogo Rafael Girard, los 63 escalones son divisibles por 7, y el resultado, 9, representa un guarismo asociado una deidad femenina, del mismo modo que el 7 es un numeral propio de los dioses masculinos. También existe otra pirámide de 63 gradas en Tenayuca, también con glifos, pero no se ha podido establecer una relación segura entre ambas construcciones.

Doce pares de figuras de jaguar estilizadas adornan las alfardas de la escalinata de los jeroglíficos que tiene en su base un altar. Su base está adornada con la forma de un tocado de una entidad femenina cuyos ojos poseen forma de media luna y una lengua que se extiende hasta el suelo a una distancia de un metro del altar.

Seis estatuas se hallan empotradas en el eje de la monumental escalera. La inferior y superior muestran a un personaje emergiendo de las fauces de un jaguar. Las doce estatuas sugieren, como recuerda Girard, “el camino del Sol”, es decir, en el que se basa el calendario maya. Algo semejante se puede observar en otra pirámide maya, la del Adivino, en Uxmal, flanqueada por doce máscaras del dios narigudo Chac, los dioses de la lluvia que, según el fallecido arqueólogo suizo, “constituyen el cortejo estelar del astro cuando efectúa su primer paso por el cenit”.

Los primeros estudios hechos sobre las inscripciones se las debemos a George B. Gordon, del Peabody Museum (EEUU) a principios del siglo XX y luego, en 1920, a Sylvanus Morley, que publicó su célebre “The Inscriptions at Copan”. Ambos autores descubrieron allí fechas calendáricas que asociaron a fenómenos astronómicos.

Habría que esperar hasta 1986 cuando la ya fallecida epigrafista de la lengua maya Linda Schele y David Stuart percibieron en los glifos la historia de las suceciones de los mandatarios de Copán. Allí encontraron fechas como del 710 d.C. correspondiente al reinado de Conejo 18.

Los más recientes estudios sobre los glifos de la pirámide muestran varias complejas historias relacionadas a sus antiguos gobernantes, especialmente el décimo quinto, Humo-Caracol y los cambios sucedidos durante su reinado. La primera inscripción que se hizo en la escalinata informa sobre la cruel decapitación del rey Jog XVIII.

Desde 1952 se llevan a cabo, de tiempos en tiempos, excavaciones dentro de la pirámide, donde hoy en día se puede encontrar un verdadero entramado de túneles hechos por los arqueólogos. Esto llevó al descubrimiento de otras dos pirámides en su interior. La más antigua y más pequeña fue nombrada Chorta y la otra, que se le superpone, Esmeralda. Por debajo de todas la tres pirámides se encontró el templo Papagayo.

Se cree que la pirámide Esmeralda fue erigida, al menos en parte, durante el reinado de Humo Imix Dios K. En la pirámide Chorta, más pequeña, se encontró una tumba real. Por los restos de cerámica datados, se estimó entre 650 y 700 d.C. el período de la muerte del desconocido soberano. En la cámara sepulcral se encontraron 11 estatuas de barro que fueron interpretadas como las imágenes de 11 soberanos magníficamente ejecutadas.

Desde 1985 la Pirámide de los Jeroglíficos está tapada por una especie de cobertizo que protege la escalinata de la luz del sol y de la lluvia. Anteriormente era bañada por la luz solar por las mañanas durante el período que transcurre entre el primer y segundo paso del Sol por el cénit del lugar, es decir, a lo largo de 104 días. En cambio, durante el solsticio de invierno, la escalera quedaba sumida en la penumbra.

Un detalle poco conocido de la escalinata es que una de las gradas está esculpida por sus cuatro lados y es movible gracias a un dispositivo giratorio que permite permutar las inscripciones ya que sólo pueden verse dos caras. Según Girard, se habría utilizado para variar la posición de las inscripciones en determinadas circunstancia pero su función y significación se mantienen desconocidas.

006

El Autor, JORGE MIER HOFFMAN, junto de la Estela al pie de la “Escalinata de los Jeroglíficos” antes de ser restaurada

Al pie de la escalinata está emplazada la estela norte, a cuyo frente hay un altar con cuatro mascarones que miran hacia los cuatro puntos cardinales. Algunos de los glifos descifrados cuentan la historia del soberano Humo Caracol y sus antepasados.

La fecha más antigua registrada en la escalinata es del año 544 d.C. y la más reciente del 744 d.C. Todavía quedan muchos puntos por analizar e interpretar de este pirámide que podrá provocar más de una sorpresa en los venideros años

La Estructura 10L-11 se encuentra al lado oeste de la Acrópolis. Cierra el lado sur de la plaza de la Escalinata de Jeroglíficos y se accede de la misma a través de una ancha escalera monumental. Esta estructura parece haber sido el palacio real de Yax Pasaj Chan Yopaat, el decimosexto gobernante en la sucesión dinástica y el último rey conocido de Copán. La Estructura 10L-11 fue construida en cima de varias estructuras anteriores, una de las cuales probablemente contiene la tumba de su predecesor K’ak’ Yipyaj Chan K’awiil.

008

Mi esposa Teresa y al fondo la “Escalera de los Jeroglíficos” antes de ser restaurada

Un pequeño túnel desciende en el interior de la estructura, posiblemente en la tumba, pero aún no ha sido excavado por los arqueólogos. En 769 Yax Pasaj Chan Yopaat construyó una nueva plataforma de un templo encima de la tumba de su predecesor. Encima de esta construyó una superestructura de dos pisos con un techo esculpido que representa el cosmos mitológico. En cada una de las esquinas del lado norte se encontraba una gran escultura Pawatun (un grupo de deidades que apoyaban al cielo). Esta superestructura tenía cuatro entradas con paneles de glifos esculpidos directamente en las paredes del edificio. Un banco dentro de la estructura, ahora en el Museo Británico, representa la ascensión al trono del rey, supervisada por deidades y ancestros.

Templo Rosalila oculta bajo la pirámide

Templo Rosalila oculta bajo la pirámide

La Estructura 10L-16 (o Templo 16) es un templo-pirámide que representa la parte más alta de la Acrópolis y que está situado entre la Plaza Oriental y la Plaza Occidental en el centro de la antigua ciudad. El Templo está en frente de la Plaza Occidental en la Acropolis y fue dedicado a K’inich Yax K’uk’ Mo’, el fundador de la dinastía. El templo fue construido en cima de la parte superior del palacio original y tumba del rey. Es la versión final de un número de templos construidos uno encima del otro, una práctica común en Mesoamérica. La primera versión de este templo, cuyo sobrenombre es Hunal, fue construida en el estilo arquitectónico talud-tablero típico de Teotihuacan. En las huellas supervivientes de las paredes interiores se encontraron restos de pinturas murales en colores vivos. El rey fue enterrado con ricas ofrendas de jade en una cripta abovedada, escavada en el suelo de la fase Hunal del edificio. K’inich Popol Hol, hijo del fundador, demolió el palacio de su padre y construyó una plataforma en la parte superior de su tumba, llamada Yehnal por los arqueólogos. Fue construida en el estilo distintivo de los mayas del Petén y incluía mascaras pintadas de rojo de K’inich Tajal Wayib’, el dios del sol. Dentro de una década de su construcción, esta plataforma fue encerrada dentro de otra plataforma mucho más grande. Esta plataforma mayor ha sido nombrada Margarita y tenía paneles de estuco que flanqueaban la escalinata de acceso que llevaba las imágenes entrelazadas de quetzales yguacamayos, que forman parte del nombre de K’inich Yax K’uk’ Mo’. La fase Margarita contenía la tumba de una mujer anciana, apodada “Señora en Rojo”. Se trata probablemente de la viuda de K’inich Yax K’uk’ Mo’ y la madre de K’inich Popol Hol. La sala superior del templo de la fase Margarita fue transformada para la recepción de ofrendas. La inusual piedra Xukpi, un monumento de dedicación utilizado en una de las fases anteriores, se volvió a utilizar en esta fase posterior.

Templo Rosalila oculta bajo la pirámide

Una de las fases mejor conservadas del Templo 16 es la fase Rosalila que fue construida sobre los restos de cinco versiones anteriores del templo. El arqueólogo Ricardo Agurcia descubrió el santuario casi intacto, mientras escavando un túnel por debajo de la versión final del templo. La fase Rosalila es notable por su excelente estado de conservación e incluye el edificio entero, desde la plataforma de base hasta la crestería y la muy elaborada decoración de estuco pintado. Esta decoración representa a K’inich Yax K’uk’ Mo’ situado en el centro de un cuadro mitológico, combinando el fundador de la dinastía con la deidad del cielo Itzamná en forma de ave. La imaginería mitológica también incluye montañas antropomórficas, esqueletos y cocodrilos. Los respiraderos en el exterior fueron diseñados para que el humo del incienso quemado en el interior del templo podría interactuar con la escultura de estuco de la parte exterior. El templo tenía un escalón glífico de piedra con una inscripción dedicatoria. Aunque el escalón no está tan bien conservado como el resto del edificio, fue posible descifrar una fecha, siendo la del año 571. Debido a la deforestación del valle de Copán, el edificio Rosalila fue la última estructura en el sitio a utilizar estuco como decoración — ya no se podía reservar grandes cantidades de leña para transformar la piedra caliza en yeso. Una copia de tamaño natural del edificio Rosalila ha sido reconstruida en el museo de Copán.

Uaxaclajuun Ub’aah K’awiil encerró la fase de Rosalila en una nueva versión del edificio que fue construida a finales del siglo octavo. Como parte de los ritos para finalizar la fase anterior, se hizo una ofrenda que incluía una colección de pedernal excéntrico tallados en los perfiles de seres humanos y dioses, envueltos en textiles de color azul.

La Estructura 10L-18 está ubicada en el lado sureste de la Acrópolis y ha sido dañada por la erosión causada por el río Copán que resultó en la perdida de la parte oriental de la estructura. Escaleras en el lado sur de la estructura conducen a una tumba abovedada que fue saqueada en la antigüedad y probablemente fue la de Yax Pasaj Chan Yopaat. Al parecer fue saqueada poco después de la caída del reino de Copán. Inusualmente para Copán, el santuario superior tenía cuatro paneles esculpidos que representan al rey realizando danzas de guerra con lanza y escudo, haciendo hincapié en las crecientes tensiones que ocurrieron cuando la dinastía llegó a su fin.

Los Templos 10L-20 y 10L-21 fueron probablemente construidos por Uaxaclajuun Ub’aah K’awiil. Se perdieron al río Copán a principios del siglo XX.

La Estructura 10L-22 es un edificio grande en el lado norte de la Plaza Oriental en la Acrópolis. Se remonta al reinado de Uaxaclajuun Ub’aah K’awiil y es el mejor conservado de los edificios de su reinado. La superestructura del edificio tiene una puerta interior con un marco tallado y decorado con mascarones de Witz, el dios de la montaña. La entrada exterior está enmarcada por la gigante máscara de una deidad y tiene similitudes con el estilo regional Chenes del lejano Yucatán.79 El templo fue construido para celebrar la finalización del primerK’atun del reinado de Uaxaclajuun Ub’aah K’awiil en 715 d. C., y tiene un escalón glifico con una frase en primera persona “He completado mi k’atun”. El edificio representa simbólicamente la montaña donde se creó el maíz.

La Estructura 10L-25 se encuentra en la Plaza Oriental de la Acrópolis. Contiene una rica tumba real que los arqueólogos llamaron Sub-Jaguar. Se presume que fue la tumba sea del Gobernante 7 (B’alam Nehn), del Gobernante 8 o del Gobernante 9, quienes gobernaron todos en la primera mitad del siglo VI d. C.

La Estructura 10L-26 (o Templo 26) es un templo que se proyecta hacia el norte de la Acrópolis y que está ubicada inmediatamente al norte de la Estructura 10L-22. Fue construida por Uaxaclajuun Ub’aah K’awiil y K’ak’ Yipyaj Chan K’awiil, los gobernantes 13 y 15 en la sucesión dinástica. La Escalinata de los Jeroglíficos, que tiene una anchura de 10 m, sube desde la plaza por el lado oeste del edificio. La versión más antigua del templo, llamado Yax, fue construida durante el reinado del fundador de la dinastía, K’inich Yax K’uk’ Mo’, y tiene características arquitectónicas (tales como esquinas remetidas) que son propios de Tikal y de la región central del Petén.17 La siguiente fase del edificio, llamado Motmot, fue construida por K’inich Popol Hol, el hijo de Yax K’uk’ Mo’. Esta fase de la estructura era más elaborada y estaba decorada con estuco. Situada debajo del edificio se encontraba la piedra angular Motmot (o disco marcador Motmot), cubriendo la tumba de una mujer, en el inusual estilo teotihuacano, acompañada por una amplia variedad de ofrendas, incluyendo huesos de animales, mercurio, jade y cuarzo, junto con tres cabezas humanas masculinas. Ku Ix construyó una nueva fase del edificio, llamado Papagayo, en cima de Motmot.

Humo Imix demolió la fase Papagayo y enteró ritualmente los restos quebrados de sus monumentos esculpidos, junto con cabezas de guacamayo de piedra provenientes de una primera versión del juego de pelota. Luego construyó una pirámide en cima de las fases anteriores, la que fue llamada Mascarón por los arqueólogos. Esta fase a su vez fue desarrollada en la pirámide Chorcha con la adición de una larga superestructura con siete entradas en la parte delantera y trasera. Antes de construir el nuevo edificio en la parte superior, el santuario superior existente fue demolido y una tumba fue insertada en el suelo y cubierto con 11 grandes losas de piedra. La tumba contenía los restos de un hombre adulto y un niño sacrificado. El muy deteriorado esqueleto del adulto, era envuelto en una estera, acompañado de ofrendas de jade, incluyendo aretes y un collar de figuras esculpidas, 44 vasijas de cerámica, pieles de jaguar, conchas del género spondylus, 10 botes de pintura y uno o más libros glíficos, ahora deteriorados. También incluía 12 incensarios de cerámica con tapas modeladas en figuras humanas, que se cree representan el rey Humo Imix y sus 11 predecesores dinásticos. El edificio Chorcha fue dedicado a Humo Imix, el rey del séptimo siglo, y por ello es probable que los restos enterrados en el edificio son suyos. Por el año 710, Uaxaclajuun Ub’aah K’awiil selló la fase de Chorcha debajo de una nueva versión del templo, conocido como Esmeralda. La nueva fase incluía la primera versión de la Escalinata de los Jeroglíficos, que contiene una larga historia dinástica. K’ak’ Yipyaj Chan K’awiil construiyó sobre la fase de Esmeralda en la segunda mitad del siglo octavo. Quitó la Escalinata de los jeroglíficos del edificio anterior y la reinstaló en su propia versión, mientras duplicando la longitud de su texto y añadiendo cinco estatuas de gobernantes vestidos con el atuendo de los guerreros teotihuacano, cada uno sentado en un peldaño de la escalera. En la base de la escalera, colocó la Estela M, con su propia imagen. El santuario de la cumbre del templo llevaba un texto glífico compuesto por figuras glíficas completas, cada una colocada al lado de un glifo similar en un estilo mexicano imitado, dando la apariencia de un texto bilingüe.

La Escalinata de los Jeroglíficos sube el lado oeste de la Estructura 10L-26. Tiene 10 m de ancho y cuenta con un total de 62 escalones. La Estela M y su correspondiente altar están ubicados en su base y a cada docena de escalones se encuentra una gran figura esculpida. Se cree que estas figuras representan los gobernantes más importantes en la historia dinástica del sitio. La escalinata tiene 2200 glifos que en su conjunto forman el texto glífico maya más largo conocido. El texto todavía está siendo reconstruido, tras haber sido revuelto por el colapso de los bloques glíficos, cuando la fachada del templo se derrumbó. La escalinata mide 21 m de largo y fue inicialmente construida por Uaxaclajuun Ub’aah K’awiil en 710 d. C., para ser reinstalada y extendida en la siguiente fase del templo por K’ak’ Yipyaj Chan K’awiil en 755 d. C.

El Juego de Pelota está inmediatamente al norte de la plaza de la Escalinata de los Jeroglíficos y se encuentra al sur de la Plaza de los Monumentos.75 Fue remodelado por Uaxaclajuun Ub’aah K’awiil, que luego lo demolió para construir una tercera versión que fue uno de los más grandes de la época clásica. Fue dedicado a la deidad del Gran Guacamayo y los edificios que flanqueaban el campo de juego fueron decorados con 16 esculturas de mosaico de estas aves. La construcción del campo de juego de pelota fue finalizada el 6 de enero de 738 y esta fecha fue inscrita con un texto glífico en la zona en pendiente del campo de juego.

La Plaza de los Monumentos o Gran Plaza se encuentra en el lado norte del Conjunto Principal

El Conjunto de las Sepulturas está conectado por un sacbé, o calzada, que corre hacia el suroeste hacia la Plaza de los Monumentos en el Conjunto Principal. El Conjunto de las Sepulturas consta de un número de estructuras restauradas, sobre todo residencias de la élite que cuentan con bancos de piedra de los cuales algunos tienen decoraciones talladas, y un número de tumbas.

El conjunto tiene una muy larga historia de ocupación poblacional, incluso una casa que data del Preclásico Temprano. En el Preclásico Medio se construyeron grandes plataformas de adoquines y se hicieron varios enterramientos ricos. Hacia el año 800, el complejo consistía en cerca de 50 edificios dispuestos en torno a 7 grandes plazas. En esta época, el edificio más importante era el Palacio de los Bacabs, la residencia de un poderoso noble de la época de Yax Pasaj Chan Yopaat. El exterior del edificio tiene decoraciones esculpidas de alta calidad y cuenta con un banco de piedra con glifos tallados en el interior. Una parte del conjunto formaba un subdistrito o barrio ocupado por habitantes que no eran mayas, sino originarios del centro de Honduras y involucrados en la red de comercio que trajo bienes de esa región.

Piedra con grabados de personajes astrólogos que participaron en una Conferencia de científicos mayas en Copán

El Altar Q es el monumento más conocido de Copán. Fue dedicado por el rey Yax Pasaj Chan Yopaat en 776 d. C. y tiene representaciones de los primeros 16 reyes de la dinastía de Copán talladas en torno a su lado. Cada figura representada está sentada sobre el glifo que contiene su nombre. En la parte superior tiene un texto glífico sobre la fundación de la dinastía en el año 426-427. Por un lado, se muestra el fundador de la dinastía, K’inich Yax K’uk’ Mo’, transfiriendo el poder a Yax Pasaj. Curiosamente, Tatiana Proskouriakoffprimero descubrió la inscripción en la cara oeste del Altar Q que menciona la fecha de la inauguración de Yax Pasaj. Esta representación de la sucesión política nos dice mucho acerca de la cultura maya del periodo Clásico temprano.

El Marcador Motmot o Piedra angular Motmot es una piedra con inscripciones, que fue colocada en cima de una tumba debajo de la Estructura 10L-26. Su cara fue finamente esculpida con los retratos de los dos primeros reyes de la dinastía de Copán, K’inich Yax K’uk’ Mo’ y K’inich Popol Hol, orientados el uno hacia el otro con una doble columna de glifos en el medio, todo contenido dentro de un cuadro cuatrifolio. El cuadro y los nombres glíficos de los lugares mitológicos por debajo de los pies de los dos reyes los coloca en un reino sobrenatural. La piedra angular tiene dos fechas de calendario, siendo 435 d. C. y 441 d. C. La segunda es probablemente la fecha en que la piedra angular fue dedicada.

flecha

VER RUINAS DE – TONINÁ – PULSANDO AQUÍ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: