RELIGIÓN – DIOSES

cDSC_0030rha

Autor del Blog: Jorge Mier Hoffman en Machupicchu

La partícula de Dios: si el universo es la respuesta, ¿cuál es la pregunta? es un libro de divulgación científica de 1993 escrito por el físico ganador del premio Nobel Leon M. Lederman y el escritor de ciencias Dick Teresi. Con una narrativa ligeramente humorística, metafórica y vívida, el libro proporciona una breve historia de la física de partículas, iniciando con elfilósofo griego presocrático Demócrito y continua con Isaac Newton, Roger Joseph Boscovich, Michael Faraday, y Ernest Rutherford y la física cuántica en el siglo XX.

Lederman explicó que puso el apodo «La partícula de Dios» (The God Particle en inglés) al bosón de Higgs porque la consideró «demasiado central para la física de hoy en día, demasiado crucial para nuestra comprensión de la estructura de la materia, aunque muy evasiva», pero en son de broma añadió que la segunda razón fue porque «la editorial no les dejó llamarla “La maldita partícula” (The Goddamn Particle), aunque ese sea un título más apropiado, dada su naturaleza villana y el costo que está causando»

La obra inicia con un epígrafe de Demócrito que recita: «Nada existe excepto los átomos y el espacio vacío. Todo lo demás es opinión» La historia empieza en el año 430 a. C. cuando un filósofo griego huele el pan que se cuece en el horno y se imagina que una partícula invisible es la responsable de construir toda la materia. Posteriormente, la llama á-tomo (que significa «no divisible») y se convierte en la búsqueda más larga de la historia de la ciencia: 2.500 años de experimentos hasta la fecha. Además, explica una metáfora de un partido de fútbol con una pelota invisible para describir el proceso por el cual se deduce la existencia de las partículas.11 Junto a este, se lee una breve historia contextual sobre cómo llegó a la física de las partículas.

Luego, en un sueño ficticio, el autor tiene una diálogo socrático con Demócrito, un antiguo filósofo griego que vivió durante el período clásico, el cual es presentado (con ciertos cómicos) como si tuviera conocimientos sobre la tecnología actual. Más adelante, hace referencias a Galileo, Tycho Brahe, Johannes Kepler e Isaac Newton. Posteriormente, habla sobre físicos delsiglo XVIII hacia adelante incluyendo a J.J. Thomson, John Dalton y Dmitri Mendeleev (1834–1907).

En una pintura, detalla la evolución de la física clásica hasta el nacimiento de la física cuántica. Menciona el desarrollo de losaceleradores de partículas, y un capítulo con una descripción más extensa sobre el uso de la palabra «a-tomo» para referirse a la partícula fundamental e indivisible de Demócrito. En el capítulo 8, habla principalmente de la ruptura espontánea de simetría electrodébil y el bosón de Higgs. Finalmente, mira en la astrofísica y describe las evidencias sobre el Big Bang.

  1. La pelota de fútbol invisible.
  2. El primer físico de partículas.
  3. Buscando el átomo: la mecánica.
  4. Aún buscando el átomo: químicos y electricistas.
  5. El átomo desnudo.
  6. Los aceleradores chocan átomo,
  7. Á-tomo
  8. La partícula de Dios, por lo menos
  9. Espacio interior, espacio exterior y el tiempo antes del tiempo.

Dios es el nombre que se le da en español a un ser supremo omnipotente y personal en religiones teístas y deístas (y otros sistemas de creencias) quien es: o bien la única deidad, en el monoteísmo, o la deidad principal, en algunas formas de politeísmo, como en elhenoteísmo.2

Dios también puede significar un ser supremo no personal como en el panteísmo, y en algunas concepciones es una mera idea o razonamiento sin ninguna realidad subsistente fuera de la mente, como en los sistemas materialistas.

A menudo Dios es concebido como el creador sobrenatural y supervisor del universo. Los teólogos han adscrito una variedad de atributos a las numerosas concepciones diferentes de Dios. Entre estos, los más comunes son omnisciencia, omnipotencia,omnipresencia, omnibenevolencia (perfecta bondad), simplicidad divina, y existencia eterna y necesaria. Dios también ha sido concebido como de naturaleza incorpórea, un ser personal, la fuente de toda obligación moral, y el “mayor ser concebible con existencia”.2 Estos atributos fueron descritos en diferentes grados por los primeros filósofos-teólogos judíos, cristianos y musulmanes, incluidosMaimónides,3 san Agustín,3 y Al-Ghazali,4 respectivamente. Muchos destacados filósofos medievales y filósofos modernos desarrollaronargumentos a favor de la existencia de Dios.4 En forma análoga numerosos filósofos e intelectuales de renombre han desarrollado argumentos en contra de la existencia de Dios.

CUNA DE LOS DIOSES

INFRAMUNDO EGIPCIO

papa-francisco-mensaje 2

DIOS EXISTE PARA ALBERT EINSTEIN

DIOS NO EXISTE PARA Stephen Hawking

PRUEBA QUE DIOS SI EXISTE

La regla de oro en las religiones

Casi todas las religiones, por más separadas que estén geográfica y temporalmente, comparten un sustrato moral de especial valor y de parecidos razonables. Es lo que podemos denominar como la “Regla de Oro” de cada religión

Las semejanzas de estas reglas o principios giran en torno a la idea de reciprocidad, en su dimensión racional y espiritual. Existen ciertamente unos evidentes paralelismos que acercan a todas las religiones a una idea común, como queda patente en el hinduismo (Maha-Bharata 13, 115-22), en el budismo (Udana Varga 5, 18), en el judaísmo (Levítico 19,18), en el confucionismo (Analectas 15,23, Lun-Yu XV, 24) y en el cristianismo (Mt 7, 12, Lc 6,31, Evangelio de Tomás 6).

Las principales dificultades se ponen de manifiesto en torno al Islam. El Islam no suscribe la Regla de Oro. Lo más próximo a ese principio para los musulmanes se encuentra en el hadiz nº13 de los Cuarenta Hadices de Al-Nawawi. Pero es una fraternidad que no se extiende a todo el mundo. En cierto modo, con el Islam nos encontramos con el problema fundamental de los planteamientos éticos de cualquier secta, en la que sus intereses están por encima del discernimiento humano del bien y del mal, y que para favorecer los intereses de la secta, que es en lo que consiste ese bien supremo, todo es permisible, incluso la mentira y el asesinato. El fin se considera tan elevado que justifica los medios, una cierta similitud con las doctrinas que subyacen en todas las ideologías totalitarias.

En las naciones islámicas tampoco puede haber ateísmo en cuanto que la condición de persona se tiene en la medida en que se es creyente, de ahí que la pena de muerte se aplica a quién no es creyente y en consecuencia tampoco persona. Esto hace que la religión islámica sea muy potente en la difusión y expansión pues hace de todo musulmán un misionero cuyo objetivo es la conversión del mayor número de infieles. No es de extrañar tampoco que ciertos sectores fanáticos de esta (pseudo) “religión” se amparen en el ejercicio de la violencia para hacer operativa su “salvación”.

La idea de reciprocidad islámica difiere sustancialmente de la interpretación judía, cristiana o bahaíta. El judaísmo opera por vínculo sanguíneo y por tanto cerrado, mientras que en el cristianismo se opera por vínculo espiritual y universal que convierte a todos los hombres en hermanos y a su vez en hijos amados de un mismo Padre. La dimensión abierta y universal del cristianismo ha posibilitado un cierto grado de interacción con otras tradiciones de su entorno, e incluso indirectamente con otras muy distantes, como por ejemplo con el budismo, mediante la inclusión de Buda en el santoral católico como San Josafat, por vía de integración y transformación de la narración legendaria original al estilo cristiano. La vida de Siddhartha Gautama y sus enseñanzas, previa adaptación por autores cristianos, se interpretaron como sustancialmente compatibles con el Evangelio de Jesús, más allá de las diferencias doctrinales acerca de la salvación, iluminación o revelación.

En cuanto a la fe Bahá´í se puede afirmar que es una composición ecléctica y sincrética. Aunque el Islam considera esta fe como una herejía también adopta términos judíos y cristianos. Entra en relación con el cristianismo en cuanto que no agota la reciprocidad en una igualdad formal sino que apuesta por la preferencia por el prójimo, sea quién fuere.

Las religiones mundiales pueden clasificarse en dos familias o bloques principales. Las primeras y más antiguas son las religiones del Extremo Oriente (Hinduismo y Budismo, Confucionismo o Taoísmo). Estas se caracterizan por la tendencia a proyectar una imagen difusa de lo divino, una visión cíclica del misterio cuya identificación requiere una purificación interior del creyente[1]. Por otro lado se encuentran el grupo nacido en el Medio Oriente y difundido después hacia Occidente (Judaísmo, Cristianismo e Islam). Son las denominadas religiones proféticas, monoteístas o reveladas. Se caracterizan por la forma marcadamente personal de representarse lo divino y la relación con Dios/Yahvé/Alá en términos de diálogo, alianza, amor y obediencia.

LA VERDAD DE LA RELIGIÓN

La Religion “Zeitgeist”

ALA – MAHOMA – ISLAMISMO

CRISTO – CRISTIANISMO

BUDA – BUDISMO

Sidarta Gautama, más conocido como Buda Gautama, Sakiamuni,b o simplemente el Buda, fue un sabio1 en cuyas enseñanzas se fundó el Budismo.3 Nació en la ya desaparecida república Sakia en las estribaciones del Himalaya,4 c enseñó principalmente en el noroeste de la India.

Debido a ciertas interpretaciones erróneas muy comunes, debe enfatizarse que el Buda Gautama no es un dios. Esto no sólo fue asegurado por el mismo Sidarta Gautama, sino que también la cosmología budista hace esta distinción al afirmar que únicamente los humanos —pero no se limita a esta humanidad en particular— pueden lograr el estado de buda, pues en estos reside el mayor potencial para la iluminación.

Sidarta Gautama enseñó el camino medio entre la complacencia sensual y el ascetismo estricto —practicado en el movimientoSramana9 común a esta región de la India. Más adelante enseñaría a lo largo de las regiones del este de esta nación, tales como Magadja y Kosala.4 10

El Sakiamuni es la figura central del budismo y sus relatos, discursos y reglas monásticas son creencias budistas que, después de su muerte, fueron resumidas y memorizadas por sus seguidores. Existen diversas colecciones de dichas enseñanzas que le fueron atribuidas y transmitidas por tradición oral, hasta ser escritas aproximadamente 400 años después de su fallecimiento.

BUDA PELICULA COMPLETA

RELIGIÓN ZEITGEIST

Zeitgeist es originalmente una expresión del idioma alemán que significa “el espíritu (Geist) del tiempo (Zeit)”. Se refiere al clima intelectual y cultural de una era. La pronunciación de la palabra en alemán es [ˈt͡sa͡ɪ̯tˌg̊a͡ɪ̯st].

Es un término que se refiere a los caracteres distintivos de las personas que se extienden en una o más generaciones posteriores que, a pesar de las diferencias de edad y el entorno socio-económico, una visión global prevalece para ese particular período de la progresión socio-cultural. Zeitgeist es la experiencia de un clima cultural dominante que define, particularmente en el pensamiento hegeliano, una era en la progresión dialéctica de una persona o el mundo entero. La contribución principal de Hegel a la formulación del concepto de Volksgeist (“espíritu del pueblo”) es la atribución de un carácter histórico al concepto. El espíritu de una nación es una de las manifestaciones de Espíritu Mundial (Weltgeist). Ese espíritu está esencialmente vivo y activo a lo largo de la historia de la humanidad. Ahora, el espíritu de nación es una etapa intermedia en la historia mundial, conocida como la historia mundial del espíritu. El Espíritu Mundial da el impulso a la realización del espíritu histórico de varias naciones (Volksgeister). El espíritu de naciones individuales son las articulaciones (Gliederungen) de una organización y su realización. El espíritu de naciones individuales representa un segmento del Espíritu Mundial del que emerge un espíritu universal ilimitado.

El concepto de Zeitgeist se remonta a Armando Peters y otros Románticos alemanes, como Cornelius Jagdmann, pero es más conocido en relación con la filosofía de Hegel de la historia. En 1769 Herder escribió una crítica de la obra Genius Seculi escrito por el filólogo Christian Adolph Klotz (artículo en Wikipedia en alemán) e introdujo al alemán la palabra Zeitgeist como una traducción de genius seculi (en latín: genius – “espíritu guardián” y saeculi – “del siglo”). Los Románticos alemanes, habitualmente tentados a reducir el pasado a su esencia, trataron el Zeitgeist como un carácter histórico en su propio derecho, en lugar de usarlo como un instrumento meramente conceptual.

Zeitgeist ha alcanzado un gran estatus dentro de las palabras alemanas incorporadas a otras lenguas y se ha convertido en una entrada en inglés, español, portugués,holandés e incluso japonés.

MOVIMIENTOS ZEITGEIST

Cómo dijo el sabio ateniense Sócrates luego de Estudiar las maravillas del COSMOS:

Mason-emblema 22

GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO

flecha

PULSAR AQUÍ PARA LOS MISTERIOS DE LA VIDA


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: