EK’BALAM – Arte Maya

cDSC_0030rha

Autor del Blog: Jorge Mier Hoffman en Machupicchu

Ek Balam (Jaguar Negro), es un sitio arqueológico maya en Yucatán, México. Está localizado a 30 km al norte de la ciudad de Valladolid, a 2 km del poblado maya de Ek Balam. En maya yucateco, Éek’ Báalam significa “Jaguar negro” (Ek, negro; Balam, jaguar).

Desde el año 300 a. C. hasta la llegada de los españoles. El asentamiento humano en Ek Balam llegó a tener unos 12 km², que incluía un espacio central sagrado de 1 km², donde residía la élite. Esta pequeña zona central estaba protegida por tres murallas.

Fue una capital maya muy rica llamada Talol que, de acuerdo con las fuentes escritas del siglo XVI, había sido fundada por Éek’Báalam (jaguar oscuro) o Coch CalBalam. Dominó una región muy poblada.

En los primeros años del siglo XI, una irrupción extranjera posiblemente de los itzáes sometió los centros de poder de Ek Balam y Yaxuná.

La mayor parte de los edificios que han sido sacados a la luz son de finales del periodo clásico, pero algunos descubrimientos del preclásico reciente muestran que el lugar fue habitado antes. La entrada a este sitio protegido por dos murallas inicia con un magnífico arco maya, luego las edificaciones del centro ceremonial, el palacio oval y un juego de pelota maya de buen tamaño.

Presenta 45 estructuras, incluyendo:

  • La Acrópolis en el lado norte, es la estructura más grande y contiene la tumba Ukit Kan Le’k Tok’. Mide 146 metros de largo, 55 metros de ancho y 29 metros de alto. El friso de escayola, espléndidamente conservado, reviste la puerta con las fauces abiertas y los colmillos de una serpiente o monstruo, arriba de éstas el rey en su trono y a los lados las figuras de guerreros alados. Aparte de Ek Balam, este tipo de decoración solamente aparece en el lejano estilo de Chenes, en Campeche.
  • El edificio circular construido en el sur y conocido como el Palacio Oval.
  • El juego de pelota.
  • Las pirámides gemelas.
  • Una estela que representa a un gobernante de Ek Balam, probablemente Ukit Jol Ahkul.
  • Un bello arco que sirve como entrada o puerta.
  • Dos estructuras aún no excavadas al este y oeste de la Acrópolis.

Una señal de la riqueza material y cultural, así como del desarrollo tecnológico y artístico en Ek Balam, está manifestado en la pintura mural, donde los artesanos alcanzaron gran maestría, decorando sus construcciones con increíbles obras de arte, que van desde tapas de bóvedas con diseños monocromáticos, hasta bóvedas completas cubiertas de coloridos y complejos murales, cuyos vestigios reflejan momentos relevantes de la ciudad. El estilo pictórico de Ek´Balam es considerado de los mejores del área maya , ya que siendo naturalista, expresa de manera muy real, con las proporciones correctas y con notable delicadeza y plasticidad, las representaciones de deidades y seres míticos en las tapas pintadas, así como de seres humanos y animales representados en los muros de los edificios. Desde 1990 el proyecto La pintura mural prehispánica en México del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México, se dedica al registro y estudio de los murales precolombinos, como los de Ek´Balam.

El poderoso Kalomte’ de Ek Balam mandó construir su tumba en el costado superior derecho del monumento conocido como la Acrópolis y los registros epigráficos que descifró el maestro Alfonso Lacadena, indican que se nombraba “Sac Xoc Nah”, que puede traducirse como la Casa Blanca de la Escritura; su excelsa decoración fue cuidadosamente recubierta de piedras y por ello se encuentra muy bien conservada. La entrada a la tumba real representa la boca de un Jaguar-Monstruo de la Tierra, animal mitológico del imaginario precolombino, común para casi todas las culturas de Mesoamérica que se originó con los pueblos zoques y los olmecas varios siglos antes de Cristo.

En el interior de la tumba real se localizó un tesoro con 21 vasijas y más de 7 000 objetos de jade, cerámica y conchas, además de algunos objetos que los mayas casi no utilizaban como un pendiente de “oro” proveniente de Oaxaca o de Sudamérica lo que nos indica el Poder del Kalomte’; sin embargo, considero que la fachada es el mayor de los tesoros de Ek Balam ya que podemos ubicamos en sus esculturas algunos pasajes de la Mitología Maya. En la fachada de la tumba aparecen las enigmáticas esculturas de unos “seres alados”, o individuos ataviados con plumajes de quetzal que parecen alas. Son seres celestiales que acompañan a Ukit Kan Lek Tok’ en su camino al inframundo maya para que el Kalomte’ renazca en el Dios del Maíz como correspondía en aquellos tiempos a todos los Ahauob’ .

Ukit Kan Lek Tok’ desciende con seres celestiales al inframundo para resurgir porque en el Mundo Maya, lo de arriba es también abajo y lo de abajo está igualmente arriba. Los mayas veían como una unidad al Cielo, a la Tierra y al Xibalbá (región que los mayas históricos consideraban que se originaban las aguas, las lluvias y la vida). Reconocemos en el mito formador del Sol y la Luna que los Gemelos Hunahpú e Xbalamqué descendieron al Xibalbá para enfrentarse a los Señores del Inframundo 1 Muerte y 7 Muerte en el escenario sagrado llamado por los mayas históricos como Pitz y que nosotros conocemos como Juego de Pelota. Después de haber pasado por algunas pruebas relacionadas al ámbito chamánico en el que mueren y renacen, vencieron a los Señores del Inframundo y se alzaron hacia el cielo en compañía de su padre para convertirse ellos en el Sol y en la Luna en tanto que su padre se transfiguró en la entidad divina del maíz.

El grano sagrado que dio cohesión social y sustento mitológico a las culturas nativas de México se relacionó con los gobernantes mayas quienes al igual que los granos de maíz, renacían después de descender al inframundo y luego surgir de la tierra como las espigas y las plantas. El lugar sagrado para los muertos mayas era el Norte, la dirección puede estar relacionada con su pasado chamánico boreal así como con la estrella polar ya que tanto la dirección como la estrella se identifican con el color blanco (referencia a los ancestrales glaciares del inconsciente colectivo maya) y se nombran Xaman, vocablo emparentado con el apelativo Chamán como se nombraba a los Hombres de Conocimiento de las regiones boreales.

Los mayas otorgaron el color blanco a la región de los muertos y el Norte era la residencia de los dignatarios, es por ello qué Ukit Kan Lek Tok’ nombró a su sepulcro “Sac Xoc Nah” (la Casa Blanca de la Lectura) lo edificó viendo hacia el Norte. En Ek B’alam contamos con el corpus de escritura maya más importante y basto de Yucatán, sin embargo, en la fachada no se esculpieron glifos que identifican la identidad de los llamados popularmente como “ángeles” por ser individuos ataviados con plumajes en forma de alas, lo que provoca demasiadas especulaciones y apasionados debates, en los que a falta de escritura y pocas referencias, todas las interpretaciones parecieran ser válidas.

Desde la pirámide del astrólogo, se observa el templo de Ek balam de tal modo, que al anochecer, la estrella Polar queda justo sobre la cúspide de la pirámi del del templo. – Conviene recordar que desde estas latitudes, la estrella Polar queda cercana al horizonte, no tan elevada como la observamos en Europa

El próximo viernes 25 a las 8 pm y en Cancún, voy a dictar una conferencia en el centro de meditación Luzazul sobre éste espectacular tema que apasiona e inquieta tanto a los rigurosos arqueólogos como a los más apasionados buscadores de equilibrio espiritual. Respetando las creencias de todos los participantes y haciendo propia la investigación científica, durante la conferencia “La Creación y los Ángeles de Ek B’alam” presentaré de manera neutra toda la información que he recopilado durante varios años sobre los Ángeles de Ek B’alam y al final de mi exposición,  los participantes obtendrán los elementos informativos que les permitirá formarse un criterio sobre la identidad de los seres alados mayas, si deseas contar con más información puedes llamar al 998 1 72 82 45 donde te puedo dar detalles de la localización del centro de meditación Luzazul así como de las temáticas que desarrollaré.

Situado delante a las esculturas de los Ángeles de Ek B’alam, he escuchado innumerables versiones y en realidad hay muy pocos textos publicados en Internet. Las hipótesis de su cercanía con esculturas de la India o con la representación de individuos persas o surgidos de algunos pasajes bíblicos se enmarcan en el ámbito de la buena voluntad interpretativa pero no se convierten en tesis porque no hay pruebas científicas o de referencia en otros sitios de que hubiese contacto entre civilizaciones equidistantes en el tiempo, en el espacio y en la cosmogonía. Ciertamente todos las culturas ancestrales han visto, escrito o plasmado en sus expresiones artísticas la presencia de seres alados. Los niños y los individuos que se han librado de la importancia personal y la ambición materialista, regularmente ven ángeles no en las esculturas de civilizaciones antiguas sino en la vida cotidiana.

Por lo tanto, no está descartada la interpretación celeste, son individuos que si tienen alas es porque vuelan, queda claro, pero… ¿quienes son? ¿Cuáles son sus identidades? ¿Por qué están alados? ¿A quienes realmente representan? Mi propuesta sugiere que están emparentados con los Formadores, Los Creadores del Popol Vuh y con las entidades divinas Bolom Ok Te’, El Remero Raya y El Remero Jaguar que aparecen en Vasos Ceremoniales Mayas del Petén guatemalteco.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: