DISCO MAYA – Extraterrestre

cDSC_0030rha

Autor del Blog: Jorge Mier Hoffman en Machupicchu

Un Artículo del Libro “El Código Maya y los Siete Estigmas” de su Autor Jorge Mier HofFman, basado en el misterioso legado maya, sus  enigmas y códigos que marcan el destino de la humanidad en su pasado y futuro.

7

LOS MISTERIOSOS DISCOS MAYA

Otro de los grandes misterio mayas son los enigmáticos “Discos” llamados “texcacuitlapilli”, que han sido hallados en la metrópolis maya de Chichén Itzá, en la península de Yucatán y en Tula a miles de kilómetros.

Como ya fue señalado, Tula y Chichén Itzá presentan un plano constructivo similar. Para los científicos ortodoxos, sólo constituyen “Discos Ornamentales” bellamente decorados con turquesas, obsidiana, jade, nácar y otras piedras preciosas… sin embargo, en esos “Discos” pudiera estar la respuesta a mucho de los misterios mayas, si los observamos, no como elementos artísticos, sino como un “Disco de Información”… Sólo así se entiende el esmero de los mayas en protegerlos, ocultarlos y preservarlos para la posteridad, como un hecho singular que no hicieron con sus invalorables piezas artísticas en: esculturas, cerámicas, pinturas y joyería.

El primero de los “Discos” se halló bajo tierra, en una de las pirámides maya de Chichén Itzá

En 1925, arqueólogos de la Institución Carnegie trabajaban en la restauración del Templo de los Guerreros, cuando casualmente, bajo tierra, hallaron un curioso cofre de piedra herméticamente sellado (foto inferior derecha), en cuyo interior se halló un enigmático disco de 24 cm de diámetro, con incrustaciones de turquesas que dibujan una secuencia de signos indescifrables que forman mosaicos de colores (foto inferior izquierda)… Siete años después, cuando se inició la exploración del interior de la pirámide de Quetzalcóatl, foto central, se encontró una escultura de un jaguar rojo con incrustaciones de jade y obsidiana, que llevaba en su lomo otro de los enigmáticos discos de madera con incrustaciones de turquesa, cuya simbología tampoco pudo ser descifrada.

De lo que sí se tiene certeza, es que estos discos deben simbolizar algo mágico, para que esos antiguos habitantes se tomaran tantas molestias en sepultarlos, y para que fueran descubiertos en una fecha incierta, ya que los cofres de piedra tenían la función de protegerlos del tiempo.

La pirámide de Quetzalcóatl como fue dibujada por Catherwood en su visita a Chichén Itzá con el arqueólogo y aventurero Jhon Sthepens

“El reto científico es interpretar el significado de estos misteriosos discos, los cuales se exponen en el Museo Antropológico de México… ¿..Qué significan..? No se sabe… En opinión de los eruditos, son puramente ornamentales; pero de lo que sí se tiene certeza, es que los discos debieron simbolizar algo mágico, para que esos antiguos mayas se tomaran tantas molestias en sepultarlos dentro de un cofre sellado y bajo tierra”

Esta ha sido la opinión de los rebeldes científicos que han tenido la oportunidad de observar los singulares “Discos”, y se oponen a la tesis de que sean objetos decorativos como aseguran los ortodoxos… Pero si abrimos nuestra mente al conocimiento maya y no a la fantasía, veremos en ellos la secuencia de ADN en mosaicos de colores, tal cual se representan hoy en día en la genética computarizada.

Quizás mi teoría sea risible para los eruditos de la historia, pero los ejemplos del maíz maya y las abejas maya, demuestran que los científicos maya tenían laboratorios de genética para manipular las células y alterar el ADN; por lo tanto, sería interesante si estos “Discos” fuesen sometidos a un análisis científico, para colocar en una secuencia de ADN la información que ellos muestran, y en un análisis comparativo de muestras de especies, quizás encontraremos muchas de las respuestas al enigma maya…

Sólo así se justificaría la protección y el resguardo que hicieron para protegerlos del tiempo, el saqueo y de la intemperie, como un mensaje que dejaron para la nueva humanidad civilizada que los encontraría en algún momento de la historia… tal cual nosotros hicimos cuando lanzamos el módulo Voyager a la odisea espacial de escudriñar nuestro Sistema Solar, donde grabamos, en dos planchas de oro, los mensajes de la Tierra… y lo más importante, registramos la secuencia del ADN del hombre y la mujer, como seres inteligentes de nuestro planeta.

El “Qi-pui” es un cordón anudado como un antiquísimo sistema chino para realizar ecuaciones matemáticas, tal cual hacemos con las computadoras, que utilizan para sus operaciones el Sistema Binario; es decir, utiliza sólo 1 y 0… Anudar cordones colocando los nudos a cierta distancia, y mediante precisas conversiones, se creaba un código de señales binarias que sustituían formas de contar y de escribir… Lo sorprendente..! es que éste Sistema no es propio de los chinos como nos indican los textos, sino que “Cordones Anudados” han sido hallados en tumbas de dignatarios incas con más de 3000 años… y los más curioso, entre los incas se llamó “quipus”, es decir, la misma pronunciación que en china… Una evidencia más de que la ciencia y el conocimiento surgió en el mal llamado Nuevo Mundo.

Pero más sorprendente resulta el sistema binario maya, tal cual utilizan las computadoras

En la América precolombina, la expresión cultural y las ciencias en todos sus aspectos, formaban parte del quehacer cotidiano de singulares civilizaciones

EL ORDEN PERFECTO DE LA SIMETRIA Y EL COSMOS

El cosmos es la perfección de la creación como lo es la simetría en la repressentación artística de los elementos. La simetría y la proporcionalidad son sinónimos de ciencia y tecnología, como esta serpiente maya-azteca, que tiene la particularidad, de ser simétricamente exacta, lo que significa que sólo pudo haber sido hecha por una máquina

Tradicionalmente se nos ha enseñado que la numeración como ciencia estudiada por los griegos, tuvo su mayor auge con los árabes, quienes introdujeron en Europa el uso del cero (0) que aprendieron de los hindúes; a partir del cual las matemáticas y la geometría surgen como ciencias exactas indispensables en la evolución científica y tecnológica.

Lo cierto… es que la numeración como ciencia exacta nace en América y de allí se extenderá al mundo

El uso del cero (0) como factor necesario para la numeración infinitesimal y los sistemas de ecuaciones, surge con los mayas 3500 años antes que lo conocieran los árabes… La numeración maya fue tan exacta, que el sistema binario hexadecimal que hoy en día utilizan las computadoras, ya era el sistema matemático inventado por estos nativos americanos, combinando (1) y (0), con lo cual construían cifras infinitesimales, tal cual es posible hoy en día con las computadoras… De esta manera los mayas representaban sus ecuaciones, con un punto y una raya; y el caracol para el cero (0); ello demostraba una vez más la genialidad de los mayas. Ninguna civilización del planeta hasta entonces, por muy avanzada que fuera, había dado representación numérica al cero, lo que les permitía a los mayas realizar ecuaciones complejas y cálculos infinitesimales.

Para los científicos, se cree que fue entre los siglos IV y III antes de Cristo, cuando los matemáticos mayas crearon un sistema de numeración basado en la colocación de determinados valores matemáticos; además, conocían el valor cero (0), lo que les permitió desarrollar lo que se ha dado en llamar “Numeración de Cuenta Larga”, dejando claro su gran desarrollo en las ciencias de las matemáticas, imprescindibles para la elaboración de ecuaciones y cálculos infinitesimales, necesarios en la astronomía, la arquitectura, y la ingeniería en sus distintas especialidades: cálculos estructurales, vialidad, hidráulica y aerodinámica. Los mayas se servían de dos sistemas para escribir sus números: el primero se basaba en una serie de puntos y rayas (excepto el 0 que tenía forma de concha), mientras que el segundo lo representaban mediante numerales en forma de cabezas. El primer sistema establecía que un punto significaba el 1 y una raya el 5; mediante esta representación es posible escribir todos los guarismos hasta el 19.

Los números superiores al 19 se representaban con unas posiciones especiales de dichos signos, la denominada Numeración de Posiciones.

En nuestro sistema decimal, las posiciones a la izquierda del punto decimal aumentan el valor de diez en diez. En el sistema maya los valores “hacia arriba” aumentan el valor de veinte en veinte. Así, en la posición más baja, los puntos y líneas tienen su valor propio; en el primer escalón cada cifra se multiplica por 20, en el segundo escalón se multiplican por 20 x 20, es decir, 400; en el tercer escalón por 20 x 20 x 20, es decir, 8000, y así sucesivamente.

La pregunta que se hacen los arqueólogos y científicos es la siguiente:¿..Para qué requerían los mayas representar números tan largos y tan complejos..? La respuesta la encontramos en la astronomía, los viajes espaciales y la física quántica, donde hoy en día los científicos usan los cálculos infinitesimales y las escalas de valores en años luz, ya que las distancias y el tiempo se conjugan en variables infinitas y difícil de calcular sin el uso de supercomputadoras.

El segundo Sistema de Numeración Maya se servía de diferentes cabezas para representar los guarismos del 1 al 13, incluido el cero “0”. Se cree que las cabezas representativas de los números 1 al 13 correspondían a los Oxlahuntikú, o las trece divinidades del mundo superior.

Disco del mal llamado “Juego de Pelota Maya”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: