INCA – OLLANTAYTAMBO

cDSC_0030rha

Autor del Blog: Jorge Mier Hoffman en Machupicchu

OLLANTAYTAMBO

Ollantaytambo está ubicado a 80 km al noreste del Cusco, punto de entrada a la zona amazónica del cusco, y donde el rio Vilcanota, cambia de nombre a Urubamba. La ubicación de Ollantaytambo es estratégica, para muchos es el punto final del valle sagrado, también se considera la puerta de ingreso al santuario Histórico de Machu Picchu, donde se tiene 2 opciones: Tomar el tren hasta Machupicchu Pueblo o se va a pie por el antiguoCamino Inca.

Ollantaytambo, es uno de los complejos arquitectónicos más monumentales del Imperio Incaico, recibe su nombre de la célebre leyenda sobre el general rebelde Ollantay. Su diseño como las bases de la mayoría de sus edificaciones corresponde al trazo original de la época del incario (las calles mantiene aun sus nombres incas). Son sorprendentes sus calles empedradas, canales y el Templo dedicado a Santiago Apóstol construido en 1620.

Se piensa que Ollantaytambo constituyo un estratégico centro militar, agrícola y religioso para administrar y controlar el Valle Sagrado de los Incas; esto se deduce por las construcciones que se presumen eran para depósitos agrícolas y para uso militar como murallas y torreones de vigilancia (probablemente para protegerse de las etnias selváticas). Son 150 escalones que separan la cumbre de la parte baja, se observa el perfecto tallado de las piedras, obviamente dedicadas al culto al agua, con gran similitud a las de Tipón. Este lugar es un centro ceremonial de purificación y culto al agua. El sitio arqueológico comprende una serie de terrazas superpuestas, son impresionantes los grandes bloques de piedra finamente labradas ubicadas en la terraza superior (Templo del Sol).

ollantaytambo

Los restos incas en Ollantaytambo son vestigios del pueblo que mando construir Pachacutec, luego de someter a sus habitantes y conquistar estas tierras, se realizan imponentes obras de infraestructura agrícola, compuesta por centenares de andenes y canales para asegurar tierra de cultivo, puestos de control y vigilancia en las cimas de los cerros, y edificaciones domesticas y ceremoniales. También tendieron un puente para conectar el pueblo con el camino inca, y levantaron satélites urbanos en la ruta hacia Machu Picchu.

La Plaza Manyaraqui con sus fuentes que se cree son parte del centro para rendirle culto al agua. Sobre el cerro Pinkuylluna oTunupa destacan enormes construcciones de piedra, de 2 o tres pisos, que se presume fueron depósitos agrícolas (colcas) o miradores, también se aprecia una enorme piedra representa el rostro de un inca, asomando al pueblo.

El pueblo de Ollantaytambo es llamado “Pueblo Inca Vivo” pues sus pobladores viven de acuerdo a usos y costumbres heredados de sus antepasados. Desde Ollantaytambo, puede visitarse el poblado de Willoc, donde se habla el quechua, y cuyas vestimentas rojas y negras se asemejan al huayruro, una semilla roja y negra usada como amuleto. Ollantaytambo es la única ciudad inca que se sigue ocupando por familias locales. Todo el diseño y estructura del pueblo inca original salta a la vista en las quince manzanas que componen el pueblo.

Ollantaytambo cuenta con numerosos hoteles, casas-alojamiento y restaurantes. Los trenes a Machupicchu se detienen aquí, por lo que muchos turistas prefieren regresar a Cusco en Bus (que es más rápido).

En el extremo opuesto a Písac y a 80 Kms. de la ciudad del Cusco encontramos el pueblo de Ollantaytambo, un espacio donde el diseño del complejo arqueológico se confunde con el actual pueblo. A este distrito de la provincia de Urubamba se llega por la carretera asfaltada Chinchero – Urubamba, y también por vía férrea (68 Kms.). Se encuentra a 2,700 metros de altura, y tal como lo hemos señalado, tanto su diseño como las bases de la mayoría de sus edificaciones corresponden a la época del Incario.

El complejo arqueológico de Ollantaytambo fue un estratégico centro militar, religioso y agrícola. El escenario arquitectónico es de excepcional interés por el tamaño, estilo y originalidad de sus edificios.

El origen del nombre tiene varios enfoques. De acuerdo a la lengua aymara, Ollantaytambo deriva del vocablo ulla-nta-wi, que quiere decir “lugar para ver hacia abajo”; el término tambo, es añadido posteriormente. Para la lengua quechua, el nombre proviene de la palabra Ollanta (que es el nombre de un capitán Inca, cuya historia se guardó como una tradición oral, y escrita como un drama de Antonio Valdez, sacerdote de Urubamba, a mediados del siglo XVIII) y del término, tambo, una derivación española del vocablo quechua tampu; que quiere decir, “ciudad que ofrece alojamiento, comida y consuelo a los viajeros”.

Ollantaytambo, Peru – witness of the Flood and more, Cuzco, Peru long before the Incas

Testimonios de pobladores de Ollantaytambo dan cuenta de los conflictos y antipatías que existían hacia los incas. La historia menciona que sus habitantes se negaron a pagar los impuestos ordenados por el Inca Pachacútec, por lo que fueron inmediatamente ejecutados.

Con la victoria, Pachacútec reclamó el territorio como propio, y ordenó la construcción de los magníficos edificios que hoy ostenta la ciudad. Para ello, se sirvió de mano de obra de los hijos del Collao, un área cerca al lago Titicaca y Tiahuanaco, que también fue vencida. Los hijos de Chuchi Cápac, el general vencido de los Collao, tuvieron que trabajar como constructores de la fortaleza, pero no pasó mucho tiempo para que decidieran rebelarse y huir. Finalmente, tras muchos enfrentamientos y gran derramamiento de sangre, el Inca Pachacútec logró contener la violenta rebelión.

Otra parte de la historia de esta ciudad la protagonizó la resistencia indígena de Manco Inca, quien, luego de mantener cercado por meses al Cusco, y al ver que sus propias fuerzas se debilitaban, se retiró a Ollantaytambo. La ciudad le ofrecía una perfecta defensa, cubierta por once andenes escalonados, que le permitieron en el año de 1537 vencer al ejército de los conquistadores españoles, antes de que el monarca inca se retirara a Vilcabamba.

Drama inca
Ollantaytambo quedó grabado en la memoria del mundo gracias a un drama escrito en el siglo XVI, y representado en el teatro en el año 1780. La historia narra el conflictivo amor entre el general Ollanta y Cusi Coyllor, la hija de Pachacútec. Ollanta era distinguido de los otros generales del imperio por su valentía y gran habilidad, pero tuvo que dejar de la ciudad decepcionado por no poder amar a una muchacha que no pertenecía a su clase social. Ya lejos, Ollanta incitó a la población a la rebelión contra el ejército imperial, causando una guerra que duró toda una década. Finalmente, nuestro héroe fue capturado por la traición del capitán Rumiñahui, y llevado al Cusco ante Túpac Yupanqui; quien, luego de escuchar la historia, decidió liberarlo y aceptarlo como compañero de su hermana.

Descripción
Ollantaytambo es otro parque arqueológico nacional al cual se le atribuyen diferentes funciones. Por su ubicación estratégica. Ollantaytambo fue una construcción militar levantada para proteger la capital del imperio incaico de las posibles invasiones de los Antis. También se dice que fue construida para habilitar caminos hacia el Antisuyo.

Lo que nadie discute es que fue una ciudad muy fortificada, rodeada de una pared con pukaras o fortalezas. La principal de ellas es la llamada Casa Real del Sol; pero también podemos encontrar las fortalezas de Choqana e Inkapintay, en el lado izquierdo del río Urubamba.

Es una de las pocas ciudades que aún mantiene la planificación urbana incaica. Está dividida en dos partes por el río Patacancha: la primera (al este) es de forma octogonal con manzanas de diferentes tamaños, y la segunda (al oeste) es de carácter ceremonial, donde se halla la Plaza Mañay Racay conocida como Aracma Ayllu.

Ollantaytambo – El Pueblo
El pueblo se dividía en bloques rectangulares con un esquema geométrico bien planeado que da la impresión de ser un pueblo diseñado por arquitectos modernos. Sus calles delgadas se abren en dirección al río Urubamba. Cada manzana o cancha está compuesta por un conjunto de viviendas que comparten una misma puerta hacia el patio central.

Originalmente, se usaba un puente colgante, hecho con fibras trenzadas de ichu o maguey, que debían ser renovadas anualmente. Hoy, los puentes de piedra que atraviesan el río están construidos sobre dos enormes cantos.

La actividad agrícola de esta zona se vio beneficiada por la presencia del riachuelo de Patakancha, lugar donde se veía grandes terrazas de cultivo que en la actualidad están deterioradas y abandonadas.

Ollantaytambo – El sector ceremonial
Estaba dedicado principalmente al culto de “Unu” o “Yaku” (deidades del agua). Por ello, existieron una serie de fuentes que sirvieron para este fin, como el Baño de la Ñusta, que es una de las fuentes labradas en una sola pieza de granito, de 1.30 metros de alto por 2.50 metros de ancho. Es una de las más conocidas y todavía fluye agua de su interior.

Este lugar está constituido por una corta planicie que lleva a un enorme cerro en cuyos lados se ubican diversos monumentos arqueológicos. El principal de ellos se ubica en la cima y es conocido como La Fortaleza o Casa Real del Sol.

Las Terrazas de Ollanytambo
Al oeste de la plaza se halla un conjunto de terrazas que sirvieron para dos propósitos: el cultivo, y para detener la corrosión de los templos más importantes de la zona.

Hacia la derecha se ubican los andenes orientados hacia el lado de la plaza. El grupo superior de éstos, destaca por el fino labrado de sus piedras y su excelente ensamblaje. El último andén contiene el recinto con diez hornacinas, llamado también, el Templo de las diez ventanas, y la Portada Monumental, cuya función aún se desconoce.

Destaca también el Inca Misana, un acueducto tallado en las piedras de la montaña, junto a una fuente litúrgica, pequeñas escaleras, y nichos de aperturas falsas; que servían como lugar donde el Inca hablaba a su gente.

La posición privilegiada de Ollantaytambo, permitió que hubieran otros edificios pequeños localizados estratégicamente en ángulos altos de las montañas, para controlar el movimiento de la gente en el valle.

La Fortaleza o Casa Real del Sol en Ollantaytambo
La Casa Real del Sol, y Ollantaytambo en su totalidad, aún conserva el trazado de la planificación urbana del incanato. Sus habitaciones aún recuerdan la presencia de Manco Inca, quien se enfrentó a Hernando Pizarro, en 1537, durante la resistencia indígena que continuó por muchos años más.

La fortaleza o adoratorio está conformado por diecisiete terrazas superpuestas, construidas sobre grandes piedras de granito rosa (porphyry rojo) labradas, que llegan a medir más de cuatro metros de alto por dos de ancho, y dos de espesor.

Las paredes o muros de la Casa Real del Sol tienen una inclinación interna, y la principal de ellas, una composición de seis bloques de enormes piedras, con junturas de piedras pequeñas, que son parte del Altar Principal.

Se cree que la principal cantera para la construcción del lugar fue Cachicata, ubicada a 6 kms. de distancia en el lado izquierdo del río Vilcanota. Las rocas se tallaron parcialmente en las canteras, y luego fueron bajadas hacia el valle. Pero hubo algunas, conocidas como “piedras cansadas”, que no llegaron a su destino.

Siempre ha impresionado la forma en que transportaban las enormes piedras desde largas distancias; en este caso, requirieron de un cauce artificial paralelo al río para trasladar las inmensas moles, y subirlas por una empinada pendiente. Utilizaron instrumentos como rodillos de leño, piedras rodantes, sogas de cuero de camélidos, palancas, poleas y la fuerza de miles de hombres.

Se piensa que este tipo de construcción tiene como antecedente la arquitectura de Tiawanako -que pudieron traer los collas, desde la región del Lago Titicaca-, ya que en la superficie externa del cuarto, al extremo sur, hay tres símbolos tallados que pertenecen a la cultura pre-cerámica: el Hanan Pacha (El Cielo), el Kay Pacha (La Superficie de la Tierra) y el Ukhu Pacha (El Subsuelo o Interior). Pero las particularidades incas son diferenciadas por el uso de junturas y superficies exteriores finamente pulidas, que inclusive les sirvieron de espejos.

Para conocer los misterios y el poderío de sus muros puede ingresar a la fortaleza por medio de una escalinata de piedra (recorrido de 15 a 20 minutos) que lo lleva hacia una explanada y a un portal que se encuentra mirando la Plaza Mañay Racay.

Inca Huatana o Intihuatana de Ollantaytambo
Situada en la parte superior del Templo del Sol, en una pendiente casi vertical, elInca Huatana o Intihuatana consta de una pared con nichos altos, en cuyos lados hay orificios de seguridad de hasta 80 cms. de profundidad. Frente a éstos hay una estructura que se encuentra suspendida sobre un precipicio, razón por la que se cree fue utilizada para la tortura y ejecución de prisioneros de guerra o malhechores, aunque la función de observatorio astronómico es la más aceptada.

El Centro Pincuylluna
Pincuylluna, que significa “donde se tañe el pincuyllo” – instrumento de viento de origen inca- se ubica al oeste del río Patucancha, frente al Templo del Sol. Es un complejo arquitectónico que se compone de edificios de tres bloques idénticos y superpuestos. La base de los bloques es rectangular, poseen seis ventanas en la fachada y seis en la pared que da al cerro, proporcionando una adecuada ventilación e iluminación.

En el lugar se encuentran las colcas (depósitos agrícolas) más interesantes del Valle Sagrado, porque a la izquierda de éstas se puede observar un gigantesco bloque de piedra que, para los lugareños, representa el rostro de un inca.

Si desea visitar el lugar, le indicamos que el recorrido es de tres horas de caminata.

Museo de sitio de Ollantaytambo
El museo es obra del Centro Andino de Tecnología Tradicional y Cultura de las Comunidades de Ollantaytambo (CATCCO). Le recomendamos visitarlo porque presenta de manera didáctica y moderna la historia de la región.

Contiene cinco salas en el segundo piso de una casona sobre una antigua cancha inca, lo que permite al visitante conocer más acerca de la historia, arqueología, arquitectura, artesanía y creencias de los habitantes de Ollantaytambo.

Además, esta asociación organiza caminatas a través de siete rutas ancestrales: Yanacocha, Pincuylluna, Pumamesarca, Huílloc, Páchar, Cachicata y Ollantaytambo. Las caminatas toman de tres a siete horas, y cuentan con guías turísticos.

 

 Todo el que ha viajado a Egipto, Mesopotamia, América del Sur y a muchos lugares antiguos ha visto la artesanía impresionante de la cantería antigua. El ajuste de precisión de grandes bloques de piedra es sorprendente, tanto en el Viejo Mundo como en  el Nuevo. Es difícil imaginar que todo esto debe haber sido hecho por el trabajo manual puro solamente. Los ingenieros cuando observan estas monumentales obras, simplemente se quedan sin respuestas o con un “es imposible”…!!!.

El templo del Sol en Ollantaytambo, está hecho de granito. Algunas de las piedras del templo de Sol pesan más de cuarenta toneladas y fueron traídas  de una cantera elevada en la montaña que se encuentra al otro lado del rió  Entonces, ¿cómo es que alguien, incluso con tecnología moderna, puede mover tantas piedras de ese tamaño hacia la parte baja de la montaña, cruzar el rió y luego subirlas por varios cientos de metros al lugar dónde se encuentra el templo del Sol?.

Surgen muchas preguntas que aun la ciencia convencional no ha podido explicar: ¿Cómo fueron transportados esos enormes bloques de piedra desde una cantera a 4 kilómetros de distancia, subidos en pendiente montaña arriba hasta la cima misma de la montaña? ¿Cómo fueron cortadas y pulidas con tal nivel de perfección estas piedras?. Esto no se logra con rudimentarias herramientas de piedra o de bronce, pues estos materiales no le hacen mella a la andesita que es el tipo de piedra junto al granito rosa, con que se construyó Ollantaytambo. ¿Cómo fueron plantadas y puestas en su lugar?. ¿Cómo fue que lograron juntar una con otra con tan inverosímil perfección, que no se puede introducir una hoja de papel en las junturas? y lo lograron sin ningún tipo de argamasa o cemento o algún tipo de sellador.

Algunas leyendas de los Incas explican el increíble corte y la precisa ubicación de las monumentales rocas, gracias a la “cuña dorada”. Instrumento empleado por “los hijos de los dioses”,  que podía cortar la roca y hacerla flotar hasta su ubicación final. De ser cierta esta historia, ¿quién sino extraterrestres tecnológicamente avanzados, podrían tener herramientas como estas?. Hasta el momento solo podemos registrar que las uniones entre los bloques de piedra, parecen haber sido soldadas al momento de poner una sobre la otra, con alguna tecnología desconocida.

arquitectura peru-ollantaytambo-sellamiento piedras-sellado piedras-piedras megaliticas-Ollantaytambo-peru-incas-civilizaciones antiguas

Algunas piedras además, parecen presentar el fenómeno de la vitrificación. Destaca el profesor Joe Watkins, estudioso del tema: “Las superficies de ‘las piedras Inca’, son similares a las que fueron desintegradas térmicamente”. Si realmente algunas de las superficies suaves en las construcciones incaicas son vitrificadas, significaría que los Incas deberían haber tenido una tecnología que podría desintegrar la piedra térmicamente. Otra característica de estos muros, es que las piedras de arriba dejaron sus huellas en las de abajo, como si por el peso de las piedras de arriba, las de abajo hubiesen sido aplastadas en un momento en que la piedra todavía era suave. Nepohualtzintzin. (Cómputo Azteca. La Inca Roca Viva. 

Como vemos, Ollantaytambo, es otro misterio que reta el saber de la historia convencional y plantea una serie de preguntas que merecen ser explicadas por los académicos y porque no, por algunos escépticos que tan visceralmente atacan la teoría alienígena de su construcción:

– ¿Como se explica el aspecto derretido de la piedra, que es omnipresente en toda la construcción?.

– La reflexión de las partes vitrificadas es impresionante. ¿Cómo se logró semejante pulcritud en el pulido?. ¿Qué instrumentos de la antigüedad pueden explicar que estas superficies fueran pulidas a tal grado que parecen espejos?.

– ¿Cómo se movieron piedras tan pesadas por un tramo de al menos 4 kilómetros y hasta una altura de más de 2.790 metros sobre el nivel del mar, sin la rueda y en una región en donde es difícil encontrar árboles robustos como los que se necesitarían para mover piedras de semejante calado?.

– ¿Cómo ubicaron estas piedras en perfecta unión, sin utilizar argamasa o sellante alguno y armadas como un rompecabezas magistral?.

– Algunos han comprobado que muchas de estas piedras son magnéticas, ¿Que tecnología permitió a los antiguos pueblos incaicos, magnetizar semejantes piedras?.

Al lado izquierdo de la ciudadela está el monumento más enigmático de todo el complejo, llamado “templo del Sol”. Está formado por seis rocas ciclópeas cuadrangulares, de aproximadamente 70 toneladas de peso, cada una de las cuales está perfectamente pulida y colocada una junto a la otra con una precisión milimétrica.

A primera vista tuve la sensación de que los seis megalitos que componen el llamado “templo del Sol” son mucho más antiguos que la civilización inca, justamente por el estilo arquitectónico diferente.

La cantera de donde provienen las seis enormes piedras está situada en la otra parte del valle, en un lugar llamado Kachipata, a unos 4 kilómetros de la acrópolis.

Probablemente, las rocas destinadas a componer el llamado templo del Sol habían sido ya parcialmente pulidas y luego fueron transportadas usando troncos de árbol donde hacerlas rodar, hacia el río.

El primer gran problema que el antiguo pueblo megalítico tuvo que resolver fue la travesía del Río Vilcanota. Inicialmente crearon un canal paralelo al río, con el fin de desviar el curso del agua. Una vez que el lecho original del río se secó, procedieron a trasladar las rocas hacia el área de tierra anterior al nuevo curso de agua. Luego, desviaron nuevamente el agua hacia el cauce original del río y así se encontraron frente a una zona de tierra seca donde hacer rodar las rocas sobre los troncos de árbol.

A continuación, afrontaron la parte más difícil: desde el fondo del valle, las seis colosales piedras fueron transportadas, arrastradas y empujadas hacia el lugar más elevado: la acrópolis.

¿Cómo lo lograron? Algunos investigadores propusieron que se utilizaron cientos de hombres, tanto para empujarlas como para arrastrarlas, con cuerdas gruesísimas. Probablemente se utilizó un sistema similar al empleado en Sacsayhuamán para asegurar que las rocas no se deslizaran hacia el valle: se ponía una primera serie de troncos y luego una tabla de madera sobre ella (los troncos eran más anchos que la tabla misma y obviamente que la piedra). Luego, sobre la tabla, otra serie de troncos que servía de base a la roca. Cada vez que se avanzaba un poco, dos troncos eran clavados perpendicularmente en el terreno (uno por parte) con el fin de bloquear la estructura y garantizar que no se deslizara hacia el valle.

Una vez que se llegó al “lugar sagrado” donde estas rocas fueron puestas, se procedió a insertar una sutil lámina de piedra entre las rocas, cuya función era, probablemente, servir de amortiguador en caso de terremotos.

El hecho de que se hayan encontrado otras enormes piedras parcialmente labradas en la cantera sugiere que todo el complejo de la acrópolis de Ollantaytambo no fue nunca terminado por motivos que desconocemos.

Queda la pregunta de cuándo y por qué se construyó una estructura tan misteriosa. Actualmente, ninguna persona en el mundo sabe dar una explicación clara de por qué se colocaron estas seis rocas ciclópeas en aquel lugar, encajando perfectamente.
En mi opinión, las seis piedras que hoy constituyen el llamado “templo del Sol” fueron colocadas allí en un período remotísimo, quizá poco después del diluvio universal (10.000 a.C.). Sabemos que muchos pueblos que vivían en el actual Brasil y en el Escudo de las Guayanas se dirigieron hacia los Andes justamente para poder escapar de las enormes inundaciones. Con el tiempo, adoptaron el arte de modelar inmensas rocas con el fin de hacerlas encajar entre sí a la perfección con el método llamado “prueba y error”. Se refugiaron en la parte alta de las montañas (ver Marcahuasi, Sacsayhuamán o Tiwanacu) precisamente para evitar ulteriores inundaciones, pero también para defenderse con facilidad de eventuales invasores, gozar de fuente de agua pura y fresca y, no menos importante, porque se sentían más cerca de lo que consideraban Dios: el Sol.
En todo caso, queda el interrogante sobre la verdadera función de las seis rocas megalíticas y el de por qué se colocaron de aquella manera, la una al lado de la otra. Por ahora no podemos dar una respuesta segura, sino sólo conjeturas.
De todos modos, muchos estudiosos están de acuerdo en el hecho de que el sitio arqueológico de Ollantaytambo fue construido durante varias épocas, de manera que, muy probablemente, los Incas ocuparon un lugar mucho más antiguo.

A propósito, transmito una parte del libro “Pantiacollo” del investigador peruano Carlos Neuenschwander Landa(fallecido en el 2003 en la ciudad de Arequipa):

Efectivamente, en la explanada y en el pueblo (de Ollantaytambo), como en las partes elevadas de la andenería, se pueden distinguir los restos de la primera cultura, mientras que en el centro, formando las terrazas y en las casas de piedra y de barro que salpican las laderas, se aprecia claramente la arquitectura incaica.

Cuando el doctor Neuenschwander Landa escribió “primera cultura” se refería justamente a la cultura megalíticaque dominó gran parte del continente americano inmediatamente después del diluvio.
El camino por recorrer para conocer a fondo la verdadera Historia del Nuevo Mundo es todavía arduo, pero sólo con el estudio comparado de arqueología, lingüística y genética se podrá, en el futuro, lograr reconocer los verdaderos orígenes del hombre americano.

VER MUROS INCA: PULSAR LINK

flecha

https://arqueoastronomia.wordpress.com/muro-inca-arquitectura-extraterrestre/

Ollantaytambo (Cuzco – Perú)

Puma Punku

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: