NAN MADOL – Legado Extraterrestre

cDSC_0030rha

[nanmadol2.jpg]

La ciudad en ruinas de Nan Madol se alza en la costa este de la isla de Ponhpei, a mitad de camino entre Honolulu y Manila, en los Estados Federados de Micronesia. Según el antropólogo William Ayres, de la Universidad de Oregón, la metrópolis fue la capital de la dinastía Saudeleur, que ejerció su poder en la zona entre los años 500 y 1500.

En Nan Mandol, al igual que en Marcahuasi, reina la soledad y el silencio, se palpa el abandono fulminante de sus moradores, aunque sus restos no ofrecen similitudes. Nan Madol tiene una superficie de 60 hectáreas, es un mundo de fantasía encantado, lleno de frondosa selva. Se le llama la “Venecia del Pacífico” y está formada por 92 pequeñas isletas realizadas por manos humanas.

Las primeras edificaciones de Nan Madol están datadas del 500 d.C. y las últimas son del 1500 d.C. Las ruinas las forman un total 400.000 bloques de basalto, que se encuentran diseminadas a lo largo y lo ancho de los islotes que rodean a la isla principal donde estaba enclavada la ciudad, surcada por canales poco profundos, jalonada de templos de basalto y de grandes palacios, con un sinfín de subterráneos restos de viviendas y de lugares públicos y un enorme arco de piedra de una sola pieza que pesa casi 200 toneladas. Destaca así mismo la presencia de un gran muro de casi 900 metros de largo, alcanzando en su punto más elevado los 14 metros.

La historia de Nan Madol es desconocida, así como los que fueron sus habitantes y sus orígenes. Todo allí es un misterio insondable. Nadie sabe el origen exacto de las ruinas. Y hay todo tipo de leyendas sobre su origen.¿Por qué trajeron los 400.000 bloques de basalto a la isleta? Ya que los bloques proceden de la costa norte de Ponape que es el lugar en el que se produce el basalto ¿Por qué no construyeron allí los templos? En las islas no había mucho espacio para que vivieran las personas. ¿Dónde se alojaron los habitantes mientras construyeron Nan Madol? … Y ¿Cómo trasladaron esas losas algunas de ellas muy pesadas?…

  • Según una leyenda local, un mago llevó volando desde una gran distancia las enormes losas de las que están compuestos los edificios. Lo cierto es que no hay canteras en las proximidades y los grandes centros de población se encuentran al otro lado de la isla …

 

  • También se dice que los gigantescos bloques fueron transportados en balsas de madera de cocotero, pues es imposible el transporte por tierra dada la geografía infernal de las islas, pero no existe explicación de cómo lograron levantar los bloques de gran tonelaje sobre muros a gran altura, ni mucho menos de donde salió la mano de obra necesaria para llevar a cabo tan colosal obra, pues aún hoy en día la población de Ponhpei no sobrepasa los 35.000 habitantes. No se entiende cómo fue elegido este apartado y tortuoso punto de la isla principal de Ponhpei para construir esta ciudad.

Desde que los japoneses se hicieron cargo de la administración de Ponhpei de 1.919 y fueran expulsados posteriormente por las tropas norteamericanas durante la Segunda Guerra Mundial, son numerosas las pruebas que indican una enorme actividad de extracción de platino y otros metales de gran valor por parte de modernos equipos de buceo del fondo de los canales de Nan Madol, siguiendo las leyendas nativas que indicaban la presencia de una gran ciudad sumergida en la zona, y de la que Nan Madol sólo era la puerta de entrada, la parte más visible de la mítica ciudad de Kanimeiso o Kahnihmweiso (la ciudad de nadie), donde habitaron los reyes del Sol.

Existen gran cantidad de informes de buceadores que denuncian la presencia en los fondos marinos de Nan Madol, de amplias zonas de construcciones, calles y avenidas cubiertas de conchas y corales, bloques, monolitos y otras señales inequívocas de que Nan Madol es tan sólo la punta del iceberg de una gran civilización que yace olvidada en el fondo del Pacífico.

¿Acaso quisieron construir su ciudad justo al lado de la antigua ciudad de los dioses, utilizando un gran dragón que limpió el fondo de los canales y haciendo volar posteriormente, con su poderosa magia, los bloques de basalto desde el otro extremo de la isla a su ubicación actual, siendo depositados suavemente uno tras otro, tanto es así que los hombres podían montar sobre los bloques sin ningún peligro mientras eran trasladados por los aires? … Esta forma de hacer levitar o volar la piedra o incluso moldearla tiene gran eco en otros puntos del mundo. Lo podemos encontrar en lugares tan alejados unos de otros como son la Isla de Pascua, Egipto, Tibet, Tihuanaco, Stonehenge, etc.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: