MESA VERDE – Contacto Extraterrestre

cDSC_0030rha

El Parque Nacional Mesa Verde es un parque nacional de los Estados Unidos, declarado también Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978. Está situado en el condado de Montezuma, en el sudoeste de Colorado. El parque ocupa 211 kilómetros cuadrados y contiene numerosas ruinas de habitaciones y aldeas construidas por el pueblo anasazi. Destacan las construcciones realizadas en cuevas y bajo salientes de los acantilados; entre ellas Cliff Palace.

Estos poblados de piedra, grandes y bien construidos, son el resultado de una larga ocupación durante la cual se fueron agregando habitaciones y almacenes de manera aparentemente aleatoria.

El parque se extiende 21,2 kilómetros de norte a sur y 19,2 de este a oeste. El terreno está dominado por sierras y valles en dirección norte-sur. Muchas de las sierras culminan en una cresta cerca del extremo norte del parque.

El lugar estuvo habitado desde el siglo VI por los indios anasazi, que construyeron sus poblados primero en las cimas de las mesetas y más tarde, a partir del siglo XII en cuevas en las paredes de los cañones, hasta que fue abandonado repentinamente hacia 1275 por razones desconocidas.

Los primeros europeos que llegaron a la región de Mesa Verde fueron los exploradores españoles, que buscaban una ruta de Santa Fe (Nuevo México) a California, en las décadas de 1760 y 1770. Bautizaron la región con el nombre de Mesa Verde debido a sus elevadas mesetas cubiertas de bosques de enebros y pinos.

No fue hasta 1873, con las observaciones de un prospector llamado John Moss, cuando se hizo pública la existencia de los poblados de piedra. El año siguiente, el prospector guio al fotógrafo William Henry Jackson por el cañón del Mancos, en la base de Mesa verde, desde donde pudo fotografiar uno de los poblados. En 1875, el geólogo William H. Holmes recorrió la ruta de Jackson. Los informes de Jackson y Holmes fueron incluidos en el informe del Hayden Survey, en 1876, una de las cuatro expediciones de exploración del oeste americano financiadas por el gobierno federal, que, junto con otras publicaciones, condujeron a propuestas para la exploración sistemática de los restos arqueológicos del suroeste, aunque durante algunos años no tuvieron consecuencias prácticas.

Mientras tanto, el valle del Mancos comenzó a ser ocupado por rancheros, y comenzó el expolio de los restos arqueológicos. Richard Wetherill, ranchero y arqueólogo aficionado, fue el primer guía turístico de la región.

Otros visitantes ilustres fueron la reportera Virginia McClurg, cuyos esfuerzos continuados durante años llevaron a la constitución del parque nacional; el fotógrafo y escritor Frederick H. Chapin, que en 1892 publicó The Land of the Cliff-Dwellers, el primer libro ilustrado en el que se ofrecía una descripción extensiva del lugar; y el geólogo sueco Gustaf Nordenskiöld, que en 1891 fue el primero en estudiar científicamente las ruinas.

A finales del siglo XIX era patente que Mesa Verde necesitaba protección ante el vandalismo continuado. Finalmente, el 29 de junio de 1906, fue establecido el Parque Nacional Mesa Verde.

En el verano de 2002, el parque sufrió extensos incendios forestales y tuvo que ser cerrado en parte. Aunque toda la extensión del parque ha vuelto a abrir, aún son visibles los daños sufridos.

MISTERIO DE LOS ANAZASI

Los anasazi son una de las culturas mas misteriosas del mundo. Situada geográficamente en el sudoeste de los Estados Unidos entre los actuales Estados de Utah, Colorado, Arizona y Nuevo México se establecieron en unos acantilados de difícil acceso para desaparecer de la historia unas décadas después , dejando atrás sus enseres como si pensaran volver, pero nunca regresaron. De esta cultura se conocen muchas cosas gracias a los restos arqueológicos, pero también se desconocen otras tantas.

En esta región existen centenares de asentamientos, como el de Mesa Verde, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978, que empezaron a colonizar a partir del siglo I. Vivían en pequeñas comunidades entre los valles y las mesetas , conocían la cerámica, el tejido y la irrigación , pero desconocían la escritura (por lo que no tenemos documentación escrita) , la rueda y no usaban monedas , en vez de ello usaban el trueque. A partir del siglo X los pueblos fueron aumentando albergando a varios centenares de individuos y en lugares como Cañón Chaco establecieron una especie de centro de peregrinación para realizar sus rituales religiosos ente 950 y 1100, época de su mayor esplendor.

A partir de este momento comenzó la decadencia, empezaron a fortificar los poblados con altos muros o se desplazaron hasta los acantilados donde las condiciones de vida eran difíciles ya que quedaban lejos de los campos de cultivo y resultaba difícil acarrear el agua y las piedras y materiales necesarios para sus construcciones. Unos 50 años después también abandonaron los acantilados, desapareciendo definitivamente, aunque existe la teoría de que los indios hopi y los zuñi sean sus descendientes. Los hopi los llamaba Hisatsinom, los antepasados.

Sobre este traslado existen diferentes teorías, una de ellas es la existencia de una fuerte sequía que les obligó a trasladar los poblados, sin embargo podrían haber tenido acceso a manantiales sin tener que trasladarse a los acantilados. Por otro lado en los acantilados podían evitar las condiciones climáticas mas extrema protegiéndose de la lluvia y la nieve en invierno y el mayor calor en verano, al tiempo eran una protección natural contra los enemigos.

Otra teoría es la del aumento demográfico que habría echo insuficiente los cultivos para alimentar a una población de cuarenta o cincuenta mil personas . En la zona de las Cuatro Esquinas , donde convergen los cuatro Estados mencionados y se asentaron estos poblados , los campos estaban cubiertos de cultivos de maíz, calabazas y judías.

La teoría mas llamativa para estas migraciones es la del miedo frente a un ataque y la búsqueda de la mejor protección. En este sentido en Cedar Mesa y en otros asentamientos se encuentran torres desde las que podían vigilar su manantial y la llegada del enemigo. En la cornisa rocosa de Cedar Mesa existen unas ruinas en la cima de la colina con dibujos de osos, leones de montañas , carneros y figuras antropomorfas. ¿Pero quien era el enemigo?. Los navajos no llegaron a la zona hasta 100 años después de desaparecer los anasazi, por cierto la palabra anasazi era la utilizada por los navajos y su significado era “antiguo enemigo” , utilizada de forma despectiva. Los historiadores agrupan bajo el nombre de anasazi a distintos pueblos que ocupaban esta zona , como los mogollon, los hohokan y los pataya. Todos ellos desaparecieron antes de la llegada de los españoles. Con respecto a otras culturas precolombinas los aztecas eran contemporáneos de los anasazi, pero no parece probable que llegaran a esta zona. Así pues la única explicación es que los anasazi fueron sus propios enemigos al enfrentarse entre ellos en alguna guerra.

En Cortez, Colorado, se han encontrado hasta 400 ruinas de poblados donde vivían los anasazi antes de trasladarse a los acantilados. En estos pueblos se han hallado unos túneles subterráneos en las kivas que conectaban distintas zonas del poblado. Las kivas eran habitaciones circulares excavadas en el suelo y cubiertas de un techo dedicadas al culto y a las reuniones de la comunidad. En el asentamiento estudiado se encontraron tres kivas y en ellas las primeras pruebas de canibalismo, estas se basan en las zonas de brillo en las vasijas de barro que quedan cuando se cocina un hueso, marcas de cortes y abrasión en los restos humanos idénticas a las de los animales que son consumidos, las fracturas y huesos rotos, la médula separada de los huesos, cuerpos desarticulados , ausencia de cráneos , manos y pies, los huesos hallados en las hogueras. Una teoría es que los toltecas o los aztecas podrían haber llegado, conquistado Chaco y con sus rituales de sacrificios humanos explicaría la aparición del canibalismo. En cualquier caso solo es una teoría sin demostrar. Los navajos , que viven en la actualidad en la zona siempre se han alejado de Chaco con un miedo atabico, cuando se les pregunta por que su respuesta es “allí sucedió algo malo”.

La ciudad mas misteriosa es la de Cañón Chaco, en el desierto de Nuevo México, en mitad de la nada. Su periodo de apogeo fue entre el 900 y el 1150, era el centro cultural de los anasazi en este periodo , hasta allí se trasladaban bloques de roca desde varios kilómetros de distancia para realizar grandes construcciones. Los españoles llamaron “pueblos” tanto a los edificios como a las personas que los habitaban. El mas grande era Pueblo Bonito con 4 o 5 pisos y 800 habitaciones, aunque el número de habitantes no se corresponde con el de habitaciones ya que muchas eran demasiado pequeñas y seguramente eran utilizadas como almacenes, además este terreno no podía mantener a una población numerosa.

Cañón Chaco no era solo una ciudad , también un centro ceremonial. En sus grandes kivas con sus 18 metros de diámetro y subdivididas en partes según los puntos cardinales, se reunían para adorar a sus dioses. Igual que el resto de los poblados fue abandonado a partir del 1150 sin saber exactamente la causa , como hemos visto las teorías van desde una sequía hasta el aumento de la población que ya no podría ser mantenida por sus recursos. El doctor Jeff Dean , mediante las técnicas de dendrocronología (la ciencia que data la madera mediante el estudio de los anillos) a llegado a la conclusión, mediante el estudio de una de las vigas en Pueblo Bonito, de que en el 1100 hubo una sequía ,unido a las inundaciones de las tierras por las crecidas de los ríos y el aumento de la población serían los tres factores que explicarían el abandono. Sin embargo las sequías no detuvieron las construcciones, y la de 1100 no fue la peor de todas.

El doctor John Kantner y sus alumnos de arqueología de la Universidad de Georgia han realizado excavaciones en la zona de Cañón Chaco y los pueblos de alrededor llegando a la conclusión de que Chaco tenía muy pocos recursos, estaba situado en medio de la nada y dependía de lo que hasta allí llevaban de los pueblos de alrededor, mucho mejor situados, con mas agua, mas piedra y madera. Chaco se convirtió en un centro religioso. Aunque se desconoce cual era su religión los arqueólogos piensan que tenía un “lado oscuro y misterioso”.

Su teoría es que a partir de la sequía de 1100, si bien fue menor que otras anteriores, se produjo un vacío de poder que llevo a un caos social y a la violencia que les obligó a refugiarse en los acantilados, desplazándose a sitios como Mesa Verde. Cañon Chaco En resumidas cuentas se han barajado teorías de todo tipo , hasta las mas increíbles y extravagantes como la de su origen extraterrestre. Pero probablemente la explicación mas lógica esta el enfrentamiento violento entre ellos mismos que les llevó a la emigración definitiva. Si los indios hopi fueran sus descendientes entonces no habrían desaparecido, simplemente se habrían marchado de las Cuatro Esquinas. Quizás en un futuro nuevos descubrimientos puedan arrojar mas luz y ayudar a resolver el misterio de los anasazi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: