EXTRATERRESTRE – ROSWELL

cDSC_0030rha

Autor del Blog: Jorge Mier Hoffman en Machupicchu

Se denomina incidente OVNI de Roswell al relato sobre el choque de una presunta nave extraterrestre en Roswell (Nuevo MéxicoEstados Unidos) el 7 de julio de 1947.

Algunos especialistas en ufología y gran parte del público se han interesado en los acontecimientos de Roswell. Se han escrito muchos libros y rodado películas sobre los presuntos sucesos, tanto novelas de ficción como informes serios y elaborados.

Recientemente a través de su página oficial el FBI reveló, en documentos desclasificados, que uno de sus agentes tomó nota constatando que un ciudadano anónimo afirmó haber hallado extraterrestres en el interior de platillos volantes encontrados en el suelo en Nuevo México.

Los partidarios de la hipótesis extraterrestre consideran el caso Roswell como uno de los acontecimientos ufológicos más importantes, ya que a partir de este suceso comenzó la historia de la ufología moderna.2

Los escépticos alegan que la hipótesis que sostiene que en Roswell cayó una nave extraterrestre se apoya en pruebas insuficientes, poco fiables, otras supuestamente destruidas y que presenta demasiadas incoherencias. Sostienen además que existen otras explicaciones a los sucesos de Roswell que resultan mucho más admisibles que la hipótesis de naves extraterrestres. Además se debe tomar en consideración el lucro comercial, a través de la venta de libros, entrevistas, etc.; que obtienen varios de los principales involucrados que apoyan la hipótesis extraterrestre.

También las descripciones de testigos, análisis realizados por personas que participaron en el diseño de los globos del proyecto Mogul, y sobre todo los informes desclasificados de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en los años 90, apuntan según los escépticos a que lo estrellado en Roswell fue el vuelo n.º 4 del proyecto Mogul y que la necesidad de mantener el secretismo de dicho proyecto provocó el supuesto incidente ufológico.

ESTA ES LA HISTORIA

En julio de 1947, Mac Brazel, un granjero de Nuevo México, descubre unos restos dispersos por su rancho cerca de Corona, Nuevo México. Se lo comunica al sheriff el 5 de julio, según lo describió Mac Brazel al Roswell Daily Record en su edición del 9 de julio.

Esta descripción coincide con la dada por Charles B. Moore, profesor emérito de Física de la New York University, que desarrolló los globos con los que los Estados Unidospretendían espiar a la URSS.

En los periódicos del día 8 de julio se da el siguiente titular: “Las fuerzas aéreas capturan un platillo volante en un rancho de la región de Roswell”. Se avisó al comandante Jesse Marcel de la base aérea del Ejército en Roswell, que fue personalmente al lugar.

El día 9 el titular decía: “Ramey desmiente lo del platillo volante”. Ramey era general de brigada en la base militar de Fort Worth (Texas) y se desplazó, a petición de Brazel, para ver los restos, que identificó inmediatamente como un globo meteorológico. Después la prensa fotografió los restos.

En otro artículo se relata como W.W. Brazel y su hijo encontraron el material el 14 de junio, y que estaba formado principalmente por tiras de goma, papel de aluminio, cartón y varillas de madera, aunque se dice que los verdaderos restos fueron sustituidos por la brigada cuando ésta llevó el material a la base de Fort Worth.

Posteriores informes de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de septiembre de 1994 y junio de 1997 afirmaban que lo estrellado en Roswell eran los restos de un vuelo del proyecto Mogul.

También hubo una investigación sobre el asunto debido a la petición de un congresista de Nuevo México. Fue realizada por el secretario de las Fuerzas Aéreas y el Departamento de Defensa. En ella se identifican los residuos de Roswell como restos de un sistema de detección acústica de baja frecuencia que llevaban los globos, de largo alcance y altamente secretos, llamados “Proyecto Mogul”: un intento de captar explosiones nucleares soviéticas a altitudes de la tropopausa. Los investigadores de las Fuerzas Aéreas, tras registrar meticulosamente los archivos secretos de 1947, no encontraron pruebas de un aumento de tráfico de mensajes.

Hasta 1978, el incidente de Roswell recibió poca atención, hasta que los investigadores Stanton T. Friedman y William L. Moore compararon los resultados de una serie de entrevistas que cada uno había llevado a cabo por separado.

El astronauta del Apolo 14, Dr. Edgar Mitchell, aunque no fue testigo directo, también ha afirmado en numerosas ocasiones que Roswell fue un verdadero incidente relacionado con extraterrestres, basado en sus contactos de alto nivel dentro del gobierno. “Yo he visto los expedientes secretos OVNI, y no hay duda de que hubo contacto conextraterrestres.”(Clarín Cinco clásicos de la intriga organizada.) Este astronauta opina también que hay una organización gubernamental paralela e independiente al gobierno que realiza experimentos con tecnología extraterrestre y por eso no se pueden sacar a la luz todos estos incidentes. A día de hoy, el anciano ex-astronauta no ha facilitado ninguna evidencia que corrobore sus afirmaciones.

Un incidente similar que implicó a mucho personal de la Fuerza Aérea en el Reino Unido en 1980, conocido como el incidente Rendlesham, aumentó el interés por Roswell.

Para muchos ufólogos, el caso Roswell es considerado uno de los acontecimientos ufológicos más importantes y el inicio de los encubrimientos, mientras para los escépticos es solamente el caso más popular. La posición oficial del gobierno de los Estados Unidos, desde 2005, es que nada de naturaleza paranormal o extraterrestre había ocurrido. El informe definitivo de la Fuerza Aérea en cuanto al caso Roswell está disponible, así como la respuesta a dicho informe por parte de ufólogos, que insisten en que el informe es falso.

Algunos ufólogos han argumentado que una nave alienígena se estrelló cerca de Roswell y que se recuperaron varios cadáveres de origen extraterrestre.

Area 51 plane crash cover-up picture: engines and parts of a crashed plane litter the ground.

Foto que muestra los restos del OVNI en Roswell

Area 51 plane crash cover-up picture: a rapid-response team tackles the wreckage of an A-12 secret plane.

Area 51 plane crash cover-up picture: heavy equipment is used to remote all traces of a crashed spy plane.

Removiendo las evidencia del OVNI

Area 51 plane crash cover-up picture: a crane removes debris from a crashed spy plane.

Igualmente se ha postulado que si Roswell fuera de verdad un accidente extraterrestre, como muchos insisten, algunos especialistas OVNI argumentarían lo que sigue:

El gobierno de los Estados Unidos sabe que los extraterrestres han visitado nuestro planeta desde al menos 1947, pero todavía no lo admiten, e incluso algunos grupos postulan que habría una conspiración del ocultamiento extraterrestre.

El gobierno estadounidense está actualmente en posesión de tecnología alienígena.

Por eso los motivos que tenía el gobierno para guardar el secreto inicialmente serían evidentes. Los altos funcionarios del gobierno probablemente temerían una situación de pánico general al dar a conocer que existía una posible amenaza extraterrestre (como ocurrió en 1938 con una emisión de radio de La guerra de los mundos).

Esta hipótesis también barajaba como real la autopsia realizada supuestamente en 1947 a los extraterrestres capturados defendiendo que el gobierno quería ocultar datos por estar desarrollando nuevas tecnologías. También aseguraban que los extraterrestres estaban vivos antes y durante la autopsia.

Vista aérea del área 51

El Área 51, también conocida como Groom Lake o Homey Airport (OACI: KXTA) es un destacamento remoto de la Base de la Fuerza Aérea de Edwards. De acuerdo a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) las designaciones correctas para las instalaciones de Área 51 son el Campo de Pruebas y de Entrenamiento de Nevada y Groom Lake, aunque el nombre de Área 52 también ha sido utilizado en documentación oficial de la CIA. Otros nombres han sido designados para la instalación como Dreamland, Paradise Ranch, Home Base, Watertown Strip y el nombre más reciente que se ha registrado es Homey Airport. El espacio aéreo militar en torno a la zona está denominada como (R-4808N).

Las instalaciones se encuentran ubicadas en una región sureña de Nevada, al oeste de México y a unos 133 km al noroeste de la ciudad de Las Vegas. Situada en el centro, a lo largo de las tierras baldías de Groom Lake, es un vasto aeródromo militar. El objetivo principal de la base es indeterminado, no obstante en base a evidencias históricas, es probable que estén llevando a caboinvestigación y desarrollo con sistemas de armamento avanzados y pruebas en aviones experimentales que no son reconocidos oficialmente por el Gobierno de Estados Unidos. El intenso secretismo que rodea a la base ha llegado a convertirse en objeto de interés y en la casuística principal de las teorías de conspiración y el fenómeno Ovni. Aunque Groom Lake no ha estado declarada como base secreta, todas las investigaciones acaecidas en torno al Área 51 es Información Compartimentada y Clasificada como de Alto Secreto.

En mayo de 1991, mucho antes de que los grandes medios de comunicación o las productoras cinematográficas de Hollywood se acordaran del “caso Roswell”, Javier Sierra visitó esa remota ciudad de Nuevo México -hoy tenida por la “capital mundial de los OVNIs”- con la intención de reconstruir qué fue lo que allí ocurrió en julio de 1947.

Según la escasa información que se poseía entonces, una aeronave no identificada se estrelló a las afueras del Rancho Foster, a unos 70 kilómetros de la base aérea de Roswell. Fragmentos de aquel vehículo fueron recogidos por William MacBrazel, un granjero local, y llevados a las oficinas del sheriff de la ciudad, despertando el inmediato interés de los militares. La base aérea de Roswell albergaba entonces al 509 escuadrón de bombarderos, el único preparado para lanzar bombas atómicas,por lo que los servicios de inteligencia de aquellas instalaciones se hicieron cargo rápidamente del asunto. Aquellos hombres, a los que nunca se les habían dado instrucciones para mantener una operación así en secreto, hicieron público un comunicado de prensa en el que anunciaron haber recuperado por fin los restos de uno de esos “platillos volantes” de los que hablaban los periódicos en aquellos días.

La reacción fue inmediata: medios de comunicación de todo el mundo se hicieron eco de la sensacional noticia, aunque horas después los máximos responsables de la Defensa norteamericana se esforzaron por desmentirlo y echar tierra al asunto argumentando que todo había sido una lamentable confusión, y que sus hombres habían confundido un “disco volante” con un “globo meteorológico”. El resto, ya es historia. Los “platillos volantes” serían clasificados ese mismo verano como “alto secreto”; se crearían las primeras comisiones gubernamentales para investigar discretamente este tema y se estudiarían estrategias de “desinformación” de la opinión pública por parte de la todopoderosa CIA para desacreditar cualquier interés serio civil por los OVNIs.

Hablar del “caso Roswell” es, por tanto, hablar de la génesis del misterio de los No Identificados. Y, por extensión, también del origen de la reservada actitud de los militares occidentales por esta clase de incursiones aéreas no controladas.

Área 51 de Roswell donde se dice que se guardan los restos del OVNI

Fue este panorama el que, sin duda, atrapó el interés de Javier Sierra, que regresó a Roswell en dos ocasiones más para completar su investigación. Pero algo ocurrió que obligó al autor de “Roswell. Secreto de Estado” a publicar en un libro sus pesquisas. Sucedió en el verano de 1995. Aquel año, a punto de cumplirse el 50 aniversario del incidente del “platillo” de Nuevo México y cerca también de la esperada desclasificación total de los archivos oficiales de este caso, las televisiones de todo el planeta emitieron las imágenes de la presunta autopsia a un cadáver extraterrestre perteneciente a uno de los supuestos pilotos del OVNI de Roswell. La noticia corrió como la pólvora. Su impacto no sólo se limitó a los informativos, sino que producciones cinematográficas de la época como “La Roca”, “Independence Day” o la serie “Expediente X”, llegaron a citar el caso con frecuencia en sus diálogos

Sierra, como demuestra este libro, sospechó de la existencia de una elaborada estrategia de intoxicación del caso, al estilo de las diseñadas por la CIA en los años cincuenta. Por muchos esfuerzos que hizo, y que le obligaron a viajar al Reino Unido, a Italia y a EE.UU., le fue imposible entrevistarse con el militar que rodó aquella autopsia. Es más, hasta llegó a dudar que existieran los rollos de 16 mm. de 1947 en los que supuestamente se filmó. Pero lo grotesco del caso fue que ante tamaño vacío informativo, el 24 de junio de 1997 el Pentágono convocó una rueda de prensa para ratificar su hipótesis de que el OVNI de Roswell fue un “globo meteorológico” y los “extraterrestres” unos meros muñecos de pruebas (“dummies”) empleados en operaciones secretas del Ejército en aquel remoto desierto de Nuevo México. Jamás, por supuesto, desclasificó su archivo.

“Roswell. Secreto de Estado” recoge, con el ritmo de los thriller de acción a los que después nos acostumbrará su autor, todos estos acontecimientos y abunda en la certeza de su autor de que tras el “caso Roswell” se esconde uno de los accidentes más secretos, extraños y ocultados de la reciente historia de los Estados Unidos.

VIDEO DE UNA AUTOPSIA

VIDEO DESCLASIFICADO DE ROSWELL

AREA X (Especial para Urgente24) – El doodle interactivo de Google de hoy conmemora el 66º aniversario del caso del ovni estrellado en Roswell (Nuevo México, USA), un incidente ocurrido pocos días después del avistamiento de los primeros platillos volantes por Kenneth Arnold. La noticia de la captura de un presunto ingenio de origen desconocido -en aquel entonces, nadie hablaba de naves extraterrestres- fue el 8 de julio de 1947 la principal información de la primera página del Roswell Daily Record.

“Los muchos rumores sobre platillos volantes se hicieron realidad ayer cuando la oficina de Inteligencia del Grupo de Bombarderos 509. de la Octava Fuera Aérea, Aeródromo de la Armada de Roswell (RAAF), tuvo la suerte de obtener un disco gracias a la cooperación de uno de los granjeros locales y de la oficina del sheriff del condado de Chávez”, contaba el diario, haciéndose eco de un comunicado de prensa dictado por el teniente Walter Haut.

Sin embargo, al día siguiente, los militares se desdijeron, indicaron que los restos se correspondían en realidad con piezas de un globo meteorológico y mostraron a la Prensa los trozos de madera de barco y papel de aluminio. Nadie creyó entonces -ni en los años 50, 60 y 70- que una nave extraterrestre se hubiera estrellado cerca de Roswell, cuya base aérea acogía en 1947 el primer escuadrón atómico del mundo, el Grupo de Bombarderos 509. Y el caso de Roswell cayó en el olvido durante más de treinta años.

Los ufólogos ignoraron el suceso hasta 1980, cuando Charles Berlitz -entonces famoso por haber cebado la leyenda del triángulo de las Bermudas con dos libros repletos de información de dudosa calidad- y William Moore publicaron El incidente, libro en el cual sostenían que habían encontrado testigos y pruebas de que los militares no sólo habían recuperado en Roswell los restos de una nave de otro mundo, sino también varios cuerpos de sus tripulantes.

A partir de ese año, se sucedieron los libros sobre el caso, sin que nunca quedara claro cuál fue el día concreto del castañazo cósmico ni dónde se estampó contra el desierto el platillo volante. De hecho, el punto del presunto siniestro ha sido objeto de agrias discrepancias entre lugareños deseosos de hacer negocio en sus tierras.

Los militares mintieron en 1947 cuando dijeron que en Roswell había caído un globo meteorológico. No fue así. Según información desclasificada en 1994 por la Fuerza Aérea estadounidense, los restos correspondían al globo número 4 del proyecto ultrasecreto Mogul, lanzado el 4 de junio desde Alamogordo, a 150 kilómetros de Roswell, y cuyo objetivo era detectar las ondas sonoras provocadas por las esperadas primeras pruebas nucleares soviéticas. Los vendedores de misterios ni se inmutaron. Un año después, el productor televisivo Ray Santilli vendió a cadenas de televisión de medio mundo una película en blanco y negro con la supuesta autopsia a uno de los alienígenas muertos en Roswell.

Javier Sierra, en aquella época colaborador de la revista Año Cero, dio la cinta por buena. Estaba convencido de que el invento del transistor podía estar basado en tecnología del platillo estrellado en Nuevo México y proclamaba a los cuatro vientos respecto a los seres que aparecían en la película: “¡No son humanos!”, “¡Estaban vivos!”, “Jaque a la ciencia”, “Roswell, un Watergate cósmico”… Los extraterrestres cabezones eran, sin embargo, de goma, creaciones de John Humphreys, un experto en efectos espaciales que ha trabajado en series como Doctor Who. Pero nada de esto importa a los ufólogos ni en Roswell, donde todos los años por estas fechas montan un festival ovni para sacar los cuartos a los turistas.

La incertidumbre alrededor del evento se ha reproducido en forma de teorías de conspiración de lo más variopintas. La versión más promulgada es que los gobiernos de los países centrales mantienen contacto directo con razas alienígenas e intercambian información sobre tecnologías de otros planetas a cambio de ciertas entregas por parte de los gobiernos.

En Internet suelen encontrarse videos que muestran supuestas imágenes de alienígenas interactuando con humanos y supuestas caídas de ovnis oportunamente capturadas en video. En este post presentamos dos videos impactantes: uno publicado por Wikileaks con fotos de los cadáveres de seres extraterrestres de dos tipos y otro filtrado de la KGB, que muestra el impacto de una nave espacial en territorio ruso.

Cadáveres ET’s en Roswell filtrados por Wikileaks

Luego que anunciaron el incidente de un OVNI, cambiaron la versión oficial por la de un accidente de un globo meteorológico

 ROCA DE ROSWELL

En el año 2004 se descubrió en Roswell, Nuevo México, una misteriosa roca con un diseño enigmático. Esta piedra, apodada ‘la roca de Roswell’, es extrañamente lisa y posee propiedades magnéticas únicas. Todavía más intrigante resulta el hecho de que el diseño plasmado en la roca, conformado por una secuencia de triángulos y medialunas, es una réplica exacta de uno de los círculos en los cultivos encontrados en Inglaterra hace casi dos décadas. El teórico de la hipótesis de antiguos astronautas, Giorgio Tsoukalos, emprende una investigación para determinar el origen de esta piedra misteriosa. A través una serie de experimentos Tsoukalos desvela si la roca de Roswell es una creación artificial o algo que va mucho más allá. ¿Cómo pudieron grabar el diseño con tal precisión sin dejar evidencia alguna de alteración en la piedra? ¿Por qué esta pequeña roca reacciona a los imanes? Y lo más desconcertante de todo: ¿por qué el diseño es exactamente igual al círculo en el cultivo que apareció a más de 4000 millas de distancia del desierto de Nevada?

Para un creyente en el fenómeno OVNI como Ridge, si juntamos las dos circunstancias que rodeaban a esta piedra (que apareció cerca de Roswell, donde supuestamente se estrelló una nave extraterrestre en 1947, y la coincidencia de la forma con un crop circle, que supuestamente también, son realizados por los alienígenas), pues ya tenemos la trama para un expediente X. Ahora bien, si ya resulta estúpido que una raza extraterrestre cruce la galaxia y en vez de exterminarnos, o presentarse ante nosotros, le aplaste los campos de trigo a un pobre agricultor, no me digáis que no lo es menos que vengan y nos tallen una piedra. O que la traigan ya tallada y la arrojen al suelo.. ¿para soltar lastre en su nave?

La parte trasera del artefacto tiene “tres” agujeros muy distintos. Esta pequeña formación es idéntica a la formación del círculo en la cosecha de Liddington, Inglaterra que tiene tres círculos pequeños al lado de él.

El área donde la roca fue encontrada está a muchos kilómetros de la ciudad de Roswell, Nuevo México cerca de la base de la cordillera de la montaña “El Capitán”. El terreno es áspero y salvaje con muchas áreas de hoyos ovales de arena que carece de vegetación. Hay evidencia que un arroyo seco había una vez pasado por esta localización dejando una abundancia de rocas. Al investigar este sitio el investigador Chuck encontró realmente un meteorito.

El círculo en la roca de Roswell estaba incrustada en el borde inclinado de un hoyo oval arenal. Ligeramente cubierto de arena, parece como si las lluvias recientes la habían destapado. Sucio y cubierto de tierra, Robert utilizó plastilina para limpiar los escombros del diseño.

La roca tiene propiedades magnéticas que hace girar una brújula y fluctúa un medidor de radiación electromagnética. Un lado del diseño del círculo en la cosecha es más positivo que el otro lado del diseño. Esta característica exclusiva de la roca le da polaridad positiva y negativa. También muy importante, la parte trasera del artefacto no hace girar la aguja de una brújula. Sólo la parte frontal lo hace.

En este momento, Robert está en la posesión del artefacto y todavía los hermanos Chuck y Debbie están ocupados con esa investigación. Hasta la fecha ningún vendedor se dio a conocer afirmando que vendió rocas como la de Robert en el festival, con una imagen tridimensional de un círculo en la cosecha que sobresale fuera de la roca, y con propiedades magnéticas muy inusuales, ¡Oh y por cinco dólares también!

El caso es que Ridge contactó con dos ufólogos, Chuck Zukowski y Debbie Ziegelmeyer, en el festival OVNI de Roswell de 2007. Chuck y Debbie estuvieron tratando de averiguar durante el siguiente año si podía tratarse de un souvenir de los que venden en los tenderetes a los chiflados fans que acuden a esa ciudad. Notaron que el color de la roca era el mismo que el de las superficies talladas, por lo que supusieron que no era un trabajo reciente. Además, incluso mirando al microscopio no se podía apreciar las marcas de la herramienta que se utilizó para realizar el grabado.

La piedra tiene propiedades magnéticas, atrae a la aguja de una brújula, y gira en presencia de un imán.

El círculo en la roca” de Roswell fue encontrada por el nativo de Roswell, Robert Ridge, en septiembre de 2004 cerca de las montañas “El capitán” fuera de la ciudad de Roswell, Nuevo México. Robert estaba cazando con arco y flecha en el momento y se encontró de casualidad el artefacto que estaba cubierto ligeramente de arena mientras seguía los venados. Guardó este artefacto con él y con su familia desde 2004. Él se lo presentó a los investigadores de ovni Chuck Zukowski y Debbie Ziegelmeyer en el Festival de Ovnis de Roswell el pasado julio de 2007 para que le ayuden a investigar su origen. Los hermanos, Chuck del estado de Colorado y Debbie del estado de Misuri, pasaron los próximos 12 meses tratando de “desacreditar” el artefacto buscando idénticos vendidos como mercancías, así con compañías de “aguafuerte” sobre la técnica del diseño. En este tiempo, ellos no pudieron localizar ninguna compañía que produzca un objeto idéntico para vender y con la esperanza que al divulgar esta información se realicen nuevas pistas. Dos arqueólogos prominentes que trabajan en Nuevo México han mirado ya el artefacto y han solicitado que sea sometido a un análisis de laboratorio.

Incidente Roswell: Imágenes del supuesto OVNI caído en EE.UU en 1947 (FOTOS)

En julio de 1947, Mac Brazel descubrió restos de supuestos platillos en su rancho en Nuevo México. El FBI desclasificó varios documentos sobre el tema.

Incidente Roswell: Imágenes del supuesto OVNI caído en EE.UU en 1947 (FOTOS)

Este sería el supuesto platillo caído en Nuevo México en 1947

Incidente Roswell: Imágenes del supuesto OVNI caído en EE.UU en 1947 (FOTOS)

Mayor Jesse Marcel, oficial de inteligencia, con fragmentos del extraño objeto volador

Incidente Roswell: Imágenes del supuesto OVNI caído en EE.UU en 1947 (FOTOS)

El Roswell Daily Record publicó la nota del hallazgo de un platillo volador en primera plana

Incidente Roswell: Imágenes del supuesto OVNI caído en EE.UU en 1947 (FOTOS)

Un documento desclasificado del FBI sobre el Incidente Roswell


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: