PROFECIAS HOPI – Apocalipsis

cDSC_0030rha

Autor del Blog: Jorge Mier Hoffman en Machupicchu

Los hopis pertenecen al grupo de antiguos habitantes de la meseta central de los EE.UU., de unos 10 000 individuos, muchos de los cuales viven en Arizona en la reserva federal Pueblo Navajo. Existen fricciones entre los grupos hopi y navajo, que derivan de la invasión navaja de las tierras hopis en el pasado.

Su cultura es similar a la de los zuñis, aunque hablan una lengua uto-azteca. Son uno de los pocos grupos aborígenes que mantienen su cultura hasta la actualidad; sus poblados son antiguos, algunos con una historia de 1000 años. Tienen fama por su elaborada cestería y las miniaturas que esculpen. Son propietarios y operadores de un centro cultural, un museo y un complejo hotelero.

La mitología hopi es la mitología de los hopi, un pueblo amerindio. No constituye un corpus de creencias tan arraigado como otras culturas pero se pueden detectar una serie de narraciones y concepciones del mundo que la conforman. Además, la mezcla con misioneros cristianos los hizo adoptar figuras religiosas europeas.

El dios supremo es Tawa, un Dios del Sol que creó el Primer Mundo a partir del espacio infinito. Otras versiones indican que creó Sotuknang y éste creó la Abuela Araña, diosa que dio origen al Universo. Otra divinidad importante es Masauwu, dios de la muerte, que permitió el paso hacia el Cuarto Mundo (el presente). El panteón principal lo completan Coyote, dios o genio engañador, los gemelos de la guerra o kachinas y el dios del maíz.

Los humanos habitaban en un mundo primigenio, pero pecaron contra los dioses, entregando a la promiscuidad sexual y la agresividad. Por eso la Abuela Araña condujo los elegidos hacia un segundo mundo y destruyó el primero. La naturaleza perversa del hombre provocó que el proceso se repitiera, hasta llegar al cuarto mundo o mundo presente.

Este cuarto mundo podría haber sido el resto de un gran diluvio universal o estar por encima del tercero. Los humanos habrían escalado un bambú gigante situado en el Gran Cañón del Colorado para huir de la destrucción anunciada. En esta migración un dios, Pahana, marchó hacia el este y tiene que volver pasados unos siglos (en un mito análogo al Quetzalcóatl). Varias leyendas y símbolos han pasado de generación en generación Hopi para reconocer Pahana cuando vuelva.

PROFECIA HOPI

El fin de todo el ceremonialismo Hopi vendrá cuando una “Kachina” se quite su mascara durante una danza en la plaza ante los niños no iniciados [el público general]. Durante un momento no habrá más ceremonias, no más fe. Luego, Oraibi será rejuvenecido con su fe y ceremonias, marcando el comienzo de un Nuevo ciclo de vida Hopi.

La III Guerra Mundial será comenzada por esas personas que primero revelaron la luz (la sabiduría divina, o inteligencia) en las otras tierras antiguas (India, China, Naciones Islámicas, África.)

Los Estados Unidos será destruido, tierra y personas, por bombas atómicas y radioactividad. Solamente los Hopis y su tierra hogar serán preservados como un oasis hacia el cual huirán los refugiados. Los abrigos de bombas son una falacia.

“Solo son las personas materialistas quienes buscan hacer abrigos. Aquellos que están en paz en sus corazones ya están en el gran abrigo de la vida. No hay abrigo para la maldad. Aquellos que no toman parte en la división del mundo por ideologías están listos para reasumir vida en otro mundo, ya sean de raza negra, blanca, roja o amarilla. Todos ellos son uno, hermanos.”

La guerra será,

“un conflicto espiritual con asuntos materiales. Los asuntos materiales serán destruidos por seres espirituales que permanecerán para crear un mundo y una nación bajo un poder, aquel del Creador.”

Ese tiempo no es tan lejano. Vendrá cuando el Saquasohuh (Estrella Azul) Kachina baile en la plaza y se quite su máscara. El representa una estrella azul, muy lejos y todavía invisible, la cual hará pronto su aparición. El tiempo es anticipado por una canción cantada durante la ceremonia Wuwuchim. Fue cantada en 1914, justo antes de la I Guerra Mundial, y, de nuevo en 1040 antes de la II Guerra Mundial, describiendo la desunión, la corrupción y el odio contaminando los rituales Hopi, los cuales fueron seguidos por las mismas maldades extendiéndose por el mundo.

Esta misma canción fue cantada en 1961 durante la ceremonia Wuwuchim.

La Aparición al Quinto Mundo ha comenzado. Está siendo hecha por la gente humilde de pequeñas naciones, tribus y minorías raciales.

“Usted puede leer esto en la tierra misma. Las formas de plantas de mundos previos están comenzando a brotar como semillas” [como se describió en SW-II, Efectos y Eventos por Venir #1].

Esto podría comenzar un Nuevo estudio de botánica si las personas fuesen lo suficientemente sabias para leerlas. La misma clase de semillas están siendo plantadas en el cielo como estrellas. La misma clase de semillas están siendo plantadas en nuestros corazones. Todo esto es lo mismo, dependiendo cómo usted lo vea.

Esto es lo que hace la Aparición del próximo Quinto Mundo.

“Éstos abarcan las nueve más importantes profecías de los Hopis, conectadas con la creación de los nueve mundos: los tres mundos previos en lo cuales vivimos, el presente Cuarto Mundo, los tres futuros mundos que tenemos todavía que experimentar, y el mundo de Taiowa, el Creador, y su sobrino, Sotuknang.”

Los Hopi y otros que fueron salvados de la Gran Inundación hicieron un convenio sagrado con el Gran Espíritu, de nunca apartarse de el. El hizo un juego de tablillas sagradas de piedra, llamadas Tiponi, en las cuales él respiró sus enseñanzas, profecías y advertencias. Antes de que el Gran Espíritu se escondiera de nuevo, el colocó ante los líderes de los cuatro diferentes grupos raciales, cuatro diferentes colores y tamaños de maíz; cada uno debía escoger cual sería su comida en este mundo. Los Hopi esperaron hasta el final, y escogieron la espiga más pequeña de trigo.

Ante esto, el Gran Espíritu dijo:

“Está bien hecho. Ustedes han obtenido el verdadero maíz, ya que todos los demás son imitaciones en las cuales están escondidas semillas de diferentes plantas. Ustedes me han mostrado su inteligencia; por esta razón yo colocaré en vuestras manos estas tablillas secretas de piedra, Tiponi, símbolo de poder y autoridad sobre toda tierra y vida, para que la guarden l protejan y sostengan en confianza para mi hasta que yo regrese a ustedes, en un día más tarde, pues yo soy el Primero y el Último.”

El Gran Cacique del Clan del Arco guió a los fieles a esta nueva tierra, pero el cayó en malos caminos. Sus dos hijos lo regañaron por su error, y después de que el murió, ellos asumieron las responsabilidades del liderazgo. Cada hermano fue dado un juego de Tiponi, y ambos fueron instruidos a acarrearlos a un lugar al cual los dirigió el Gran Espíritu.

Al hermano mayor [de la noche resplandeciente] de dijeron que fuera inmediatamente al este, hacia el sol naciente, y al llegar a su destino para comenzar inmediatamente su regreso, que viera a su hermano menor, quien permanecía en la Isla Tortuga [el continente de los Estados Unidos de América].

Su misión era la de ayudar a su hermano menor a causar el Día de la Purificación, a cuyo tiempo todos los hacedores de maldad serían castigados o destruidos, después de lo cual, una paz real, hermandad y una vida eterna serían establecidos. El hermano mayor restauraría toda la tierra a su hermano menor, de quien el Maligno entre los hombres blancos le había quitado. El hermano mayor [de la luz resplandeciente] también vendría a ver las tablillas Tiponi y cumplir la misión dada a el por el Gran espíritu.

hopi10_01

Al hermano menor le dieron las instrucciones de viajar a través de la tierra y marcar sus pasos mientras caminaba alrededor. Ambos hermanos fueron dichos que una gran estrella blanca aparecería en el cielo; cuando esto sucediera, todas las personas sabrían que el hermano mayor había alcanzado su destino. Al suceder esto, toda la gente debía instalarse dondequiera que se encontraran en ese momento, y que se quedaran allí hasta que regresara el hermano mayor.

Los Hopi se establecieron en el área ahora conocida como las Cuatro Esquinas, donde linden los estados de Arizona, Nuevo México, Utah y Colorado. Ellos vivían en humilde simplicidad, y la tierra producía abundantes cosechas. Esta área es el “corazón” de la Isla Tortuga (los Estados Unidos) y de la Madre Tierra,, y es la imagen microcósmica del macrocosmo del planeta entero. Cada clan Hopi perpetúa una ceremonia única y las ceremonias juntas mantienen el balance de las fuerzas naturales de la luz solar, la lluvia y vientos, y reafirman el respeto Hopi por toda vida, y confianza en el Gran Espíritu.

A los Hopi les dijeron que después de un tiempo, Hombre Blancos vendrían y les tomarían su tierra y tratarían de guiar a los Hopi a caminos de maldad. Pero a pesar de todas las presiones en su contra, a los Hopi les dijeron que ellos debían sostener su Antigua religión y su tierra, aunque siempre sin violencia. De tener éxito, les prometieron que su gente y su tierra serían un centro desde donde re-despertaría el Verdadero Espíritu.

Se dice que después de muchos años, el hermano mayor podría cambiar el color de su piel, pero su cabello permanecería negro. El tendría la habilidad de escribir, y el sería la única persona capaz de leer el Tiponi. Cuando el regresara a encontrar a su hermano menor, el Tiponi sería colocado lado a lado para mostrar a todo el mundo que son verdaderos hermanos. Luego tendría lugar el Gran Juicio, puesto que el mayor le ayudará al hermano menor a obtener justicia real para todos los hermanos Indios que han sido cruelmente maltratados por el hombre blanco desde que éste llegó a la Isla Tortuga.

El hermano mayor transformado, el Verdadero Hermano Blanco, usará una bata roja o una gorra roja, similar al patrón en la parte posterior de un sapo con cuernos. El no traerá más religión que la suya propia, y traerá con el las tablillas Tiponi. El será todo-poderoso; ninguno será capaz de resistir contra el. El vendrá rápidamente, y en un día ganará control del continente entero.

Se ha dicho,

“Si el viene del Este, la destrucción no será tan mala. Pero si viene del Oeste, no se levanten en los techos de sus casas para ver, porque el no tendrá misericordia.”

El Verdadero Hermano Blanco traerá con el dos grandes ayudantes, poderosos e inteligentes, uno de los cuales tendrá un signo de swastika (el símbolo masculino de pureza), y el signo del sol. El segundo gran ayudante tendrá el signo de una cruz celta con líneas rojas (representando la sangre femenina) entre los brazos de la cruz.

Cuando esté cerca la gran purificación, estos ayudantes sacudirán la tierra primero por un corto período en preparación. Después de haber sacudido la tierra dos veces más, se les unirá el Verdadero Hermano Blanco, quien se volverá uno con ellos y traerá el Día de la Purificación al mundo. Los tres ayudarán al “hermano menor” (el Hopi y otras gentes de corazón puro) para hacer un mundo mayor. En las profecías, los dos ayudantes son designados por la palabra Hopi para “población”, como si fuesen grandes grupos de gente.

Los Hopi fueron advertidos que si estos tres grandes seres fallaban, terrible maldad acontecería en el mundo y grandes números de gente serían muertos. No obstante, también se dijo que tendrían éxito si suficientes Hopi permanecían fieles al antiguo espíritu de su gente. El Verdadero Hermano Blanco y sus ayudantes les mostraría a la gente de la tierra un nuevo gran plan de vida que conduciría a la vida eterna. La tierra se volvería nueva y bella de nuevo, con una abundancia de vida y alimento.

Aquellos que se salven compartirán todo por igual. Todas las razas se mezclarán y hablarán una lengua para ser una familia.

La profecía Hopi declara que la III Guerra Mundial será comenzada por la gente que primero recibieron la Luz – China, Palestina, India y África.

Cuando venga la guerra, los Estados Unidos serán destruidos por “calabazas de cenizas” que caerían al suelo, haciendo hervir a los ríos y quemando la tierra, donde no crecería hierba durante muchos años, y causando una enfermedad que ninguna medicina podría curar. Esto solamente significa bombas nucleares o atómicas; ninguna otra arma causa tales efectos.

Los refugios contra las bombas serán inútiles, ya que,

“Aquellos que estén en paz en sus corazones ya está en el Gran Refugio de la Vida. No hay refugio contra la maldad. Cuando el Saquahuh (Estrella Azul) Kachina dance en la plaza y se quite su máscara, el tiempo del gran juicio estará allí.”

Los Hopi creen que solo ellos serán salvados.

Los Hopi también ha profetizado que,

“La Isla Tortuga podría volcarse más de dos o tres veces, y los océanos podrían unir sus manos y encontrarse con el cielo.”
Est parece ser una profecía de un “cambio de polo” – la movida de un solo tirón del planeta sobre su eje. Los Hopi llaman a esta inminente condición – y aquella de nuestra sociedad ahora – “Koyaanisqatsi”, lo que significa “mundo fuera de balance… un estado de vida que clama por otro camino”.

La siguiente extraordinaria Profecía Hopi fue publicada por primera vez en un manuscrito mimeografiado que circuló entre varias iglesias metodistas y presbiterianas en 1959. Algunas de las profecías fueron publicadas en 1963 por Frank Waters en El Libro de los Hopi (The Book of the Hopi).

El cuento comienza describiendo cómo, mientras estaba manejando a lo largo de una autopista del desierto, un día caluroso, en el verano de 1958, un ministro llamado David Young paró a ofrecer a un anciano Indio llevarlo en su coche, quien aceptó con un cabeceo.

Después de varios minutos de silencio, el Indio dijo:

“Yo soy Pluma Blanca, un Hopi del antiguo Clan del Oso. En mi larga vida he viajado a través de esta tierra, buscando a mis hermanos, y aprendiendo de ellos muchas cosas llenas de sabiduría. Yo he seguido los caminos sagrados de mi gente, que habitan los bosques y muchos lagos en el este, y la tierra de hielo y largas noches en el norte, y los lugares de santos altares de piedra, construidos hace muchos años por mis los padres de mis hermanos en el sur. De todo esto, he escuchado las historias del pasado, y las profecías del futuro. Ahora, muchas de las profecías se han convertido en historias, y pocas quedan – el pasado se vuelve más largo, y el futuro más corto.

“Y ahora Pluma Blanca está muriendo. Sus hijos, todos se han unido a sus ancestros, y pronto el también estará con ellos. Pero no queda nadie, nadie para recitar y pasar hacia delante la Antigua sabiduría. Mi pueblo se ha cansado de las viejas costumbres – las grandes ceremonias que cuentan de nuestros orígenes, de nuestra aparición en el Cuarto Mundo, están casi todas abandonadas, olvidadas, sin embargo, aun esto ha sido profetizado. El tiempo se vuelve corto.

“Mi gente espera a Pahana, el Hermano Blanco perdido, (de las estrellas), como lo hacen todos nuestros hermanos en la tierra. El no será como los hombres plancos que conocemos ahora, quienes son crueles y codiciosos. Nos han dicho de su venida hace mucho tiempo. Pero aun así, nosotros esperamos a Pahana.

“El traerá con el los símbolos, y la pieza faltante de aquella tablilla sagrada, ahora guardada por los ancianos, dada a el cuando se fue, que lo identificará como nuestro Verdadero Hermano Blanco.

“El Cuarto Mundo terminará pronto, y el Quinto Mundo comenzará. Esto lo saben los ancianos en todas partes. Las Señales han sido cumplidas sobre muchos años, y pocas son las que quedan.

“Esta es la Primera Señal: Nosh an dicho de la venida de hombres de piel Blanca, como Pahana, pero que no viven como los hombres Pahana, quienes tomaron la tierra que no era de ellos. Y hombres que golpeaban a sus enemigos con truenos.

“Esta es la Segunda Señal: Nuestras tierras verán la venida de ruedas giratorias llenas de voces. En su juventud, mi padre vio esta profecía volverse verdad con sus propios ojos – los hombres blancos trayendo a sus familias en carros a través de las praderas.”

“Esta es la tercera Señal: Una extraña bestia, como un buffalo, pero con grandes y largos cuernos, correrá por la tierra en grandes números. Esto, Pluma Blanca lo vio con sus ojos – la venida del ganado de los hombres blancos.”

“Esta es la Cuarta Señal: La tierra será cruzada por serpientes de hierro.”

“Ésta es la Quinta Señal: La tierra será entrecruzada por una gigantesca tela de araña.”

“Esta es la Sexta señal: La tierra será entrecruzada con ríos de piedra que hacen cuadros en el sol.”

“Esta es la séptima señal: Usted oirá del mar volviéndose negro, y muchas cosas vivientes muriendo por esta causa.”

“Y esta es la Octava Señal: Usted verá muchos jóvenes que llevarán sus cabellos largos, como mi gente, venir y unirse a las naciones tribales para aprender sus costumbres y su sabiduría.”

“Y esta es la Novena y última Señal: Usted escuchará de un lugar de morada en los cielos, arriba de la tierra, que caerá con gran desplome. Aparecerá como una estrella azul. Muy pronto después de esto, cesarán las ceremonias de mi pueblo.”

“Estas son las Señales que una gran destrucción está por venir. El mundo se mecerá hacia delante y hacia atrás. El hombre blanco batallará en contra de otros pueblos en otras tierras – con aquellos que poseyeron la primera luz de sabiduría. Habrá muchas columnas de humo y fuego, así como las ha visto Pluma Blanca que hace el hombre blanco en los desiertos, no lejos de aquí. Solo aquellos que vendrán causarán enfermedades y una gran mortandad.

“Muchos de mi pueblo, comprendiendo las profecías, estarán seguros. Aquellos que permanezcan y vivan en los lugares de mi pueglo también estarán seguros. Luego habrá mucho para reconstruir. Y pronto – muy pronto después regresará Pahana. El traerá con el el amanecer del Quinto Mundo. El plantará las semillas de su sabiduría en sus corazones. Aun ahora, las semillas están siendo plantadas. Estas suavizarán el camino para la Aparición del Quinto Mundo.

“Pero Pluma Blanca no lo verá. Yo estoy Viejo y estoy muriendo. Tu – quizás lo versa. A su tiempo, a su tiempo…”

El viejo Indio cayó en el silencio. Ellos habían llegado a su destino, y el Reverendo David Young paró para dejarlo salir del vehículo. Nunca más se volvieron a encontrar. El Reverendo Young murió en 1976, por lo que no vivió para ver el cumplimiento de esta notable profecía.

Las señales son interpretadas como sigue:

La primera señal es sobre armas.

  • La segunda Señal es de los vagones cubiertos de los pioneros.

  • La Tercera Señal es del Ganado de largos cuernos.

  • La Cuarta Señal describe los rieles de ferrocarriles.

  • La Quinta Señal es una clara imagen de nuestras líneas de energía eléctrica y líneas telefónicas.

  • La Sexta Señal describe autopistas de concreto y sus efectos que producen espejismos.

  • La Séptima Señal cuenta de derrames de petróleo en el océano.

  • La Octava Señal claramente indica el “Movimiento Hippy” de los años sesenta.

  • La Novena Señal era la Estación Espacial estadounidense, Skylab, que cayó a la Tierra en 1979. Según un testigo ocular australiano, parecía azul al estar quemándose. azul.

Otra profecía Hopi advierte que nada deberá traerse de regreso de la Luna – obviamente anticipándose a la misión Apolo 11, que regresó con muestras de basalto lunar. Si esto se hiciera, advirtieron los Hopi, el balance de las leyes naturales y universales, y las fuerzas serían perturbadas, dando como resultado terremotos, cambios severos en patrones climáticos y malestar social. Todas estas cosas están sucediendo ahora, aunque, por supuesto, no necesariamente por las rocas lunares.

Los Hopi también predijeron que cuando el “corazón” de la tierra Hopi sea cavado, grandes perturbaciones se desarrollarán en el balance de la naturaleza, puesto que la tierra Hopi sagrada es la imagen microcósmica del planeta entero; cualquier violación de la naturaleza en la región de las cuatro esquinas será reflejada y amplificada por toda la Tierra

En 1959, una delegación de seis hombres de tradicionales líderes Hopi, guiados por el finado líder espiritual, Dan Katchongva, viajó al Edificio de las Naciones Unidas en Nueva York para cumplir con una sagrada misión, de acuerdo con antiguas instrucciones Hopi. Por su conocimiento profético, los líderes Hopi sintieron que era tiempo de ir al este, a la esquina de su tierra madre, donde una “casa de mica” (el edificio de Las Naciones Unidas) estaría erguida allí en este tiempo, donde los Grandes Líderes de muchas tierras estarían reunidos para ayudar a cualquier pueblo que estuviera en problemas.”

Tenían que ir cuando la tierra madre de los Hopi o algunos otros hermanos Indios estuviera por ser quitada de ellos, y su modo de vida estuviera en peligro de ser completamente destruido por los malvados entre los Hombres Blandos, y por algunos otros hermanos Indios que estaban influenciados por la Raza Blanca. Este es un peligro claro y actual: la traición de tratados Indios-E.E.U.U., ventas de tierras, y la minería de carbón y uranio está destruyendo la tierra Hopi y a su pueblo – y todos los otros pueblos y tierras, en un eventual efecto…

Según la profecía, por lo menos uno, dos o tres líderes o naciones escucharían y comprenderían las advertencias Hoy, como,

“Se ha dicho que ellos también deberían conocer estas instrucciones antiguas”.

Al escuchar el mensaje de los Hopi, ellos actuarían inmediatamente para corregir muchos errores que son hechos a la raza elegida – el Hombre Rojo, que fue concedido el permiso de sostener, en confianza, toda tierra y vida del Gran Espíritu. Esta profecía parecería que ha fallado. La profecía Hopi también declara que las puertas de la “Casa de Cristal” serían cerradas a ellos.

Este era el caso al principio, aunque ellos habían entregado su mensaje a la Asamblea de las Naciones Unidas desde entonces:

“Cuando los Grandes Líderes en la Casa de Cristal se negaran a abrir la puerta a ustedes, cuando se paren ante ella ese día, [Repetido, de nuevo, en 1993], no se desalienten o se den la vuelta por el camino que andan, sino que tomen coraje, determinación, y sean regocijados en sus corazones, porque desde ese día, la Raza Blanca, que está en su tierra con ustedes, se cortarán a ellos mismos de ustedes, y desde entonces se conducirán a sí mismos al Mayor Castigo al Día de la Purificación. Muchos serán destruidos por sus errores y maneras del mal. El Gran Espíritu ha decretado y nadie lo podrá parar, cambiar, o aumentar nada. ¡Será cumplido!”

El 7 de agosto de 1970, un espectacular avistamiento OVNI fue presenciado por docenas de personas y fotografiado por Chuck Roberts del “Courier” de Prescott (Arizona). Este avistamiento curio después de una “llamada OVNI” por Paul Solem y varios Indios Hopi. Este avistamiento fue interpretado por algunos Hopis como siento un cumplimiento parcial de ciertas profecías Hopi, dadas por el Gran Espíritu Maasau, e inscritas en la Segunda Mesa, advirtiendo de la venida del Día de la Purificación, cuando los verdaderos Hopi serían llevados en vuelo a otros planetas, en “naves sin alas.”

La profecía Hopi también nos dice que habrá una migración masiva de Indios hacia el norte de Mexíco, América Central y del Sur. La migración será conducida por un viejo Indio, de 130 años, llamado Atchata Eetchana. El movimiento vendrá después de un enorme fuego y explosión que anunciará el advenimiento del Verdadero Hermano Blanco.

Según la creencia de los Hopi, los sobrevivientes del Gran Diluvio hace millares de años, se dividieron en cuatro grupos que me mudaron al norte, sur, este y oeste. Solamente un grupo complete su jornada – hacia el Polo Norte y de regreso – bajo la guía de una brillante “estrella”, en la cual viajaba el Gran Espíritu Maasau. Cuando arribó, el extrajo un petroglifo en Segunda Mesa, mostrando una virgen (con el tradicional arreglo “mariposa” de cabello), montando en una nave sin alas, con forma de domo. El petroglifo significa el venidero Día de la Purificación, cuando los verdaderos Hopi volarán a otros planetas en “naves sin alas.”

La profecía también advierte que habrá tres divisiones entre los Hopi

  • La primera división fue en 1906 entre los Tradicionalistas y los Modernistas. Los Tradicionalistas fueron forzados a dejar Oraibi y moverse a Hotevilla.

  • La segunda división tuvo lugar en la vigilia de la espectacular aparición de OVNIs en Agosto de 1970.

Cerca de Oraibi, Arizona, hay un petroglifo conocido conocido como la Roca de la Profecía, la cual simboliza muchas profecías Hopi.

Su interpretación es:

La figura humana a la izquierda es el Gran Espíritu. El arco a su izquierda representa sus instrucciones a los Hopi de bajar sus armas. La línea vertical a la derecha del Gran Espíritu es una escala de tiempo en miles de años. El punto en el cual el gran Espíritu toca la línea es el tiempo de su retorno.


Roca de la Profecía

El “camino de la vida” establecido por el Gran Espíritu se divide en los caminos más bajos, estrechos de continua Vida en armonía con la naturaleza, y el camino ancho de arriba es el del hombre blanco con sus logros científicos. La barra entre los caminos, arriba de la cruz, es la llegada la hombres blancos; la Cruz es aquella de la Cristiandad. El círculo abajo de la cruz representa el continuo Camino de la Vida.

Las cuatro pequeñas figures humanas en el camino de arriba representan, en un nivel, los tres mundos pasados y el presente; en otro nivel, las figuras indican que algunos de los Hopi viajarán en el camino del hombre blanco, habiendo sido seducidos por su encanto.

Los dos círculos en el Camino de la Vida más abajo son las “grandes sacudidas de la tierra” (Guerras Mundiales Una y Dos). La swástica en el sol y la cruz celta representan los dos ayudantes de Pahana, el Verdadero Hermano Blanco.

La línea corta que regresa al recto Camino de la Vida es la última oportunidad par alas personas, a que regresen a la naturaleza antes de que se desintegre y se disipe el camino de arriba. El círculo pequeño arriba del camino de la Vida, después de la última oportunidad, está la Gran Purificación, después de la cual el maíz crecerá en abundancia de nuevo, cuando regrese el Gran Espíritu. Y el Camino de la Vida continúa por siempre…

El escudo Hopi en la esquina inferior derecha simboliza la Tierra y el área de las Cuatro Esquinas, donde los Hopi han sido puestos en reserva. Los brazos de la cruz también representan las cuatro direcciones hacia las cuales ellos emigraron, según las instrucciones del Gran Espíritu.

Los puntos representan los cuatro colores del maíz Hopi, y los cuatro colores raciales de la humanidad.

VER MESA VERDE EN MENU
Cliff Palace


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: